Niko Kovac es el DT elegido para suceder a Heynckes en el banquillo del Bayern Múnich. Su admirable labor en Eintracht Frankfurt –su primera experiencia como entrenador en la Bundesliga– le ha granjeado la confianza de la directiva muniquesa. El objetivo, prolongar los éxitos del equipo más laureado del fútbol alemán.

Bundesliga en Español desgrana con diez bocados informativos lo indispensable de Niko Kovac, el entrenador del equipo más potente de Alemania y grande entre los grandes en Europa, el Bayern Múnich.

1) Un germano-croata

Las palabras del Bayern Múnich cuando buscaba un sucesor de Jupp Heynckes siempre fueron “queremos un entrenador alemán”. Entonces, ¿cómo es posible que un exfutbolista internacional con Croacia acabe como DT de Los Bávaros? La cuestión es que Niko Kovac nació y se crió en Berlín, hijo de inmigrantes croatas llegados de Bosnia-Herzegovina, en esa época todavía parte de la ya extinta Yugoslavia (hasta aquí la clase de Historia contemporánea). Llegado el momento, Kovac tuvo que elegir entre la selección nacional de Alemania, Croacia y Bosnia; pero en lo referido a un director técnico “alemán”, Kovac lo es. Y así lo entendieron los mandamases del Bayern, Uli Hoeneß y Karl-Heinz Rummenigge.

EQUIPOS, PALMARÉS, EXPERIENCIA COMO DT: Una mirada a Niko Kovac

Niko Kovac conoce a la perfección el Bayern Múnich y a su directiva, con la que mantiene una estrecha relación. En la imagen, saludando a Salihamidzic, actual director deportivo del conjunto bávaro. © gettyimages / Alex Grimm/Bongarts

2) Berlín y el Hertha, el hogar de Kovac

Berlinés de pura cepa, Niko y su hermano Robert crecieron en el barrio de Wedding, el mismo donde Jérôme y Kevin-Prince Boateng se iniciaron en el balompié. El Hertha Zehlendorf fue uno de sus primeros equipos, club que ha pergeñado figuras como Pierre Littbarski, Antonio Rüdiger, John Brooks y Christian Ziege. No obstante, su debut como futbolista profesional lo hizo con el equipo de cabecera de la capital, el Hertha Berlin; con La Vieja Dama disputó 242 partidos oficiales, el inicio de una carrera que le llevó a recorrer primero Alemania y como consecuencia de su progresión, el mundo.

3) Discípulo de Rummenigge

Seguidor del Bayern Múnich desde niño, y especialmente de Karl-Heinz Rummenigge, Kovac decoraba las paredes de su cuarto con un póster del que sería su futuro jefe muchos años después.

Con 29 años llegó el momento cumbre de Kovac, después de cinco años en la élite con Bayer Leverkusen y Hamburgo. En julio de 2001 fichó por el Bayern Múnich, un sueño hecho realidad. La Copa Intercontinental en su primera temporada y el doblete (Bundesliga y Copa Alemana) en la segunda dieron fe del acierto de su fichaje, tanto para el club como para el jugador.

Los trofeos y títulos son moneda común en Múnich, no lo es tanto el siguiente dato: Kovac es el tercer exjugador del Bayern que acaba entrenando al equipo; le precedieron Franz Beckenbauer y Jürgen Klinsmann.

Por otro lado, Kovac no será el primer croata en dirigir al Bayern Múnich. Los primeros dos entrenadores del FCB en Bundesliga fueron Zlatko Cajkovski y Branko Zebec.

Niko Kovac llega a Bayern Múnich con el beneplácito de su predecesor, Jupp Heynckes, que aprobó y celebró su nombramiento ante los medios de comunicación. © imago / Jan Hübner
"El Bayern ha tomado una muy buena decisión. Kovac estaba predestinado a tomar las riendas del Bayern". Jupp Heynckes

4) Amante de las bandas

El sistema de juego predilecto de Kovac es el 3-5-2 que caracteriza al Eintracht Frankfurt, una pista de la debilidad del germano-croata por los hombres de banda. Él mismo lo reveló al Frankfurter Rundschau en agosto de 2017: “Me gustan mucho los jugadores de banda (…). Por poner un ejemplo, cuando veo jugar a Arjen Robben y Franck Ribéry mi corazón se acelera”, confesó al diario alemán. Ninguna sorpresa pues que, a los pocos minutos de anunciarse su nombramiento, la entidad bávara confirmara su predisposición a extender los contratos de ambos curtidos extremos.

5) Experiencia internacional

Kovac todavía no se ha bregado como DT en competición europea, pero su amplia experiencia internacional como jugador le avala. Internacional con Croacia en 83 ocasiones a lo largo de 12 años, Kovac se perdió por lesión el Mundial de Francia 1998 (Croacia acabó tercera), pero sí disputó el Mundial de 2002, las Eurocopas de 2004 y 2008 y el Mundial de 2006 en Alemania, torneo en el que ejerció de capitán. El primer partido de Alemania 2006 fue ante Brasil, en el Estadio Olímpico de Berlín, a escasos minutos de donde él creció. Anécdota: Kovac también disputó el infame partido contra Australia, en el que su compatriota Josip Simunic recibió tres tarjetas amarillas antes de ser expulsado por el colegiado Graham Poll.

