Han pasado casi cinco años desde la conquista del triplete por parte del Bayern Múnich de Jupp Heynckes. Para el veterano DT, que vuelve a liderar a "Los Bávaros" en la pelea por todos los títulos, la plantilla del conjunto muniqués es "sustancialmente mejor" a la de la temporada 2012/13. ¿Se repetirá el éxito?

Hablar de 2013 es hacerlo del año más glorioso en la historia del Bayern Múnich. La UEFA Champions League conquistada en Wembley ante el Borussia Dortmund puso el broche de oro a la temporada perfecta del equipo entrenado por Jupp Heynckes. El mismo DT que hoy, casi cinco años más tarde, vuelve a tener al Bayern en disposición de ganar todos los títulos en juego.

El pasado, por tanto, es conocido por todos, pero también arroja la pregunta de si el actual equipo muniqués, líder destacado en la Bundesliga, en semifinales de la Copa Alemana y con pie y medio en cuartos de final de la Champions tras golear al Besiktas, es mejor que el que conquistó el soñado triplete. Jupp Heynckes parece tener la respuesta:

"Ahora tenemos una plantilla sustancialmente mejor que en la temporada 2012/13. Tenemos más alternativas" Jupp Heynckes

Pero el veterano DT alemán, en una amplia entrevista concedida al 'BILD am Sonntag', añadió también que eso no garantiza que vayan a ganar la Champions este año, ya que "la competición es mucho más fuerte que entonces". En aquella temporada 2012/13, el Bayern dejó en la cuneta a equipos como Arsenal, Juventus y FC Barcelona, a este último por un global de 7-0, antes de derrotar al Borussia Dortmund en la final. Aunque también es cierto, como dice Heynckes, que la presencia de equipos como Manchester City, Manchester United o Paris Saint Germain, todos con un gran gasto en fichajes, añade una dificultad extra.

Cabe analizar por tanto, y dejando al margen el nivel actual del fútbol europeo, si el actual equipo muniqués puede rivalizar, o no, con el que ganó todo hace cinco años.

El Bayern de Heynckes, principal candidato a ganar el triplete

James Rodríguez es una de las grandes mejoras experimentadas por el Bayern Múnich respecto al equipo de 2013. © gettyimages

Mejor mediocampo que en 2013

Echando un vistazo a ambas plantillas, la primera impresión va acorde con lo expresado por Jupp Heynckes. James Rodríguez, Arturo Vidal, Robert Lewandowski, Mats Hummels, Thiago Alcántara o Kingsley Coman no estaban en 2013 y todos ellos podrían formar de inicio en una hipotética final de Champions. Quien sí estaba era Javi Martínez. El español se consagró como uno de los mejores mediocentros de Europa con Heynckes y hoy, al igual que entonces, sigue siendo vital en el mediocampo del Bayern.

La sala de máquinas es sin duda la zona que más ha mejorado el Bayern en los últimos años. Del casi inamovible doble pivote formado por Javi Martínez y Bastian Schweinsteiger en 2013, el Bayern ha pasado a contar hoy con un mediocampo versátil, donde James y Thiago ponen la pausa, Vidal la garra, Corentin Tolisso la llegada y Sebastian Rudy y Javi Martínez el equilibrio.

ESPECIAL: La gran lucha por el mediocampo del Bayern

Con los goles de Lewandowski

Tampoco puede decirse que el Bayern actual haya empeorado en defensa y en ataque respecto al año del triplete. Nada más lejos. Con sus grandes actuaciones, Sven Ulreich ha conseguido que los aficionados del Bayern no echen excesivamente de menos al campeón del mundo Manuel Neuer. Al igual que Joshua Kimmich, quien está cumpliendo con creces en el puesto dejado por Philipp Lahm.

Arriba, además de Thomas Müller, Arjen Robben y Franck Ribéry, que ya fueron decisivos en 2013, el Bayern cuenta con Lewandowski, Kingsley Coman y el recién incorporado Sandro Wagner para poner la replica a Mario Gomez, Mario Mandzukic y Claudio Pizarro. Estos tres últimos anotaron en toda la temporada 2012/13 un total de 53 goles oficiales. Solo Robert Lewandowski lleva hasta el momento 28 goles.

¡Robert Lewandowski, tan bueno como Jupp Heynckes!

Si en 2013, el Bayern de Heynckes se caracterizó por ser un equipo vertical, intenso, con un balance perfecto entre ataque y defensa y con una capacidad innata para presionar arriba, robar y atacar en velocidad. Hoy, gracias a la versatilidad de su plantilla, el DT alemán cuenta con un innumerables alternativas, tanto para jugar como en 2013 o para hacerlo bajo otro sello.

Además, las constantes rotaciones de Heynckes -no ha repetido once titular desde que llegó el pasado mes de octubre- no han afectado el rendimiento de un equipo que tan solo ha perdido una vez en los 25 partidos dirigidos por el estratega alemán.

El camino hacia la final de la Copa Alemana y la UEFA Champions League de los próximos días 19 y 26 de mayo, respectivamente, aún es largo. Primero, el Bayern deberá cerrar el título de la Bundesliga y luego soñar con repetir la gesta de 2013. Calidad tiene para ello. Más incluso que por aquel entonces.

El Bayern, el equipo más fiable de la Champions