Resumen

  • Ambos equipos fueron los dos conjuntos revelación de la pasada temporada.
  • RB Leipzig ha acusado el hecho de participar en una competición tan exigente como la Champions League.
  • TSG Hoffenheim ha acusado en demasía las bajas de figuras de la talla Süle, Toljan y Rudy, piezas claves en la pasada campaña.

RB Leipzig y TSG 1899 Hoffenheim, tras una espectacular temporada anterior en la que fueron los equipos revelación, han bajado su rendimiento en la presente campaña.

¡Lo difícil no es llegar, sino mantenerse! Esta máxima del deporte y de la vida en general se están cumpliendo en la presente temporada para los dos equipos revelación de la campaña anterior: RB Leipzig y TSG 1899 Hoffenheim. ¿Por qué no están teniendo el mismo rendimiento que en la Bundesliga 2016/17. En Bundesliga en Español le damos algunas claves de los porqués de estos cambios en el rendimiento.

RB Leipzig: El precio de la Champions

La temporada de debut en la Bundesliga fue digna de enmarcar en la historia del fútbol alemán. El RB Leipzig escribió historia en la Bundesliga y fue el primer recién ascendido que logró finalizar el campeonato como segundo clasificado. ¡Toda una gesta para los muchachos de Ralph Hasenhüttl! que durante gran parte tres cuartas partes del campeonato fueron una seria amenaza al reinado del FC Bayern München.

Los Toros sorprendieron con un juego vertical con rápidas transiciones y con una extenuante presión alta que ahogaba a las defensas contrarias. Nombres como el de Werner, Forsberg, Keita, entre otros, anteriormente casi desconocidos, pasaron a llenar portadas de los medios. El Leipzig funcionó como una máquina perfectamente engrasada y su buen hacer fue recompensado con el más que merecido segundo puesto.

Los secretos tácticos del equipo que deslumbró en la pasada temporada

Emil Forsberg, con 22 asistencias, fue pieza clave en la gran temporada anterior del RB Leipzig © gettyimages

Con apenas variaciones en la plantilla, los sajones iniciaron la presente Bundesliga y además su debut en la Champions League, donde quedó emplazado en un grupo con Besiktas (próximo rival del Bayern), Oporto y Mónaco (semifinalista en la pasada edición). La exigencia de los rivales y el hecho de jugar dos partidos por semana pasaron factura en el equipo. Hasenhüttl optó por realizar rotaciones y el equipo lo acusó en las dos competiciones. Al final, el esfuerzo europeo no fue suficiente y el equipo hubo de conformarse con un tercer puesto que lo relegó a jugar la Europa League. En la Bundesliga, Los Toros cerraron la primera vuelta en el quinto puesto con 28 puntos (once menos que en la temporada anterior).

Inolvidable: El debut del RB Leipzig en la Bundesliga que anticipó su gran éxito

Piezas claves en baja forma

Timo Werner, Naby Keita y Emil Forsberg fueron las piezas claves del RB Leipzig en la pasada temporada. En esta campaña las cosas no parecen marcharles también. Werner, aunque prácticamente viene repitiendo los mismos números que la temporada anterior, no parece estar siendo tan determinante. Al joven delantero alemán los defensas le tienen tomada la matrícula e intentan no concederle espacios donde el ex del Stuttgart se desenvuelve como pez en el agua. Más destacados son los bajones de forma de Naby Keita y Emil Forsberg. El guineano (que la próxima temporada vestirá la camiseta del Liverpool) ha sido dosificado por el técnico y está por debajo del nivel que demostró durante la temporada pasada. Mete menos goles, da menos asistencias y participa menos en el juego. Preocupante son las bajas prestaciones hasta la fecha de uno de los jugadores más brillantes en la pasada edición de la Bundesliga: Emil Forsberg. El sueco con 22 asistencias fue el mejor asistente de la pasada campaña, además, marcó ocho tantos y fue un azote para las defensas por su dinamismo, su facilidad en el último pase y su gran disparo desde larga distancia. En la presente temporada, dos asistencias y un solo gol deslucen su currículum. Además, el rubio centrocampista solo suma doce partidos de liga y es baja en la misma desde la Fecha 15 por una lesión abdominal.

Todos estos factores sumados al hecho de que el equipo ha dejado de ser un desconocido para sus rivales, quienes lo estudian y buscan antídotos, además de que las nuevas incorporaciones del pasado verano no acaban de despuntar, explican el irregular momento de un RB Leipzig que, pese a no ser el brillante equipo que deslumbró a Europa la temporada pasada, aún tiene muchas cosas que decir en esta Bundesliga.

Tras una gran campaña 2016/17, el Hoffenheim de Julian Nagelsmann lucha por reencontrarse consigo mismo. © gettyimages / Lars Baron

TSG Hoffenheim: Se desvanece el efecto Nagelsmann

Julian Nagelsmann, el técnico más joven de la historia de la Bundesliga, sorprendió al mundo del fútbol en la pasada temporada con un estilo asociativo y con el balón como protagonista que situó a un modesto equipo nada más y nada menos que en la fase previa de la Champions League. El TSG 1899 Hoffenheim se ganó dicho honor firmando una campaña magnífica, en la que cerraron la primera vuelta como el único equipo invicto de las grandes ligas europeas y nunca fue derrotado en sus partidos como local a lo largo del campeonato. Nombres propios como Bauman Süle, Toljan, Rudy, Demirbay, Amiri, Wagner y Kramaric rindieron a un grandísimo nivel ofreciendo tardes gloriosas para los de Sinsheim.

Vídeo: El exitoso sistema de juego del Hoffenheim en la temporada anterior

No hubo suerte en la previa de la Champions y el TSG quedó emparejado con el Liverpool FC. Pese a dar buena imagen en ambos partidos, los ingleses fueron demasiado rival para los pupilos de Nagelsmann, que tuvieron que conformarse con disputar la Europa League. El esfuerzo de la previa de Champions y la disputa de la Europa League hizo mella en el equipo, que se ha venido mostrando bastante irregular en lo que va de campeonato, alternando actuaciones corales (el 2-0 y 4-0 en casa ante Bayern y Leipzig) con sonoros fracasos (1-4 ante el Leverkusen y el sonrojante 3-0 en Hamburgo). Además, las bajas de hombres fundamentales como Süle, Toljan, Rudy y de Wagner (reciente mercado invernal) le han pasado factura. Los recambios no han estado a la altura. La defensa de tres es más vulnerable que en la pasada campaña. Ni Demirbay, ni Amiri se han alcanzado al nivel del curso pasado y en ataque, ni Wagner (hasta su traspaso) ni Kramaric han visto puerta como antaño, tan solo Uth (que jugará en el Schalke la próxima temporada) ha ofrecido buenas prestaciones de cara a gol. Las incorporaciones veraniegas, salvo Gnabry a cuenta gotas, no han demostrado nada y el equipo no se ha reforzado en este mercado invernal.

Niklas Süle fue una de las piezas claves del buen fucionamiento defensivo del Hoffenheim en la temporada anterior. © imago / Sven Simon

El equipo concluyó la primera vuelta en el séptimo puesto con cinco puntos menos que en la pasada campaña y el sueño europeo concluyó en diciembre con una pobre prestación en un grupo que no parecía demasiado complicado a priori. Al igual que le sucede al Leipzig, los rivales estudian los mecanismos de Nagelsmann y buscan contrarrestar su juego. El año pasado sorprendió, ahora le cuesta mucho más hacerlo. La mejor noticia es la aparición del joven talento de Dennis Geiger, un mediocentro de 19 años al que su técnico le ha entregado la manija en el centro del campo. Nagelsmann intentará presionar los resortes adecuados para revitalizar al equipo y volver a saborear la “miel” europea que tan amargo sabor de boca ha dejado este año.