Resumen

  • En julio del 2016 el español firmó un contrato por cuatro años con el Borussia Dortmund.
  • Marc pudo sobreponerse al atentado que sufrió el autobús del club donde fue el único afectado.
  • Se ha consolidado como un jugador emblemático de BVB y ya es uno de los más queridos por la afición.

Si hay un futbolista pasional y entregado ese es el central español Marc Bartra. Llegó a la Bundesliga hace un año para dejar la piel por los colores del Borussia Dortmund y ha tenido que superar momentos complicados, aunque también ha saboreado las mieles del triunfo. ¡Reviva aquí el gran año de Marc Bartra!

Después de ganarlo todo con el FC Barcelona, equipo en el que debutó como profesional y con el que conquistó cinco títulos de la Liga española y dos UEFA Champions League, la carrera de Marc Bartra se dirigió rumbo a la Bundesliga. El talentoso central se comprometió con el Borussia Dortmund hasta el 2020 para ser el sucesor del querido Mats Hummels, una misión nada sencilla por lo que había hecho en el Signal Iduna Park el ahora jugador del FC Bayern München. Pero desde los primeros días Bartra se sintió como en casa. El inicio de una bella historia que se empezó a escribir en el verano de 2016.

Cómodo, feliz y con mucha confianza, así se presentó Marc Bartra en la Bundesliga. Se jugaba la primera fecha de la temporada 2016-2017 contra el 1. FSV Mainz 05 teniendo como testigos a más de 80 mil almas en el Signal Iduna Park. Debutó como titular contra Los Carnavaleros y dejó todo en la cancha, ganándose desde el primer día el reconocimiento de la grada en aquella victoria de dos goles a uno. Un triunfo especial e inolvidable para él a pesar de haber salido con huellas de la batalla. Aquellos primeros minutos de Bartra en el BVB vislumbraron un futuro prometedor, lleno de buenos momentos.

Desde sus inicios, Marc Bartra fue un jugador curtido en la exigencia. En Barcelona, al lado de grandes futbolistas como Lionel Messi o Carles Puyol, vivió con intensidad los clásicos, partidos de alto calibre que no intimidaron al central ibérico sino todo lo contrario. Y cuando tuvo la oportunidad de vivir uno en la Bundesliga, demostró que su talento defensivo era una cosa seria. En la fecha 11 de la temporada anterior en el Der Klassiker tuvo una actuación dominante, al anular completamente al siempre peligroso Robert Lewandowski y desarticular a la dupla Müller-Ribery. En el partido que todo el mundo tenía puestos sus ojos, Bartra se encumbró y fue designado MVP de aquella Fecha 11.

Pero no todo fue felicidad en el primer año de Marc en la Bundesliga. El español vivió en carne propia un atentado en contra del autobús del Borussia Dortmund: el 11 de abril del 2017, en el trayecto rumbo al estadio para enfrentar al AS Mónaco por la UEFA Champions League. El central fue el único que sufrió heridas por las detonaciones al ser alcanzado por fragmentos de cristal que habían saltado por los aires. Debido a ello, el central tuvo que ser operado de su brazo y mano derecha. Una dura experiencia que marcó la vida del futbolista. “El dolor, el pánico y la incerteza de no saber lo que estaba pasando, ni cuánto tiempo duraría. Fueron los 15 minutos más largos y duros de mi vida”, declaró días después de ser intervenido.

Pero Bartra regresó más fuerte que nunca un mes después para tomar de nueva cuenta su lugar en el once inicial del Borussia Dortmund. Los Negriamarillos volvieron a contar de nuevo con su gran central y el futbolista terminó ganándose el reconocimiento mundial por su espíritu inquebrantable y alzando la Copa Alemana en Berlín, tras formar como titular en la final ante el Eintracht Frankfurt.

Para ver: Así fue el emocionante regreso de Marc Bartra a las canchas

Las emociones para el  jugador forjado en La Masía no cesaron en este su primer año en Alemania. Después de superar el trago amargo que significó el atentado, Bartra concretó su alianza matrimonial con su novia la periodista Melissa Jiménez, con la que ya tenía una relación de tres años y una hija en común. En el evento celebrado en tierras catalanas lo acompañaron sus ex compañeros en el Barcelona Carles Puyol, Xavi Hernández, Jordi Alba, Sergio Busquets y Thiago Alcántara pero, además de los astros del balón del club catalán, la pareja contó con el cariño de muchos de los compañeros del del BVB como Julian Weigl, Gonzalo Castro, Erik Durm y Roman Bürki.

Ahora, en el ocaso de su primer año en la Bundesliga, la vida de Marc Bartra no podía ir mejor en el plano personal y profesional. Consolidado como un jugador emblemático del Borussia Dortmund, arrancó la nueva temporada la 2017-2018 de la mejor manera posible. En la primera Fecha, en casa del VfL Wolfsburg, se puso el traje de torero para marcar un golazo. Como si fuera un delantero de raza, se enfiló al área por la franja izquierda, recibió la pelota, levantó la cara y la incrustó con muy poco ángulo de tiro en la esquina superior izquierda del portero rival. Gol que representó el segundo de su equipo en el partido que terminarían ganando 3-0.

Pero este gol tuvo un sabor muy especial, ya que la hermosa anotación fue cargada con mucho sentimiento en memoria de las víctimas del trágico atentado de Barcelona días antes. Marc se quitó el brazalete negro, lo besó, miró al cielo en señal de respeto y dedicó uno de los mejores goles de su carrera a la gente de su tierra natal.

Todo corazón, Bartra ha demostrado ser un tipo de los que nunca se rinden. Barcelona antes y ahora Dortmund pueden dar fe de una entrega constante y un espíritu inquebrantable, forjado en años de una meteórica carrera que hoy alcanza su madurez en suelo alemán. El fútbol le entregó a Marc Bartra una segunda oportunidad y él está sabiendo aprovecharla. ¡Bravo, Marc!