Luego de que el FC Bayern München alzara la Copa Intercontinental, el Borussia Mönchengladbach tuvo la oportunidad de disputar el trofeo que unía a los clubes más importantes del mundo frente a Boca Juniors, ídolo argentino.

El Borussia Mönchengladbach se vio beneficiado por la renuncia del Liverpool FC, vigente campeón ese año de la Copoa de Europa (hoy Champions League), a jugar la Intercontinental argumentando coincidencia de fechas con el calendario de su torneo local. De esta manera, Los Potros, como subcampeones continentales, arreglaron con el equipo argentino, campeón de la Copa Libertadores de América, para enfrentarse en juegos de ida y vuelta en 1978, el primero de ellos en La Bombonera de Buenos Aires.

Berti Vogts, campeón del Mundo con Alemania, fue el capitán de Los Potros frente a Boca. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

La ida

El camino de los dirigidos por el famoso entrenador Udo Lattek y por los reconocidos campeones del mundo en 1974, Berti Vogts y Rainer Bonhoff, lucía complicado al visitar Argentina. Sin embargo, el equipo alemán resolvió bien el partido al llevarse a Alemania un empate con sabor a triunfo por 2-2. Por el Borussia M’gladbach anotaron Hannes y Rainer Bonhoff. Por los argentinos lo hicieron Ribolzi y Carlos Mastrangelo, en un juego de dominio local pero de gran efectividad alemana.

 Lattek planteó un juego que aunque terminó permitiendo dos goles de Boca, también es cierto que controló bastante bien a un equipo famoso por provocar mucho juego ofensivo. Al final, el Gladbach podía celebrar continuar con las visitas alemanas sin derrotas en suelo sudamericano por la Intercontinental (FC Bayern München había empatado contra Cruzeiro en la edición anterior).

 El FC Bayern München también disputó la Copa Intercontinental en 1976, entérese cómo le fue a Los Bávaros aquí.

La vuelta

Para la definición de la serie, que se terminó disputando Wildparkstadion el 1 de agosto de ese mismo año, el equipo alemán era favorito, sin embargo, los visitante dirigidos por Juan Carlos Toto Lorenzo sacaron a relucir toda su capacidad y experiencia para meter en apuros al once alemán.

El recordado arquero Hugo Gatti fue una de las figuras del cuadro argentino en la serie. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Los sudamericanos pisaron fuerte el acelerador con un equipo diferente al que enfrentó a Los Potros en Buenos Aires. A los dos minutos de juego, Fellman (quien curiosamente había sido vendido al Valencia de España, pero que tenía una cláusula específica para disputar este enfrentamiento) puso el 0-1 en el marcador que luego Mastrángelo aumentaría en un rápido contragolpe.

¿Sabía usted que el FC Bayern München visitó Sudamérica en 1966? Descubra aquí la historia.

 Finalmente anotó Salinas antes de terminar la primera mitad para dejar al Borussia Mönchengladbach con un 0-3 que resultó ser una losa muy pesada para los locales. A diferencia del FC Bayern München, el Gladbach cayó a manos de la oposición sudamericana y los argentinos se llevaron su primera Copa Intercontinental a casa.

© DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA