Resumen

  • En su primer año al mando de Los Bávaros, el técnico italiano no pudo pasar de cuartos en la Champions League.
  • En aquella ocasión fue eliminado en la capital española por su ex club, el Real Madrid.
  • Ahora con refuerzos como el astro James Rodríguez intentará conquistar nuevamente Europa.

El experimentado estratega italiano, Carlo Ancelotti, tiene entre sus objetivos a nivel europeo traspasar la barrera de los cuartos de final de la UEFA Champions League y protagonizar, junto a sus pupilos bávaros, la pretendida final. Ancelotti, sabe y conoce de estas lides.

El sabor de la última UEFA Champions League para el FC Bayern München no fue precisamente alegre. En un disputado y entretenido cruce ante el Real Madrid por cuartos de final, Los Bávaros finalmente cayeron en tiempo de prórroga en el Santiago Bernabéu de la capital española. En aquellos dos encuentros, los ingredientes estuvieron sobre la mesa: calidad futbolísticas desbordante, dos grande equipos del continente y Carlo Ancelotti se enfrentó a su exequipo, con el cual había logrado su última Champions. El técnico italiano tiene por tanto una espinita clavada con dicha eliminación y, con dos Champions en el bolsillo como técnico, seguro que afronta esta nueva edición con deseos de revancha.

Ahora la tarea para Ancelotti es mirar con el mismo optimismo y confianza esta nueva temporada que se abre con la fase de grupos y donde estará acompañado del RSC Anderlecht, Celtic FC y el Paris Saint-Germain. Para traspasar su cometido anterior en suelo europeo, el técnico de Los Bávaros se ha reforzado, entre otros, con calidad latina de alta técnica: el colombiano James Rodríguez. Al astro cafetero lo conoce muy bien, sabe de sus condiciones y personalidad, ya que lo tuvo como alumno aventajado en el equipo madridista en 2014.

Para Leer: ¿Qué cambia en el FC Bayern München con la vuelta de James Rodríguez?

El Bayern München, sin lugar a duda, quiere volar alto y lejos en la máxima competición europea de este año. Por ello, Carlo Ancelotti reforzó todas sus líneas con grandes nombres para tener respuesta ante diversos escenarios y equipos. La meta será superar cuartos de final y llegar con todas las luces encendidas hasta el Olímpico de Kiev (Ucrania) que acogerá por primera vez una final de la UEFA Champions League. Ancelotti y los suyos, ya olvidaron el trago amargo de abril pasado y ahora el horizonte, en campos europeos, es uno y solo uno.

Para leer: Un Bayern München que buscará reinar otra vez