El mundo conoce a las estrellas que ganaron en el campo la Copa del Mundo de la FIFA en Brasil 2014, pero el cerebro detrás de este memorable triunfo es una figura no muy conocida todavía.

Permita a la Bundesliga en Español que le presente toda la verdad y la intimidad del DT más grande en la historia de la selección alemana, el mismo que llevará al conjunto teutón al mundial de Rusia 2018.

1) Un olfato goleador

Joachim Löw nació el 3 de febrero de 1960 como el mayor de cuatro hermanos en el poblado de Schönau ubicado en el sureste de Alemania. A la edad de 17 años terminó su educación escolar para convertirse posteriormente en aprendiz de comerciante. Con un plan B en la mochila para satisfacer a sus padres, Löw pudo enfocarse en su carrera como futbolista profesional y en 1978 se unió al club más grande de aquella región, el SC Freiburg, dando inicio al primero de los tres capítulos que viviría en esa institución.

Löw se convirtió en el responsable de anotar goles para un humilde SC Freiburg. © imago / Kicker/Liedel

Con su 1,80 m de altura no era uno de los delanteros más altos y potentes pero si era muy efectivo. Su marca de 81 goles en 252 partidos de la 2. Bundesliga con el uniforme del equipo del Bosque Negro se mantiene aún como un récord del club. En el lapso que vivió entre su primera y segunda etapa con el SC Freiburg defendió los colores del Eintracht Frankfurt, VfB Stuttgart y Karlsruhe, equipos con los que anotó siete goles en 52 apariciones en la Bundesliga antes de colgar los botines en 1995 para convertirse en entrenador.

2) ¿Ganó otro título antes de la Copa del Mundo?

Cuando Löw fue jugador y tuvo registros muy modestos, nunca fue llamado a la selección mayor de Alemania. Solo tuvo acción en cuatro partidos con la selección Sub21. Pero la transición a la banca y al pantalón largo le sentó muy bien. Después de haber sido nombrado entrenador asistente del Stuttgart en 1995, le fueron entregadas las riendas del primer equipo sólo un año más tarde y guió al título de la Copa Alemana de 1997 a un plantel que en este momento tenía a la futura estrella del Bayern de Múnich, el gran delantero brasileño Giovane Elber.

Al año siguiente, Löw jugó la final de la Copa de la UEFA donde su equipo se vio superado por el Chelsea con un estrecho marcador de 1-0. Después de su etapa en el conjunto suabo, se hizo cargo del gigante turco Fenerbahce, del Karlsruhe y regresó a Turquía para dirigir al Adanaspor, todo eso antes de ganar el título de la liga austriaca con el Innsbruck en el 2002.

3) Parte de la revolución alemana

Pero llegó el momento donde las cosas se pusieron muy interesantes en la carrera de Joachim. Y eso ocurrió cuando Jürgen Klinsmann fue designado como entrenador de la selección alemana en 2004 y eligió a Löw como su segundo, ya que ambos habían compartido estudios en la Academia de entrenadores Hennes Weisweiler. En aquellos años, juntos se fijaron cambiar la estructura y la mentalidad del juego alemán, implementando gradualmente un enfoque más dinámico que se alejaba del típico juego rocoso que caracterizó por muchos años a la Mannschaft.

Reviva toda la historia de la selección alemana desde el milagro de Berna hasta Brasil 2014

Jürgen Klinsmann le dio la estafeta a Löw y este ha potencializado sus fundamentos. © imago

El actual Director General de la selección alemana, el histórico Oliver Bierhoff, dijo que en la época de Klinsmann y Löw “se introdujo la velocidad, el pase rápido, los movimientos, la ofensividad y se consiguió que siempre el equipo jugara hacia adelante y no como en el pasado donde el juego era lateralizado. Y cuando Klinsmann salió en el 2006, la selección ya tenía un sustituto listo esperando las alas”.

4) Hombre récord

Quizás las señales para que Löw alcanzara algo especial siempre estuvieron presentes. El técnico suabo se convirtió en la tercera persona en ser entrenador de la selección alemana sin haber vestido antes la camiseta del equipo nacional como jugador (como Otto Nerz y Erich Ribbeck). Löw acabó con cualquier duda con un triunfo por 3-0 sobre Suecia en su primer juego partido como DT y subrayó su talento con tres victorias consecutivas. No solo eso. También se convirtió en el primer entrenador de Alemania en no conceder un gol en sus primeros cuatro encuentros.

Alemania podría armar cuatro equipos para el mundial de Rusia 2018 ¡Sepa cuáles!

Después de haber ganado el mundial del 2014 el gran momento se mantuvo al llevarse la Confederaciones 2017. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA / Robbie Jay Barratt

¿La suerte del principiante? Bueno, la suerte no llegó en la final de la Eurocopa del 2008 o en las semifinales de la Copa del Mundo del 2010 en Sudáfrica, ni tampoco en la Euro 2012. Y mientras su Alemania cayó de manera agónica en estos torneos, Löw aprendió y moldeó la experiencia ganada para sacar ventaja en Brasil 2014 y ser campeones del mundo. Aunque no paró ahí. Löw mantuvo el éxito con la obtención de la Copa Confederaciones del 2017. Antes de ese torneo el verano pasado en Rusia, su récord estaba en 160 partidos con 106 victorias, 30 empates y 24 derrotas. En resumen, el mejor entrenador en la historia de la selección alemana.

5) Una familia futbolera

Joachim no era el único futbolista dotado en la casa Löw, su hermano menor Markus fue un defensor que también jugó para el SC Freiburg y con el que coincidió en la primera mitad de la campaña 1980/81. Hablando de familia, Löw tenía 17 años cuando conoció a la que sería su esposa. Contrajeron matrimonio en 1986 y estuvieron casados por 30 años antes de separarse en 2016.

6) Un hombre de grandes alturas

El triunfo alemán en Brasil 2014 no fue la primera ocasión en la que Löw estuvo en la cima del mundo. En 2003 subió a otra cima del mundo, la del monte Kilimanjaro en Tanzania, el pico más alto de África. “Fue un ascenso difícil durante cinco días y en la última noche llegué a mi límite, tanto física como mentalmente”, recordó en una entrevista con la revista Süddeutsche Zeitung. “Llegamos a la cumbre en el amanecer y sentí una sensación de felicidad: que casi cualquier cosa es posible en este mundo.”

Jogi se ha ganado el corazón de los fanaticos alemanes. © gettyimages / Alex Grimm

7) Dulce y amargo

Para Löw, cuando se trata de hablar de nutrición es algo parecido a “hacer lo que digo y no como yo”. El técnico de la Mannschaft no teme disfrutar de varias delicias que están fuera de los límites para un profesional de las canchas, como el tabaco. “No creo que nadie coma tantos dulces como yo: pasteles, chocolate, helados, postres,” le dijo a Die Welt. “También ocasionalmente me tomó uno o dos expresos de más.” El entrenador de 58 años fue aún más lejos, admitiendo que le gusta relajarse en casa “con un buen plato de spaguettis y un vaso de vino tinto", mientras ve una película. "En casa quiero sentirme en armonía; sin estrés y nada agitado".

8) El discurso perfecto para Götze

Fue el momento que definió décadas de trabajo. En el tiempo extra, André Schürrle asiste con un gran pase dentro del área que llega a los pies de un Mario Götze recién ingresado al campo. Lo siguiente: control con su pecho a toda velocidad y disparó lejos de los alcances de Sergio Romero para hacer estallar el delirio de los aficionados alemanes. ¡GOOOL!

¿Qué ha pasado con los alemanes del 7-1 a Brasil?

Mario Götze entró de cambio para definir y darle a Alemania su cuarta copa del mundo. © gettyimages / Jamie McDonald

Fue el momento de Götze, el mismo que lo convirtió en una estrella global, pero el secreto de ese momento salió de los labios de Löw quien le dijo al futbolista de 22 años antes de entrar. “Muéstrale al mundo que eres mejor que Messi y que puedes decidir el partido”, reveló el estratega alemán después de la final en Río de Janeiro. Y funcionó. Götze anotó para ganar la Copa del Mundo.

9) Un especial Poldi

Los hablantes del idioma alemán son muy conscientes de las costumbres en la etiqueta social que utilizan para dirigirse a alguien con “SIE” (usted) de manera formal) o el modo informal “DU” (tu). La gente mayor acostumbra a referirse a alguien con el “DU”, pero otros no lo exigen como el entrenador del Bayern Munich, Jupp Heynckes, quien lo hizo recientemente con su homólogo del Hoffenheim, Julian Nagelsmann, o el ex delantero del Colonia y Bayern Munich, Lukas Podolski, quien ha sido el único jugador en dirigirse a Löw de manera informal.

Lukas Podolski es el único jugador que hasta el momento nunca le hablado de usted a Löw. © gettyimages / Alex Grimm

“Él me habla de tú”, dijo Löw en una entrevista para la revista Zeit. “Fue algo que pasó automáticamente cuando fui asistente de entrenador de Klinsmann. No he dado explícitamente permiso a nadie".

10) Socialmente activo

Löw está muy consciente de su estatus al ser el seleccionador alemán y de manera muy precavida se ha desenvuelto como una persona que trabaja por el beneficio de las causas comunes. Ha sido vicepresidente de 'Stiftung Jugendfussball' desde el 2002, una fundación que apoya proyectos sociales que involucran al fútbol en todo el mundo. También ha apoyado la iniciativa, “ayudamos a África” antes de la Copa del Mundo del 2010 en Sudáfrica y está involucrado con el Plan Internacional, una organización que ayuda a niños desfavorecidos en todo el mundo. A través de esta última institución ha apadrinado a un niño y a una niña en Ghana desde el año 2010.