Resumen

  • Llegó con opciones a la última Fecha de la temporada pero el milagro no se obró esta vez.
  • La Bundesliga pierda a su último representante en todas las ediciones de la competición.
  • El reloj del Volksparkstadion finalmente deja de marcar las horas.

Después de varias temporadas coqueteando con el descenso, el Hamburgo ha descendido a la segunda división alemana por primera vez en su historia. El Dinosaurios era el único equipo que no había bajado desde la creación de la Bundesliga en 1963.

Tras la disputa de la Fecha 34, se confirmó el descenso del Hamburgo a la segunda categoría. La Bundesliga se queda sin representante que haya estado presente en todas la ediciones. Finalmente el reloj del Volksparkstadion dejó de marcar las horas…

Historia: Uwe Seeler, el primer goleador de la Bundesliga

Otra mala campaña...

El HSV ha ido de mal en peor y tras mucho jugar con fuego, ha terminado por quemarse. Las sensaciones positivas que mostraron tras los dos primeros partidos de la temporada, en el que resultaron ganadores, fueron un espejismo; el equipo entró de nuevo en racha negativa encadenando siete derrotas en ocho partidos.

La inestabilidad y rotación en el banquillo tampoco ha terminado de ser un factor que hiciera reaccionar al equipo. Markus Gisdol fue quien comenzó la temporada al frente del equipo. Pese al buen arranque inicial, el equipo no carburaba, comenzando el año nuevo con dos derrotas ante rivales directos como FC Augsburg y 1.FC Köln. Tras ello, la directiva decidió dar un cambio de rumbo, cesando al técnico y contratando Bernd Hollerbach (quien contaría con Rodolfo Cardoso como asistente). El técnico de Würzburg tampoco consiguió reconducir la marcha del equipo y fue cesado tras la disputa de siete jornadas, en las cuales no conoció la victoria.

Finalmente, el técnico del filial Christian Titz fue el designado para tomar las riendas del equipo hasta el final de temporada. Con él llegaron los mejores momentos del equipo durante toda la campaña, hasta el punto de llegar a creer en la salvación; el HSV consiguió 10 puntos en seis jornadas, que dieron alas al equipo, que finalmente sucumbió ante...en la Fecha...perdiendo la categoría.

... Y el reloj se paró

El reloj del Imtech Arena no es un reloj al uso. A diferencia de cualquier otra reloj que cualquier de ustedes pueda tener en su casa, no da la hora y sí marca una fecha con año, días, horas, minutos y segundos...todo ello para marcar el tiempo que llevaba el equipo hanseático en la Bundesliga. Pero el reloj dejó de funcionar, debido al consumado descenso del equipo. Algo que ninguno de los aficionados del HSV quería llegar a presenciar, pero que finalmente fue inevitable.

Y si alguien lo sufrió a la distancia fue el chileno Marcelo Díaz, aquel gran héroe del partido de la promoción en el 2015. El andino que con un golazo en un tiro libre le dio la salvación al Hamburgo, mandó un mensaje a través de su cuenta de Instagram sin ocultar su dolor pero con la plena fe en que el Dinosaurio regresará pronto a la Bundesliga.

Jann-Fiete Arp: ha nacido una estrella

“Pensé que ese momento nunca vendría. Mucha fuerza y esperanza, pronto volverás a donde perteneces”. Marcelo Díaz

Volver a empezar

Como el ave Fénix, el club tiene que resarcir de sus propias cenizas. El histórico club del campeonato alemán deberá apoyarse en jugadores con experiencia, como Aaron Hunt o Lewis Holtby, y en sus jóvenes valores, especialmente jugadores del nivel de Ito o Arp, que deben marcar el destino futuro del equipo. Caer está permitido, pero levantarse... es una obligación.