Resumen

  • Marcelo Díaz marcó el gol que salvó al Hamburger SV de descender de categoría en 2015.
  • La leyenda decía que el chileno se había anticipado al lanzamiento de su excompañero Van der Vaart con la frase: “Tomorrow my friend, tomorrow”.
  • Van der Vaart ha desmentido la historia de lo sucedido en aquella tarde en Karlsruhe.

La genial frase de Marcelo Díaz previa al lanzamiento del libre directo que abrió la llave de la permanencia para el Hamburger SV ("Tomorrow my friend, tomorrow") fue desmentida por el internacional holandés Rafael Van der Vaart. Se lo contamos.

Recientemente, el que fuera jugador del Hamburger SV, Rafael van der Vaart, reveló sus vivencias en Sport Bild sobre lo acontecido en aquella tarde en Karlsruhe en la que el Hamburger SV logró evitar el descenso en la promoción. “Un día después de Karlsruhe un amigo me preguntó si Díaz dijo eso. Le respondí que yo no sabía nada de eso”, aclaró el holandés de madre española. “Pero era una bonita historia y la dejé correr. El Hamburgo hizo un video con la frase”. Van der Vaart recordó lo sucedido con una sonrisa en el rostro: “Él no dijo eso. Estábamos un par de metros uno frente al otro y señalé con la mano izquierda que yo disparaba” subrayó el mediapunta.

Un libre directo que valió una permanencia

Corría el 1 de junio de 2015, cuando el Hamburger SV afrontaba el partido de vuelta de la eliminatoria de promoción ante el Karlsruher SC. En la ida, disputada días atrás en Hamburgo, el partido acabó con empate a uno, por lo que todo quedaba abierto para la vuelta. El Karlsruher SC puso el 1-0 en el marcador y el partido agonizaba mientras la hinchada local celebraba en la grada el inminente ascenso. Sin embargo, sucedió otro de los milagros con los que de vez en cuando nos sorprende el fútbol.

El árbitro del encuentro, señaló una falta al borde del área local y Van der Vaart, el por entonces especialista en libres directos del Hamburger se dispuso a su lanzamiento. Sin embargo, Marcelo Díaz, volante chileno que apenas había disputado siete partidos con el club, cogió con firmeza el balón y le dijo a Rafael: “Tomorrow my friend, tomorrow” (mañana amigo mío, mañana). Marcelo puso el balón en la escuadra y con ello logró el empate justo antes del pitido final. El chileno evitó así que su equipo descendiera y obligó ir a la prórroga, donde finalmente se impuso el Hamburger SV por 1-2.

Marcelo Díaz entró en la historia del Hamburger SV al anotar el libre directo que abrió la llave de la permanencia en Karlsruhe. © gettyimages / Matthias Hangst

“Tomorrow my friend, tomorrow”

En Hamburgo se hicieron camisetas conmemorativas, e incluso un video con la tan significativa frase del chileno. Marcelo Díaz pasó a convertirse en un héroe para los aficionados del único club de la Bundesliga que jamás estuvo en segunda división.

“Lancé todas las faltas durante la toda temporada y sabía que en Karlsruhe llegaría un balón con el que salvar al HSV. Entonces llegó el libre directo y quería disparar, pero Díaz fue sencillamente más rápido. Llegó y la metió, perfecto. Si no hubiera marcado le hubiese perseguido por toda la cancha”, terminó recordando el internacional holandés.

¡Repase el libre directo de Marcelo Díaz que valió una permanencia!