En una jornada de tantos goles parece que a los del Hertha y el Wolfsburg se les extravió la ruta para el gol, y han quedado empatados en el encuentro que cerró la Fecha 28 del día sábado.

En un partido de excesiva cautela, ni los de la capital ni los de la ciudad automotriz supieron hacerse daño. Hertha partía como una ligera favorita en este encuentro ante Los Lobos, y en cierta forma demostraron el por qué de su favoritismo: a pesar de no ser un encuentro con sustos de lado y lado, fueron quienes más propusieron durante el encuentro. Un gol golpe a los postes por cada lado fue el balance del entretiempo.

Pese a ello, en la segunda mitad fue la visita quien se atrevió a mostrar un poco más de intención. Por su empeño recibieron un par de ocasiones interesantes que Rune Jarstein supo manejar a la perfección para proteger el arco del Hertha. Hacia el final del encuentro, Guilavogui vio su segunda amarilla, ganándole una expulsión poco necesaria.

PARTIDOS: Siga aquí todos los detalles de la Fecha 28