Resumen

  • Sebastian Rudy será a partir de este verano nuevo refuerzo del Bayern.
  • En vista del retiro de Philipp Lahm, crece la expectativa sobre Rudy.
  • El defensor ha gozado de una excepcional temporada con el Hoffenheim.

Antes de embarcarse oficialmente al FC Bayern München para convertirse en el sucesor de Philipp Lahm en el verano, Sebastian Rudy espera dar lo mejor de sí en sus últimas apariciones como capitán del TSG 1899 Hoffenheim.

El amplio consenso de que este especialista en defensa de 27 años es el heredero natural de Philipp Lahm en el Bayern y en el seleccionado alemán –además de ser ficha clave del excepcional rendimiento del Hoffenheim esta temporada– es difícil de refutar.

Bundesliga en Español se reunió en exclusiva con el aún jugador del Hoffenheim para charlar sobre asuntos pasados, presentes y futuros.

El Hoffenheim estuvo invicto durante 18 fechas en la Bundesliga. Aquí un artículo de cuando aún no conocían derrota.

© gettyimages / Alexander Scheuber

Paso a paso

Ante la pregunta de su traspaso al FCB, Sebastian Rudy mostró estar contento de que la transacción se haya resuelto temprano, por lo que  ahora no se habla mucho al respecto. “Ahora me puedo concentrar en lo esencial; me enfoco en los juegos restantes con el Hoffenheim, que me gustaría terminar lo mejor posible”, dijo. Asimismo, Rudy reveló que no iría al Bayern si no pensara que es capaz de establecerse allí. “Creo que hay mucho más en mí, quiero empujar mis límites”.

El entrenador del Hoffenheim, Julian Nagelsmann, de 29 años, guió a su equipo a una racha invicta desde el inicio de la temporada hasta la Fecha 18. © gettyimages / Alex Grimm

La influencia de Nagelsmann

Mirando en retrospectiva, el defensor habló de su tiempo en el Hoffenheim y de la gran sensación de la que todos hoy día hablan: el joven entrenador de 29 años del TSG, Julian Nagelsmann. Rudy confesó que la influencia de Nagelsmann en el equipo le ha traído a él grandes beneficios como jugador. “Él sabe dónde ponerme y eso me da confianza, algo que siempre le quise retribuir. Él es un entrenador que me ha formado”, reveló.

También se refirió a la corta edad del entrenador, la cual dice nunca haber sido problema. Rudy aseguró que su gran capacidad de liderazgo consiguió que desde el comienzo todo el equipo pudiera envolverse en una misma página. Y al referirse de su propio liderazgo dentro del campo de juego, delató no ser alguien que grita mucho, pero sí alguien que es confiable y que está siempre atento a recibir pases. “Busco siempre lo que es mejor para el equipo”, concluyó.

Entrevista por Tobias Schächter