La vinculación del FC Bayern München con Latinoamérica se ha ido haciendo más y más intensa a lo largo de los últimos 30 años: desde la llegada de los brasileños Bernardo, Mazinho y Jorginho a principios de los 90 hasta el desembarco de James Rodríguez en 2017. Bundesliga en Español le cuenta la historia latina de Los Bávaros.

Si bien la relación del Bayern con Latinoamérica arranca de manera oficial el 3 de agosto de 1991 con el fichaje del brasileño Bernardo, en realidad, ésta comenzó incluso antes de la primera temporada de Los Bávaros en la Bundesliga. El conjunto muniqués, que no había logrado clasificarse para la primera edición del campeonato alemán en 1963, tuvo que jugar dos campañas más en la liga regional, el equivalente a la Segunda División de entonces. En la temporada del ascenso, la 1964/65, el equipo de unos jovencísimos Sepp Meier, Franz Beckenbauer y Gerd Müller, contó también en sus filas con un futbolista latino: el boliviano Ramiro Blacut.

La historia de Ramiro Blacut se remonta a 1964, cuando alguien avisó al Bayern de que un joven jugador que había sido campeón sudamericano el año antes se encontraba estudiando ingeniería en Karlsruhe. Blacut probó suerte y durante la temporada del primer ascenso a la Bundesliga formó parte de la plantilla bávara. Aunque no disputó ningún partido oficial -únicamente jugó 18 amistosos- era un jugador muy querido entre sus compañeros. Pero en 1965, Blacut regresó a Bolivia.

Ramiro Blacut (primero izqda agachado) junto a Sepp Meier (primero izqda de pie), Franz Beckenbauer (segundo izqda de pie) o Gerd Müller (cuarto izqda agachado). © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

  • Esta es la historia completa del pionero boliviano en el Bayern

Hubo que esperar 26 años hasta que otro futbolista latino vistiese la camiseta del Bayern. El brasileño Bernardo, que nació precisamente en 1965, se convirtió en el primer latino en debutar de manera oficial con Los Bávaros. Llegó procedente del São Paulo y jugó su primer partido en un duelo ante el SV Werder Bremen en la primera Fecha de la temporada 1991/92. Tan solo dos partidos más tarde, otro brasileño, el delantero Mazinho, hizo lo propio en un choque ante Fortuna Düsseldorf, donde anotó además el primer gol latino en la historia del club.

¡La historia latina del FC Bayern München en VIDEO!

Brasil en Múnich

Mazinho, que jugaría en dos etapas en el Bayern, disputó un total de 49 partidos con el conjunto bávaro. Bernardo, por su parte, solo jugó cuatro encuentros. El tercer latino también sería brasileño. Jorginho aterrizó en Múnich procedente de Leverkusen para la temporada 1992/93. Campeón del mundo en 1994, Jorginho estuvo tres campañas en el Bayern y destacó por ser un lateral profundo y ofensivo que llegó a jugar incluso en el mediocampo.

Jorginho compartió una temporada en el Bayern con el primer colombiano en llegar a la Bundesliga, Adolfo El Tren Valencia. El goleador cafetero, que fichó procedente de Independiente de Santa Fe, fue uno de los delanteros más destacados de la temporada 1993/94, con 11 goles en 25 partidos, incluyendo dos dobletes, el primero en su primer partido con el Bayern. Valencia coronó su única temporada en Múnich levantando la ensaladera de campeón.

En solo una temporada en el Bayern, Adolfo ‘El Tren’ Valencia conquistó un título de la Bundesliga y anotó 11 goles. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

El Bayern se “latinoamericaniza”

El punto de inflexión se produjo a finales de los noventa, y de nuevo con acento brasileño. En 1997 llegó del VfB Stuttgart Giovane Elber y en 1999, Paulo Sergio, previo paso por Bayer 04 Leverkusen y AS Roma. Elber, que había marcado 41 goles en 87 partidos con el Stuttgart, no tardó en hacerse notar en Múnich, donde jugó un total de siete temporadas e hizo 92 goles en 169 partidos de la Bundesliga. En la temporada 2002/03 logró el trofeo de máximo goleador del campeonato alemán con 21 goles, igualado con el español Thomas Christiansen.

Entre 1997 y 2007, el Bayern incorporó a algunos de los latinos más ilustres no solo del club sino de toda la historia de la Bundesliga: Roque Santa Cruz en 1999, Claudio Pizarro en 2001, Ze Roberto y Paolo Guerrero en 2002, Martín Demichelis en 2003 o Lucio en 2004. Fue la etapa de mayor apogeo latino en la historia del conjunto bávaro. En esos años, el Bayern logró la UEFA Champions League (2000/01), ocho títulos de la Bundesliga (1996/97, 1998/99, 1999/00, 2000/01, 2002/03, 2004/05, 2005/06, 2007/08) o seis de la Copa Alemana (1997/98, 1999/00, 2002/03, 2004/05, 2005/06, 2007/08), entre otros trofeos.

Los latinos siempre demostraron una gran adaptación a las tradiciones y costumbres de Baviera, como el Oktoberfest.

Latinoamérica y los trofeos del Bayern

En la temporada del triplete, la 2012/13, solo Claudio Pizarro se mantenía en el equipo, aunque Luiz Gustavo, Rafinha -ambos fichados en 2011- Dante y Javi Martínez -estos dos últimos llegaron para esa temporada- pusieron el acento latino en aquel año inolvidable de la mano de Jupp Heynckes, quien siempre demostró ser un mentor para los latinos, ya que dirigió incluso a los primeros en llegar al club, como Mazinho y Bernardo.

Tras Heynckes llegó Pep Guardiola y con él se incrementó el número de jugadores españoles. Thiago Alcántara, Pepe Reina, Xabi Alonso y Juan Bernat nutrieron de savia hispana al conjunto bávaro en el último lustro. En ese tiempo pudo verse uno de los momentos más curiosos de la historia latina del Bayern: en abril de 2015, en un partido ante el Hertha BSC en el Olympiastadion de Berlín, seis de los siete integrantes del banquillo bávaro eran latinos.

James Rodríguez y Arturo Vidal fueron claves en el título de la Bundesliga 2017/18.

También ese mismo año, en agosto de 2015, se incorporó a la disciplina del Bayern el chileno Arturo Vidal, quien resultó fundamental en la consecución de los últimos tres títulos de la Bundesliga. La última gran estrella sudamericana en aterrizar en Múnich ha sido el colombiano James Rodríguez.

  • James Rodríguez, el regalo de Navidad del Bayern a sus aficionados

En poco más de un año, el astro cafetero mostró todo su talento y se convirtió en uno de los jugadores más queridos por la afición de Los Bávaros. James fue la guinda, el regalo perfecto, para un club acostumbrado al éxito y cuya relación con Latinoamérica siempre dio buenos frutos. ¿Quién será el próximo? El cuento latino del Bayern no ha llegado a su fin...