En el Mundial de Alemania 2006 Niko Kovac capitaneó a Croacia ante Brasil en el Estadio Olímpico de Berlín; en la imagen, en pugna por un balón con Kaká. © imago / Pressefoto Baumann

6) Niko, Ivan y Luka

No se trata de los nombres de tres personajes de una serie de ficción ni de un grupo de rock. Era el mediocampo de lujo de Croacia en tres de los cuatro partidos de la EURO 2008. Niko Kovac se encargaba de asegurar el mediocentro, mientras que Luka Modric (ahora en el Real Madrid y en esa época en el Dinamo Zagreb) e Ivan Rakitic (ahora en el FC Barcelona, entonces en el Schalke 04) se encargaban de dispensar fantasía por delante de él. Este trío era pura magia; ganó todos los partidos en la fase de grupos con un fútbol chispeante. La aventura croata acabó en una tanda de penaltis ante Turquía en cuartos de final. Kovac, con 36 años de edad, anunció su retirada como futbolista unos meses más tarde. Desde octubre de 2013 seleccionador croata, dirigió a sus otrora compañeros de mediocampo en el Mundial de 2014. De Modric dijo que era una “persona fabulosa”.      

Willkommen! James Rodríguez da la bienvenida al Bayern Múnich a Niko Kovac

7) Nueva etapa: entrenador

En 2006 fichó por el Red Bull Salzburg, donde anotó el primer gol del club en la Bundesliga austriaca, proclamándose campeón de liga en 2007 y 2009.

Después de colgar las botas decidió quedarse en Salzburgo. Primero Kovac se hizo con las riendas del equipo filial como entrenador principal, para posteriormente convertirse en asistente de Ricardo Moniz en el primer equipo. Tras la salida de Moniz y la llegada de Roger Schmidt (futuro directivo del Leverkusen) Kovac recibió la llamada de la Federación croata de fútbol para asumir el combinado Sub-21, una oferta que aceptó de buen grado. Cinco victorias en cinco partidos internacionales le catapultaron a la selección croata absoluta, en la fase de clasificación para el Mundial de 2014. “Es un gran y atractivo desafío”, expresó a la empresa.

En la imagen, Niko y Robert Kovac, dos hermanos unidos con pasado, presente ¿y futuro? en el fútbol. © gettyimages / Alex Grimm

8) Tándem fraterno

Niko estará acompañado en el banquillo del Bayern Múnich por su hermano pequeño, Robert, que ha estado a su lado en la mayor parte de su vida. Jugaron juntos en el Leverkusen, Bayern y con Croacia. Y desde la llamada de Croacia Sub-21, forman un tándem inseparable en los banquillos. “Siempre me cubrió y cubre las espaldas”, dijo a FIFATV. “Nos complementamos bien y nos entendemos a la perfección. Me da mucha confianza [entrenar con] mi hermano. Creo que nadie podría hacerlo mejor”.

ENTREVISTA Niko Kovac: cómo manejar un equipo tan heterogéneo y multicultural como Eintracht Frankfurt

9) Humanidad

Kovac ha paladeado las mieles de la victoria –recordemos sus éxitos con Bayern Múnich– pero también la amargura del fracaso. Recordar lo doloroso que es ver los sueños hacerse trizas es un detalle que en las celebraciones de un éxito puede pasarse por alto en el lado vencedor. No fue el caso de Kovac, que no solo sabe mantener la serenidad sino que dio muestra de su gran humanidad. En la 2015/16 el Eintracht Frankfurt evitó el descenso a segunda división en la fase de promoción después de vencer al 1. FC Nürnberg por 2-1 en el global. Al acabar el encuentro Kovac consoló uno por uno, arrodillándose y mostrando su apoyo, a los jugadores del Nürnberg, mientras sus propios hombres celebraban la salvación. Su tremendo gesto humano se tradujo posteriormente en un galardón por fair play.

Eintracht Frankfurt es un crisol de nacionalidades y orígenes diversos. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

10) La ONU de Eintracht Frankfurt

Berlinés, hijo de inmigrantes croatas de Bosnia-Herzegovina, es un modelo de integración. Kovac dirige sus equipos con los mismos valores. “Esto no va de brexit o fraxit, no nos importa la política, nosotros jugamos al fútbol. Lo importante es la forma de hacerlo”, declaró una vez. “Los que lo hagan mejor jugarán, no importa su edad, aspecto, si son alemanes o no”. Kovac ha dirigido en Fráncfort uno de los vestuarios más internacionales de la Bundesliga, con 17 nacionalidades diferentes; pero él ha conseguido que todos hablen el mismo idioma, dentro y fuera del campo. Incluso la arriesgada decisión en 2016 de no contar con Alexander Meier (leyenda del Eintracht) no causó estridencias en el club; Las Águilas recompusieron el vuelo y demostraron que Kovac acertaba.   

Bundesliga 2016/17 INOLVIDABLE - El salto a estrella internacional de Marco Fabián