Resumen

  • Marcelo Díaz marcó un tiro libre en la promoción que supuso la permanencia para el Hamburgo en la temporada 2014/15.
  • El chileno llegó a Hamburgo en el mercado invernal de 2015 procedente del Basilea suizo.
  • El jugador quedó marcado por su grata experiencia en el Hamburgo y en la Bundesliga.

De los pies del mediocampista chileno salió un glorioso disparo de tiro libre directo que salvó al histórico cuadro del Hamburger SV del descenso en el último suspiro de la temporada 2014/15. Aquella tarde las gargantas de los hinchas del Hamburgo corearon el nombre del chileno.

El nombre de Marcelo Díaz dejó una huella imborrable en la historia del Hamburger SV y su hazaña personal será contada de generación en generación entre los hinchas del club. El chileno llegó en el mercado de invierno de 2015, después de lograr sendos títulos con el Basilea en Suiza. Díaz quería disputar minutos en una de las ligas más competitivas y atractivas del mundo y, por ello, no dudó cuando se le presentó la oportunidad de arribar al HSV.  

Conozca la historia de Waldo Ponce: El Lobo de Los Andes.

Aquella temporada las cosas no fueron fáciles para el Hamburgo ni para el chileno. Trabajó muy duro para ganarse un puesto de titular y el equipo luchaba por salvarse del descenso automático. Finalmente, El Dinosaurio debió disputar la promoción frente al Karlsruher SC. En este ambiente tenso y lleno de dudas asomó la seguridad y la experiencia del campeón de América.

"Mañana mi amigo, mañana"

En el estadio de Karlsruher SC se definía todo (en la ida en Hamburgo, habían empatado 1-1). Corría el fatídico minuto 90 y El Dinosaurio perdía 0-1. En los descuentos, y mientras los hinchas locales celebraban, el árbitro cobró un tiro libre a la entrada del área a favor del Hamburgo. Era la última esperanza para evitar el histórico descenso. La pelota se la disputan Rafael Van der Vaart y Marcelo Díaz. “Recuerdo que Rafael colocó el balón para patear, entonces yo me puse al lado y le dije que me dejara patear. A lo cual me respondió: yo pateo". Pero el chileno se tenía una fe prodigiosa y, por eso, agarró la pelota y le dijo sin titubear al holandés: “Tomorrow my friend, tomorrow” (Mañana mi amigo, mañana). "Así que me anticipé y le di. El resto ya es sabido” relata Díaz.

El momento exacto en que la pelota pasa por sobre la barrera en dirección al histórico gol. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

El mediocampista latino sacó un latigazo de derecha que sobrepasó a la barrera y se posó a la derecha del arquero local que solo atinó a mirar cómo la pelota se colaba en un rincón imposible. Cientos de gargantas gritaron el gol y el cuerpo técnico enloquecido saltó al unísono al campo para celebrar abrazados junto a Marcelo Díaz. El chileno evitaba así que su equipo descendiera y obligó ir a la prórroga que finalmente fue ganada por el HSV por 1-2. “Tenía mucha confianza en convertir. Estaba seguro que ese era mi momento y debía aprovecharlo. Afortunadamente fue así y lo recuerdo siempre con mucha alegría”, confiesa Díaz en conversación desde España con Bundesliga en Español.

Aunque el mediocampista ha marcado varios goles importantes a lo largo de su exitosa carrera, no tiene dudas de la relevancia de aquel agónico disparo. “Creo que es el gol más trascendente que hice. Sirvió mucho para ayudar al equipo y a toda una ciudad”. Y claro, porque El Dinosaurio alemán cuentan con un registro único en la Bundesliga que da origen a su peculiar apodo: “El Hamburgo es el único club que nunca ha descendido en Alemania. Entonces, ese gol cobra demasiada importancia”, aclara el seleccionado chileno y dos veces campeón de América.

Encuentre las mejores noticias, fotos y videos de sus estrellas favoritas en Bundesliga en Español.   

Marcelo Díaz abrazado y sonriente con su compañero Lewis Holtby tras la victoria y salvación. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Aprendizaje imborrable en Alemania

Para Marcelo Díaz la rica experiencia en el Hamburgo y la Bundesliga fueron enseñanzas que le ayudaron a crecer, sobre todo en la rigurosidad a la hora del trabajo. “En Alemania aprendí que siempre debes trabajar al 100%. Que la disciplina y el respeto por lo que haces debe ser siempre al máximo”. Una de las características del club hanseático es su fiel afición que incondicionalmente apuesta y apoya a sus jugadores (es el segundo club con más socios tras el Bayern München). Aquello lo vivió y caló hondo en Marcelo Díaz. “De Hamburgo tengo lindos recuerdos. Estuve en un club muy grande, con una afición increíble”.

Aquella derecha mágica que salvó al Hamburgo del descenso quedará en los recuerdos del club y de los hinchas, quienes con orgullo despidieron al mediocampista chileno con un sentido homenaje en el centro del campo cuando decidió emigrar en enero del 2016. Su paso por Alemania, su aporte al equipo y el histórico gol se resume en la despedida del jugador chileno con Bundesliga en Español: “Haber Jugado en la Bundesliga me llena de orgullo”.

© DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA