Resumen

  • Comenzó en el Vfb Stuttrgart, pasando por el RB Leipzig antes de recalar en el Bayern Munich.
  • Guardiola le adaptó como su juego y le cambió de posición.
  • El heredero de Philipp Lahm, de tan solo 23 años de edad, ya sabe lo que es ganar un Torneo Internacional con Alemania.

Nació en la pequeña localidad de Rottweil, situada al sur de Alemania, lugar que pronto abandonó para perseguir su sueño de ser futbolista. Desde entonces, su carrera no ha parado de progresar hasta conseguir con tan solo 23 años ser titular en Bayern München y ganar torneos internacionales con la selección de Alemania. Le contamos su historia:

James y Thiago, cambiar para mejorar

1) Raíces en la cantera del Stuttgart

Sus primero pasos en el fútbol los dio como la mayoría de chicos, jugando para el equipo de su localidad (el VfB Bösingen) y con sus amigos. Pero desde muy pronto llamó la atención de los ojeadores y fue el VfB Stuttgart el que consiguió reclutarlo para su equipo de juveniles a la temprana edad de 12 años. Pasó por todas las categorías del club hasta disputar con 17 años la temporada completa con el equipo A de juveniles antes de dar el salto profesional el año siguiente.

Kimmich disputando un partido con el equipo juvenil del Stuttgart. © gettyimages

2) Primeros pasos; RB Leipzig

Tras su fantástico año en el juvenil A del Stuttgart, fue el RB Leipzig (en ese momento se encontraba disputando la tercera división de Alemania) quien apostó por el jugador y le ofreció un contrato para saltar al fútbol profesional. Su andadura en el equipo de Los Toros no empezó demasiado bien, pues se vio relegado al banquillo en los 12 primeros encuentros. Sin embargo, consiguió dar la vuelta a la situación y hacerse con un hueco en el medio del campo del equipo. Disputó casi todos los partidos hasta el final de temporada y consiguió el ascenso a la Bundesliga 2.

El año siguiente siguió asentado en el equipo, disputando un total de 27 partidos, la mayoría de ellos como titular. Fue clave en la medular de su club y empezó a destacar como un centrocampista con recorrido y presencia, lo cual llamó la atención del siguiente club en su carrera; El Bayern München.

Kimmich en un partido durante su etapa en el RB Leipzig. © gettyimages

3) El Bayern München; el gran reto

A la temprana edad de 20 años Kimmich se encontró con la gran oportunidad que desea todo niño que sueña con ser futbolista; que uno de los clubes más grandes del mundo llame a tu puerta. Y así ocurrió con el bueno de Joshua, que vio como le llegaba la oportunidad de irse a un gran y no la iba a desaprovechar.

“Aquí se puede aprender mucho. Juego y entreno a diario con campeones de Alemania, de España, incluso de Europa y del Mundo. Jugadores Internacionales de primer nivel mundial. Puedo aprender mucho de ellos y son un gran ejemplo” declaró el jugador sobre sus compañeros de equipo.

Joshua Kimmich, la leyenda más joven del Bayern München

4) La influencia de Guardiola

En sus primeros pasos en el club muniqués el jugador comenzó pasando la mayoría del tiempo en el banquillo, pero siempre bajo la atenta mirada de su entrenador Pep Guardiola. El director técnico tomó gran consideración hacia Joshua y le “adoptó” profesionalmente hablando: “Joshu es casi mi hijo” llegó a declarar el preparado en rueda de prensa. Bajo la atenta mirada de Guardiola Joshua fue creciendo y ampliando su radio de juego del centro del campo a la banda derecha, lo cual le abrió la puerta a más oportunidades, lo que se tradujo en un crecimiento considerable de sus minutos. Terminó la temporada con un total de 23 partidos disputados, muchos de ellos completos en la última parte del campeonato.

Aniversario del último canterano del FCB en debutar

Guardiola dando instrucciones a Kimmich durante un partido. © gettyimages

5- ¿El heredero de Lahm?

Su gran rendimiento y adaptación al puesto de lateral derecho se presentaron como una oportunidad única tanto para el jugador como para el equipo. El club sabía que Philipp Lahm se retiraría a finales de la temporada 2016/2017 (segunda de Joshua en el Bayern) y el jugador encontraba un forma de ganar minutos. La similitud tanto física como futbolística no pasaron desapercibidas y su soberbio rendimiento en esta segunda temporada con el Bayern llamó la atención del seleccionador Joachim Löw, a quien no le tembló el pulso para convocar al joven jugador para disputar la Eurocopa 2016, pese a que aún no había debutado con la selección absoluta. El heredero de Lahm se asentaba.

© gettyimages / ALex Grimm

6- La selección y la victoria en la copa confederaciones

Y así llegó el primer gran Torneo Intenacional de Kimmich. Tras su paso por todas las categorías inferiores de Alemania el jugador fue convocado para  la Eurocopa 2016 y pese a no contar con minutos al principio, terminó disputando los cuatro últimos partidos del torneo completos, incluida la semifinal ante Francia en la que Alemania cayó derrotada.

La nueva Alemania juega en el Bayern

Kimmich pudo resarcirse de esa derrota siendo convocado para disputar la Copa Confederaciones de 2017 en la que Alemania se proclamó campeón y Joshua disputó todos los encuentro del torneo, siendo uno de los pilares del equipo en el torneo.