Resumen

  • La mágica pegada del mediocampista chileno evitó que "El Dinosaurio" descendiera en la temporada 2014/15.
  • Su gol de libre directo pasó a la historia del Hamburger SV y de la Bundesliga.
  • Van der Vaart desmintió la frase que pronunció el chileno, aunque la leyenda sigue superando a la realidad.

Hay goles que simplemente quedan timbrados en los anales del fútbol. El tiro libre del chileno Marcelo Díaz, en el último suspiro del partido de la promoción entre Hamburger SV y Karlsruhe SC, fue sin duda uno de ellos. Mirada fija, una confianza innata, golpeo perfecto de Díaz y las miles de gargantas celebrando.

El inolvidable gol de Marcelo Díaz será parte de la tradición del Hamburger SV. El tanto del chileno es leyenda viva, una historia inolvidable que ha alcanzado ribetes de mito. Era la primavera de 2015 y El Dinosaurio se jugaba la permanencia en la Bundesliga en casa del Karlsruhe SC. A escasos segundos del término del partido -y con la imagen del HSV desciendo por primera vez- asomó la pegada y la experiencia del dos veces campeón de América.   

Corría el fatal minuto 90 y los de Marcelo Díaz perdían por 1-0. En el descuento, y mientras los aficionados visitantes se enfundaban en la tristeza, el árbitro cobró un tiro libre a la altura del balcón del área del Karlsruhe. Era la última esperanza para evitar el histórico descenso. Se hizo el silencio en el estadio. No se movía un alfiler. Rafael Van der Vaart y Marcelo Díaz junto a la pelota. “Recuerdo que Rafael colocó el balón para patear, entonces yo me puse al lado y le dije que me dejara patear. A lo cual me respondió: yo pateo".

VÍDEO - La historia de Chile en la Bundesliga

“Mañana mi amigo, mañana”

Pero el volante chileno se tuvo una confianza de gigantes y sin titubear, le dijo al holandés: “Tomorrow my friend, tomorrow” (Mañana mi amigo, mañana). Díaz cuenta el resto de la historia: "Así que me anticipé y le di… El resto ya es sabido”. La pelota se coló en un ángulo imposible y entró con elegancia hasta el fondo de la red, generando la locura de los cientos de aficionados, jugadores y de todo el cuerpo técnico del club que nunca vivió un descenso. El gol del chileno obligó a la prórroga, donde finalmente se impuso El Dinosaurio.

De allí en adelante, el mediocampista se transformó en leyenda. La trascendencia del gol llevo incluso a que el mismo club confeccionara cientos de camisetas conmemorativas e incluso un vídeo con la tan significativa frase del chileno. Díaz se ganó así el corazón de uno de los clubes con más seguidores y tradición de la Bundesliga.

IMPRESCINDIBLE - Los pioneros latinos en la Bundesliga

El momento preciso en que la pelota pasa por sobre la barrera en dirección a la salvación. © kein Copyright

Sin embargo, años más tarde, Van der Vaart matizó la historia de aquella tarde de primavera. “Un día después de Karlsruhe un amigo me preguntó si Díaz dijo eso. Le respondí que yo no sabía nada de eso”, aclaró el holandés de madre española. Y agregó: “Pero era una bonita historia y la dejé correr”.

Finalmente, recordó alegremente el internacional holandés: "Si no hubiera marcado le hubiese perseguido por toda la cancha”. A veces las leyendas se construyen con el pasar del tiempo y aunque no sean enteramente reales, son historias que permanecen como un momento único, inolvidable, en la historia del fútbol. La fiel hinchada del Hamburger SV se quedó con la fábula y con el grito de gol del chileno que logró salvar a un equipo del descenso.

¡Aquí tenemos más historias de personajes y momentos inolvidables de la Bundesliga! ¡No se los pierda!