Resumen

  • Nacido en Berlín, como jugador se desarrolló en Alemania y fue capitán con la selección de Croacia jugando como centrocampista
  • Salvó a Las Águilas del descenso y 22 meses después, su equipo lucha por clasificarse para la Champions League
  • Carlos Salcedo, David Abraham, Marco Fabián y Omar Mascarell forman parte de sus jugadores de confianza en el Eintracht

El Eintracht de Frankfurt es el primer club profesional que dirige Niko Kovac como primer entrenador. Fue seleccionador de Croacia y se formó en las categorías inferiores del RB Salzburg. En la Bundesliga, el DT de Salcedo, Abraham, Fabián y Mascarell ya se ha hecho con un hueco entre los entrenadores más destacados de la temporada. Una grata sorpresa para Las Águilas fruto del buen trabajo realizado por el club de Frankfurt en los últimos años.

Un croata nacido en Berlín

 Niko Kovac nació en Alemania en el seno de una familia bosnia que abandonó Croacia para ser uno de los primeros Gastarbeiter que emigraron al país germano. Los Gastarbeiter eran trabajadores extranjeros reclutados para reactivar la economía de una nación azotada por la Segunda Guerra Mundial.

Creció en Alemania, donde se desarrolló como persona y futbolista sin olvidar en ningún momento los orígenes de su familia. Siempre se sintió croata aunque su personalidad está claramente marcada por el carácter germano. Alemán por su mentalidad trabajadora, capacidad de sacrificio y preparación física. Croata por su carácter pasional, capacidad de improvisación y talento innato. Una mezcla explosiva.

 AL DETALLE: Carlos Salcedo, la pieza vital del Eintracht

 Así fue Kovac como futbolista

 Después de jugar en varios clubes de Berlín, Niko Kovac dio el gran salto tras fichar por el Hertha BSC en 1991, cuando apenas tenía 19 años. En La Vieja Señora se formó como futbolista, y fue donde empezó a dar los primeros pasos de su carrera profesional. Tras cinco años aprendiendo en la medular del Hertha, el siguiente reto sería el Bayer 04 Leverkusen. Pero los mayores logros como futbolista los consiguió una vez firmara con el Bayern de Múnich, donde llegó procedente del HSV en el año 2001.

Niko Kovac durante su etapa como futbolista en el Bayern Múnich © gettyimages / Alexander Hassenstein/Bongarts

Con Los Bávaros, Niko Kovac ganó una Bundesliga, una Copa de Alemania y una Copa Intercontinental, además de convertirse durante éstos años en un líder absoluto en su selección. Con Croacia, el actual DT de Las Águilas disputó dos Eurocopas y dos Mundiales, quedándose con el mal sabor de boca de no haber podido participar en Francia 98 debido a una lesión.

Tras abandonar el Bayern, Kovac regresó al que fue su primer club en la élite, el Herhta BSC. A los 35 años emprendió su primera aventura lejos de Alemania, formando parte del proyecto del RB Salzburg en Austria. Allí, se retiró como futbolista y nació el entrenador.

 Sin experiencia, con resultados

 La experiencia de Niko Kovac como entrenador se resume en tres etapas. La primera, de aprendizaje en las categorías inferiores del RB Salzburg tras abandonar los terrenos de juego. La segunda, como seleccionador en Croacia sub21, donde los resultados y su conexión con el pueblo croata fue suficiente para ser el elegido como máximo responsable de la selección absoluta. La tercera, tras ser designado DT del Eintracht de Frankfurt sustituyendo a Armin Veh.

El técnico croata logró salvar a Las Águilas en el último tercio de la competición la pasada temporada y al año siguiente regaló la primera gran alegría a su afición tras alcanzar la final de la Copa de Alemania que se disputó en la ciudad donde precisamente nació. Desafortunadamente para Kovac, aquella fue la primera derrota como entrenador en una final, un peaje que hay que pagar para obtener el éxito en el futuro. Tras varios meses demostrando su proyección en los banquillos, ha llegado el año de su consagración.

Niko Kovac junto a los futbolistas del Eintracht de Frankfurt © gettyimages / Martin Rose

Como pasara en Croacia, Niko Kovac basó su trabajo en mejorar anímicamente al vestuario antes de cambiar tácticamente al equipo. Encontrar el origen del problema hablando con los principales implicados y hacerles creer que son capaces de revertir la situación. Así ha conseguido elevar al Eintracht de Frankfurt a lo más alto de la clasificación, donde lucha por sellar el billete a Europa de cara a la próxima temporada. Un objetivo que Las Águilas no logran desde el año 2013.

 AL DETALLE: Marco Fabián abre la puerta a una extensión de contrato

 Los latinos, piezas claves para Kovac

 En la plantilla del Eintracht de Frankfurt conviven más de 18 nacionalidades en un claro ejemplo de la globalización del fútbol actual. Entre futbolistas nacidos en Finlandia, Israel, Japón, Estados Unidos, Suecia o Guayana Francesa, destacan cuatro latinos que forman la columna vertebral de Las Águilas. David Abraham y Carlos Salcedo -junto a Simon Falette- son los defensas más utilizados por Niko Kovac esta temporada. El argentino siempre fue indiscutible para su técnico hasta lesionarse, mientras que el mexicano tuvo que esperar para adentrarse en el 11 titular hasta ganarse la total confianza de su entrenador.

Carlos Salcedo y Marco Fabián, dos de los futbolistas claves para Niko Kovac © imago

En el centro del campo, solo las lesiones han apartado a Omar Mascarell y Marco Fabián del equipo base de Niko Kovac. El primero fue canterano del Real Madrid y aterrizó en la Bundesliga siendo importante para el DT de Las Águilas desde el inicio. “Tiene seguridad con el balón, se anticipa y siempre está dos o tres pasos por delante del contrario”, aseguró Kovac una vez volvió a contar con Mascarell tras su lesión. Por su parte, Marco Fabián fue uno de los líderes del equipo la pasada temporada aportando goles y asistencias. Su vuelta a los terrenos de juego está más cerca que nunca y Niko Kovac sabe que gana a un hombre importante de cara a la recta final de campeonato. Una guinda que llega al pastel más dulce a orillas del Meno.

Si la familia de Kovac llegó para hacer resurgir la economía de Alemania, el DT croata llegó para hacer resurgir el vuelo de Las Águilas en Europa. Un auténtico Gastarbeiter.