Los ojos del mundo han posado la mirada en la particular afición del cuadro berlinés de la Bundesliga. - © Maja Hitij/Bongarts/Getty Images
Los ojos del mundo han posado la mirada en la particular afición del cuadro berlinés de la Bundesliga. - © Maja Hitij/Bongarts/Getty Images
bundesliga

1.FC Union Berlin: un equipo distinto y muy particular

Hay equipos que, aun no consiguiendo sendos trofeos ni laureles, gozan del más fiel y apasionado fervor de sus aficionados. Siempre están ahí, siempre, ya sea llenando estadios o acudiendo a las más diversas actividades del club. El 1. FC Union Berlin, bien lo sabe.

La temporada 2019/20 de la Bundesliga arrancó con un toque distinto, particular… inédito. Y vino de la mano de un club de la capital de Alemania que traía en sus espaldas una tradición acerera, de barrio, humilde y cercano. El 1. FC Union Berlin, con poco más de 20.000 socios, despierta la admiración de rivales, tanto por su estoico y aguerrido juego como por su fiel afición que cada fin de semana copa los asientos del Alten Försterei. En definitiva, un equipo diferente. Un cuadro pequeño, pero distinto al resto.

BATACAZO AL MISMÍSIMO BVB

Su debut en la liga alemana fue duro: goleada como local ante Los Toros de Nagelsmann. En la segunda Fecha, conquistaron un empate (1-1) en tierras del FC Augsburg. Pero en la Fecha 3 llegó el momento de regresar a su casa, con su gente y sus vecinos. Los Acereros debían hacer frente al poderío del Borussia Dortmund, a la experiencia del Lucien Favre, al favoritismo y a la historia y al trio mágico: Reus, Sancho y Alcácer.

Pero a veces el peso de la historia futbolística y el favoritismo quedan relegados, sobre todo cuando las ganas y el amor por la camiseta son capaces de derribar los presagios que quedan en papel mojado. Y es lo que hizo exactamente el Union Berlin en la Fecha 3 ante los pupilos de Favre: le dio un batacazo a uno de los favoritos al título, con el extremo izquierdo, Marius Bülter iluminado, anotando un doblete, y el sueco Sebastian Andersson marcando el tercero de aquella tarde inolvidable para los hinchas acereros.

Como un guion de aquellos: su primer triunfo en la Bundesliga (3-1), en su casa, con su gente, contundente, desdibujando al rival, pero no a cualquier contrincante, sino el poderoso Borussia Dortmund.

"Los Acereros" tumbaron a uno de los favoritos para ganar la Bundesliga. - imago images / Beautiful Sports

UNA CALDERA LLAMADA AN DEN ALTEN FÖRSTEREI

No es raro escuchar que en los estadios de Sudamérica se respira un ambiente muy particular, cargado de emociones y vivencias. Pero en el distrito berlinés de Köpenick, se aloja el estadio del 1. FC Union Berlin que se asemeja mucho a ese espíritu. Tiene capacidad para 22.180 espectadores, dentro de los cuales más de 18.000 lo hacen de pie, ya que la platea con asientos está reservada para 3.700 aficionados.

Así el viejo y remodelado estadio de barrio se transforma en una verdadera caldera, una olla a presión con miles de hinchas alentando a sus jugadores casi al borde del campo. Quizás sean pocos, por la capacidad del recinto, pero sus socios y aficionados se encargan de multiplicar el aliento con las miles de bufandas, banderas y lienzos que le dan un especial colorido a su querido y humilde estadio. Y como dato peculiar: paralelo al marcador electrónico, aún mantienen con vida el viejo marcador manual, donde se puede apreciar a un funcionario poniendo los números de los goles, antecedido por el tradicional título, 1. FC Union - Visita. Una maravilla que hay que vivirla alguna vez.

Las tradiciones en el estadio del 1. FC Union Berlin se mantienen a pesar del paso del tiempo. - 2019 Getty Images

"SANGRAR POR UNION"

No es el título de una novela. Tampoco se trata de una película. Es el lema que los aficionados del Union Berlin titularon para llevar a cabo una peculiar y llamativa campaña, la cual consistía en donar sangre para recaudar fondos y así poder participar en la Liga Regional durante la campaña 2004/05. Aquella campaña fue la fotografía perfecta, una descripción escenográfica, que encarna la vida de este club del este de Alemania: dieron literalmente la sangre por el equipo y el club. No todos los hinchas de Alemania o del mundo pueden narrar una historia así.

Otra de las iniciativas que marcan a fuego al club, ocurre en una de las fechas más íntimas y especiales del calendario: la navidad. Por aquella fecha, las familias de sus socios y aficionados acuden al Alten Försterei para disfrutar conciertos de villancicos. Con esta hermosa iniciativa, no hay invierno europeo que congele las almas de Los Acereros.

VEA: LA CELEBRACIÓN DEL ASCENSO A LA BUNDESLIGA DEL UNION BERLIN 

DE BARRIO OBRERO

Las raíces no se olvidan, ni se borran. Aquello va pegado en la piel de este exclub de la RDA, que vio surgir su proyecto futbolístico de la mano de un populoso barrio de Berlín, llamado Köpenick. Allí precisamente levantaron su estadio, bajo el alero de sus aficionados quienes provenían principalmente de los trabajadores dedicados a la industria del acero. Este origen popular pervivió en el tiempo, como una marca de agua, y se fraguó de generación en generación, hasta convertirse en uno de sus mayores orgullos.

En paralelo, aquel barrio también fue acogiendo a diversas tribus urbanas, entre ellos grupos de punks, que se sentían como en casa en las calles de Köpenick. Con el tiempo estos grupos fueron haciendo del Union Berlin parte de su identidad. Una amalgama entre trabajadores, vida de barrio, cultura urbana, apogeo cultural y una pasión por el fútbol que terminó englobando a un club que presume de identidad propia... y muy propia.

Uno de los gestos más emotivos que se han vivido en el último tiempo en el fútbol alemán. - AFP/Getty Images

NO SE OLVIDAN DE QUIENES YA NO ESTÁN...

Es cierto, no todos sus aficionados tuvieron la suerte de ver a su equipo debutando en la Bundesliga aquel 18 de agosto ante el RB Leipzig en el Alten Försterei en la Fecha 1. Por ello, directiva, hinchas y peñas organizadas, crearon unas pancartas con la foto de socios o aficionados fallecidos para que estuviera presente en el debut del Union Berlin. Así, cuando los jugadores saltaron al campo de juego, cientos de aficionados levantaron las fotos de sus familiares, amigos o de un socio anónimo que ya no está.

Un detalle, un recuerdo, una forma de vivir el club y el amor por los colores del 1. FC Union Berlin.

VEA: EL PRIMER TRIUNFO EN BUNDESLIGA DEL UNION BERLIN ANTE EL BORUSSIA DORTMUND