Resumen

  • Juan Arango y Marco Reus coincidieron en el Borussia Mönchengladbach durante tres temporadas.
  • El veterano venezolano fue un “maestro” para el internacional alemán, según expresó él mismo.
  • Ambos llegaron al club en la 2009/10 pero sus caminos se separaron en la 2012/13.

Este fin de semana se viene otra de las grandes citas del fútbol alemán: Borussia Dortmund vs. Borussia Mönchengladbach (sábado, 15:30h. CET). En Bundesliga en Español tenemos una historia especial que contarles acerca de Juan Arango y Marco Reus.

Apenas hacen falta las presentaciones. La huella del venezolano Juan Arango parece que casi se siente aún en el Borussia Mönchengladbach. En breves pinceladas de estadística: llegó al equipo en la temporada 2009/10 y se marchó al finalizar la 2013/14, abandonando la Bundesliga con 155 partidos de liga a sus espaldas, 25 goles y 43 asistencias. La transformación de los libres directos era marca de la casa. Su golpeo desde lejos exquisito y letal. Imposible olvidarlo. 

También arribado a Mönchengladbach para la 2009/10, Marco Reus explotó como futbolista en su etapa en el Borussia Park. Con 97 partidos, 36 goles y 21 asistencias en la Bundesliga, Marco Reus se convirtió en uno de los extremos más venenosos de la competición. Tres años más tarde, cambió de aires y fichó por el Borussia Dortmund, donde sigue militando. 

La conexión Arango-Reus dio sus frutos en el campo, logrando el BMG la clasificación para la fase de grupos de la UEFA Champions League 2012/13. El venezolano confesó en aquella época que en un principio la barrera idiomática resultó un obstáculo entre ambos, lo que no mermó su perfecto entendimiento en el campo.

"Marco es un gran chico. Para mí, él es uno de los mejores, y no solo del fútbol alemán, sino de todo Europa”.

Por su parte, Marco Reus aprovechó la experiencia de Arango y se empapó de su fútbol. “Arango para mí es como un maestro, aprendí mucho jugando a su lado”, declaró Reus en 2013. Ahora que se ha recuperado a la perfección de su larga lesión, queda por ver si este sábado Marco Reus sacará de su chistera alguno de los trucos que le enseñó Juan Arango.