Resumen

  • En abril, el autobús del Borussia Dortmund sufrió un ataque con explosivos.
  • Marc Bartra resultó herido pero ya está recuperado y de regreso a las canchas.
  • Dialogamos en exclusiva con el jugador para conocer cómo vivió estos momentos y cómo ha sido su recuperación.

El planeta fútbol se paralizó por una noche el pasado abril, cuando un atentado con bombas contra el autobús del Borussia Dortmund sacudió los cuartos de final de la Champions League. Bundesliga en Español platicó en exclusiva con Marc Bartra, quien resultó herido en el siniestro, sobre su experiencia aquella noche. Así se vivió uno de los sustos más grandes en la memoria reciente del fútbol:

“Sentí muchísimo dolor en el brazo y un viento muy caliente en la cara. No podía moverme, no oía casi nada, solo escuchaba un pitido. Todos gritaban ‘¡al suelo!’. No sabíamos qué estaba pasando, nadie lo sabía. Me miré el brazo y estaba lleno de sangre, entonces se acercó Sokratis y le gritó al médico que por favor venga, ‘que Marc está muy mal’”.

Así describe el defensa del Borussia Dortmund la experiencia más intensa de su vida. La amoratada cicatriz en su brazo derecho, muda testigo de las explosiones que afectaron al bus del cuadro negriamarillo la noche del 11 de abril de 2017, es un constante recordatorio de los hechos. El club se dirigía desde su hotel de concentración hacia el Signal Iduna Park de Dortmund para enfrentar al AS Mónaco por los cuartos de final de la UEFA Champions League cuando el estruendo de varias detonaciones al costado del autobús interrumpieron su trayecto.

“No me podía mover y solo pensaba en mi hija. La fisioterapeuta me pegó un par de cachetadas mientras me decía ‘¡Marc no te duermas!’. No se si fueron diez minutos, pero para mí fueron cuatro horas. Vino la ambulancia y por suerte fue todo normal. Recuerdo llegar al hospital y ver a Melissa, cómo estaba…”.

Melissa Jiménez, compañera de vida del jugador, madre de su hija Gala y próximamente su esposa, fue fundamental en la recuperación del defensa. Más allá de la cirugía que Bartra necesitó en su antebrazo y de las secuelas físicas del procedimiento, el estado anímico del jugador era muy delicado y para ello solo había un remedio, que naturalmente no faltó en ningún momento: el cariño de su familia, sus compañeros, la ciudad de Dortmund y del planeta fútbol entero.

A pesar de que sus compañeros debieron afrontar la eliminatoria de Champions apenas un día después del atentado, todos ellos pasaron por su habitación en el hospital para darle fuerzas. Los aficionados, tanto del BVB como del Mónaco, realizaron toda clase de gestos de hermandad para enviarle fuerzas al jugador.

“El primer día no vi el teléfono, no podía. La primera vez que vi a mi hija en el hospital fue un momento muy bonito, le di un beso. Luego abrí el teléfono, prendí la tele y vi todo lo que se llegó a mover, incluso los aficionados del Mónaco. Me sentí muy querido”.

Los jugadores del BVB dedicaron el triunfo ante el Eintracht Frankfurt, el primer partido tras el atentado, a Marc Bartra. © gettyimages / Alex Grimm

Superada la operación y con el alta bajo el brazo, comenzó el proceso de recuperación del jugador. A través de sus cuentas en redes sociales, Bartra dio a sus aficionados esperanzadoras imágenes de sus trabajos individuales y diversos homenajes en las cinco semanas que debió estar apartado mientras sanaba su brazo. Desde los trabajos del jugador en la innovadora máquina de pases Footbonaut del BVB, hasta las imágenes de una estatua camino al complejo deportivo de Brackel con su camiseta, Bartra documentó su camino de regreso paso a paso.

Finalmente llegó el esperado día, la última fecha de la Bundesliga ante el SV Werder Bremen en el Signal Iduna Park vio el regreso de Marc Bartra a las canchas. Originalmente el español iba a estar en el banco de suplentes, pero molestias de última hora impidieron a Marcel Schmelzer ocupar su puesto en el once abridor. ¡Vaya partido para regresar! El BVB necesitaba ganar sí o sí para clasificarse a la fase de grupos de la Champions y Bartra tuvo la oportunidad de ayudar al objetivo desde el pitazo inicial.

>>Vea la entrevista de Owomoyela con Marca Bartra. ¡Aquí!<<

“Tenía miedo de que pasara mucho tiempo sin poder volver a jugar. Los primeros minutos fueron increíbles. Volver en apenas un mes y encima ganar como lo hicimos, con todo lo que implicaba: la clasificación a UCL y acabar terceros… Cuando llegué a casa le dije a Meli que ese fue mi momento más feliz desde que juego al fútbol. Más allá de ser el último partido y la clasificación, volver a hacer lo que me gusta frente a la afición que tanto cariño me dio... me he sentido muy querido”.

Desde la plaga de lesiones que ha aquejado al vestuario a lo largo de la temporada, pasando por la inesperada baja de Mario Götze por un desorden metabólico y culminando con el tan discutido atentado, al Borussia Dortmund le ha pasado de todo. La perseverancia del Marc Bartra y de toda la plantilla ante estas múltiples adversidades tuvo su premio una semana después en la final de Copa Alemana en Berlín. Los Negriamarillos se impusieron 1-2 al Eintracht Frankfurt para llevarse la Pokal a casa por cuarta vez en su historia.

“A veces me levantaba en la mitad de la noche sudando pensando que estaba en el autobús. Ahora lo veo como una fortaleza, ese momento al final se dio porque alguien quiere que estemos aquí y que hagamos cosas buenas. La primera de ellas fue el título de copa y eso es importante”.

Una experiencia como la que vivió Marc Bartra le cambia la vida a cualquiera. El jugador dice haber superado el incidente con un importante y valiosa lección:

“Estábamos en el bus, tan tranquilos, esperando ir a hacer lo que más nos gusta y en un segundo pasó lo que pasó. Un segundo te cambia la vida. Dentro de una semana, dentro de un mes… todo eso lo veo muy lejos. Cada día intento valorar el ahora, el momento”.

Los aficionados del fútbol esperan con ansias ver esta nueva actitud hacia la vida convertirse en más títulos con el Borussia Dortmund la próxima temporada. Con muchos jóvenes jugadores que llegaron al club apenas este año, la campaña 2017/18 será una oportunidad para que este grupo de caras frescas y ambiciones deportivas sin techo muestre su potencial. El inquebrantable Marc Bartra y su equipo volverán a la acción el 5 de agosto para disputar la Supercopa Alemana frente al FC Bayern München en el Signal Iduna Park.