El delantero español, gracias a su impresionante rendimiento en el Borussia Dortmund, entró en la lista del seleccionador Luis Enrique para los encuentros ante Gales e Inglaterra. Así está siendo el impacto de Paco Alcácer en el BVB.

A veces los frutos de la cosecha llegan de la forma más inesperada. En el caso del español Paco Alcácer, los goles brotan cada poco que pisa el césped: cuatro dianas en tres partidos oficiales, entrando como suplente en dos de ellos. Un gol cada 35 minutos. Una irrupción en toda regla que le ha abierto de nuevo las puertas a la selección española.

El 28 de agosto comenzó la historia común entre Alcácer y Borussia Dortmund. Debido al calendario, no le dio tiempo a disputar los primeros partidos oficiales del BVB esta temporada (la primera ronda copera, el primer partido de la fase de grupos de la Champions League y las primeras dos Fechas de Bundesliga), pero no le importó demasiado. En la Fecha 3, en casa contra el Eintracht Frankfurt, Lucien Favre decidió hacerle debutar y darle entrada en el minuto 67 y tardó únicamente 21 minutos en ver puerta. En su primer gol con el Dortmund presentó dos de sus talentos, buscarse el hueco y definir a gol.

"Conozco muy bien a Paco Alcácer. En el BVB está jugando muy bien. Estoy encantado de que esté con nosotros" Luis Enrique, seleccionador español

El primer gol: en el minuto 88 Jadon Sancho (el máximo asistente de la Bundesliga) sacó en corto el saque de esquina, combinando con Alcácer. El español se la devolvió y Sancho intentó regatear dentro del área, pero la pelota rebotó en un defensa de Las Águilas. Alcácer, que rodeaba la acción por fuera, soltó un zurdazo sobre la línea del área en la esquina derecha, al primer toque. Su obús rozó ligeramente en un defensa, pero no lo suficiente para evitar el primer gol del delantero español en la Bundesliga.

En las siguientes dos Fechas no tuvo minutos. Ante el TSG Hoffenheim se debió a problemas musculares y contra el 1.FC Nürnberg a una decisión técnica que le dejó en el banco todo el encuentro.

Paco Alcácer o cómo aterrizar de maravilla en la Borussia Dortmund y la Bundesliga

En la Fecha 6 dispuso otra vez minutos y lo aprovechó a conciencia. Cuando Favre le hizo saltar al campo en el minuto 63 el Dortmund perdía 2-0 en casa del Bayer 04 Leverkusen. La apuesta del DT suizo era ofensiva y Alcácer respondió con dos goles en 27 minutos. Anotó el gol que daba la vuelta al marcador para los suyos (2-3, 85’) y remató la remontada con el 2-4 en el 90+4’.

Por si quedaban dudas, mostró de nuevo sus dotes de desmarque y demostró su talento en la creación, hilando una inteligente jugada con Achraf Hakim (ex del Real Madrid, llegado también este verano) por la derecha y rematando donde la defensa local no llegó, ante los ojos del arquero del Bayer 04. En el segundo puso el broche a un contrataque que remató a un Leverkusen que se había lanzado a la desesperada en el tiempo añadido, inclusive su portero.

Estreno a lo grande en Champions

También quiso coronarse Alcácer en su debut europeo con el Borussia Dortmund. Ante el AS Monaco, en la segunda Fecha de la fase de grupos de la UEFA Champions League, el delantero español volvió a ser uno de los más destacados del equipo. Cuatro minutos después de fallar un penal, anotó el 2-0 de los suyos tras recibir dentro del área un pase de Marco Reus, amagar ante el arquero y definir a placer.

Socio de lujo de Reus y Sancho

Como el propio jugador ha explicado, se trata de un "trabajador de equipo", un delantero que busca el gol por medio del desmarque y la combinación con sus compañeros. En sus propias palabras, sus puntos fuertes son "los desmarques a la espalda y al primer palo, y sobre todo el juego combinativo de espaldas a la portería".

Es precisamente lo que Lucien Favre anunció que necesitaba el Dortmund, alguien que aporte profundidad y un toque de calidad a la hora de combinar. Alcácer se une a Christian Pulisic, Jadon Sancho, Marco Reus, Marius Wolf o Jacob Bruun Larsen en las opciones para la delantera, siendo una pieza que por sus características encaja como titular y revulsivo, como referencia o acompañante. Un as en la manga... con goles.