Resumen

  • Emil Forsberg, con 15 asistencias, es el máximo asistente en la actual campaña de la Bundesliga.
  • El mediapunta sueco también ha demostrado su capacidad goleadora y ya suma ocho goles.
  • El jugador del RB Leipzig afirma sentirse encantado en Leipzig y en la Bundesliga.

Una de las claves del éxito del RB Leipzig tiene un nombre propio: Emil Forsberg. El sueco es esta temporada el jugador más destacado del equipo y uno de los mejores de la Bundesliga. La estrella de las asistencias habló en exclusiva con Bundesliga en Español sobre el porqué de la sobresaliente campaña del club debutante y de la habilidad de los suecos para aprender tan rápidamente otros idiomas.

Bundesliga en Español: Señor Forsberg, ¿cuándo sintió por primera vez que esta temporada sería no solo buena, sino muy especial para el RB Leipzig?

Emil Forsberg:  Eso es difícil de decir. Realmente ya nos dimos cuenta en la Fecha 2 de que teníamos potencial, al derrotar al Borussia Dortmund por 1-0. No obstante, por entonces no pensábamos que tendríamos la constancia que hemos tenido y que nos ha caracterizado durante casi toda la temporada. Ahora esperamos poder seguir así en los últimos partidos. Y creo, que tras la Fecha 34 realmente todos tendremos la sensación de haber realizado una gran temporada. Aunque ahora tenemos solo el siguiente partido en mente. Ese es nuestro objetivo ahora mismo.

Nadie creyó que el Leipzig sería el clásico debutante que desde el principio hasta el final debe luchar por no descender. Pero su constancia ha sorprendido a más de un experto. ¿Cuál es el secreto de su éxito?

Nuestra mentalidad. Siempre estamos dispuestos a darlo todo, en los entrenamientos o durante los partidos. Da igual. En esos 90 minutos nos esforzamos todo lo que podemos. Quizá hayamos tenido también algo de suerte en algún que otro momento o en algún partido. Pero en Suecia se dice, que la suerte también se gana. Y ese es nuestro caso, creo. Somos un gran equipo, trabajamos duro cada día y somos conscientes de que en la Bundesliga no hay ningún partido fácil y que por ello debemos jugar al límite para poder ganar.

Descubra quién es Emil Forsberg: La máquina sueca de pases

"El secreto de nuestro éxito es nuestra mentalidad. Siempre estamos dispuestos a darlo todo, en los entrenamientos o durante los partidos".

Sobre todo es impresionante, lo rápido que los jugadores, que estuvieron en segunda división, han aprendido eso. Parece que enseguida aprendieron a levantarse tras derrotas como contra el Bremen o el Wolfsburg.

Se puede aprender algo de cada partido, especialmente como debutante. Observamos con detalle tras cada partido lo que debemos mejorar para la próxima vez. Y queremos pasar un buen rato en el campo. En el equipo hay un ambiente tan positivo, que pudimos superar bien y constructivamente las dos, tres derrotas sufridas en serie. A ello se le añade además que yo no soy una persona que se ponga nerviosa o que se agobie antes de un partido. Salgo a la cancha, juego mi partido, y siempre quiero ganar. Y así funciona todo el equipo.

El gol de Forsberg ante el Wolfsburg elegido mejor gol de la Fecha 7

Un equipo que ya ha aprendido a tener paciencia también, ¿no?

Eso es cierto. Nos hemos vuelto más pacientes y, sobre todo, más flexibles. Podemos jugar como 5-3-2, pero también 4-3-3 o 4-2-2-2. Ahora controlamos estos sistemas muy bien.

Hablemos de usted. Con el Malmö FF pudo ya acumular experiencia en competiciones europeas. ¿Qué les cuenta a sus jóvenes compañeros sobre la aventura de la Champions League?

¡Sinceramente! De eso no hemos hablado nada. Si al final llega el momento en que de verdad nos clasificamos, entonces quizá salga el tema. Porque evidentemente queremos ir a la Champions League. Pero aún nos quedan cuatro partidos que debemos disputar. Ahora viene aquí el Ingolstadt, que últimamente ha demostrado estar en buena forma. Y después nos toca ir a casa del Hertha. Son dos partidos duros. Así que sería un grandísimo error que nos confiáramos pensando que tenemos al menos el cuarto puesto asegurado. No. Queremos mantenernos en el segundo puesto y defenderlo.

Dotado con un gran disparo, Forsberg ya suma ocho goles en la presente Bundesliga. © gettyimages

Dice usted que es el más crítico consigo mismo. En lo que a ello se refiere, ahora no tiene mucho que reprocharse ¿no?

¡Claro que sí! Todavía no es suficiente. Debería dar 32 asistencias, entonces sí podría darme por satisfecho (ríe). (Actualmente Forsberg ha dado 15 asistencias y anotado ocho goles). He realizado una buena temporada, como todo el equipo. Pero uno tiene que ser consciente de que se puede ser aún mejor y también quererlo.

Luego de haber disputado tan buena campaña ha recibido críticas sobresalientes. Para colmo, es uno de los 15 mejores goleadores de la Bundesliga. En ese sentido, “ser aún mejor” debe de resultar cada vez más difícil...

No, siempre se puede mejorar. De eso estoy convencido. Claro que la temporada está siendo buena, pero soy una persona que nunca está completamente satisfecha con uno mismo. Así era también cuando jugaba en segunda división. Definitivamente he seguido progresando desde la pasada temporada, pero este progreso aún no ha terminado. Eso es seguro.

Emil Forsberg, a por el récord de asistencias

"Claro que la temporada está siendo buena, pero soy una persona que nunca está completamente satisfecha con uno mismo. Así era también cuando jugaba en segunda división".

También su mujer viste la camiseta del club, ahora en la cuarta liga. ¿Qué perspectivas tiene este club?

Tanto el equipo como Shanga tienen un gran potencial. Toda la plantilla disfruta y tiene ganas de jugar. Estoy seguro de que su progreso aún no ha terminado.

¿Comentan entre ustedes su rendimiento en el campo?

Debería pasarse un día por mi casa, el día que hago un mal partido (ríe). No, ahora en serio, si hacemos un mal partido, lo comentamos también. Por ejemplo, Shanga dice: “¿Pero qué se te pasó por la cabeza hoy en el campo? Los pases fueron un desastre, los centros fueron un desastre ¡y los remates también!”. Entonces yo respondo: “Lo sé, pero el siguiente partido está a la vuelta de la esquina”. Shanga dice: “Aún queda una semana para el próximo partido. El de hoy, sin embargo, no ha sido nada bueno. Lo que debes hacer ahora es analizar lo que hiciste mal, antes de pensar en el siguiente encuentro.”

Para terminar, felicitaciones por su impresionante alemán. ¿Aprendió nuestro idioma en el colegio?

No. Nunca tomé clases de alemán. Lo aprendí después de llegar aquí.

Forsberg, Keïta, Werner: El trío mágico de Leipzig

Forsberg parece haber encontrado un socio ideal en la figura de Timo Werner. Ambos se entienden a la perfección en la cancha. © gettyimages

Parece que los escandinavos aprenden idiomas como el inglés o el alemán muy fácilmente. Su paisano Oscar Wendt cree que eso tiene que ver con los escandinavos eran antiguos marineros, siempre mirando hacia el exterior…

No he pensado en ello nunca. Pero me parece una explicación muy lógica. Y nosotros los escandinavos somos además muy inteligentes (ríe). También hay muchas palabras alemanas que se escriben o se dicen parecido en escandinavo, como brazo, pierna, mano o espalda. (Arm, ben, hand, rygg…). Y en cuanto al inglés, en la televisión escandinava ponen series americanas, que por cierto me encanta ver, como también las película del cine. Siempre en versión original con subtítulos en sueco. Mientras que en Alemania las series y las películas se traducen. Eso es para nosotros los suecos casi como unas buenas clases de inglés. Por eso hablamos tan bien inglés y alemán. Como todo lo demás, y el fútbol ya de por sí (ríe).

Vea el video con los goles del trío mágico de Leipzig