Resumen

  • SV Werder Bremen afronta una crisis por culpa de las lesiones.
  • Claudio Pizarro es una baja sensible en el equipo.
  • La temporada de Los Verdiblancos no empezó como deseaban.

La baja de Claudio Pizarro es una de tantas otras que tienen al técnico del SV Werder Bremen, Viktor Skripnik, buscando maneras de evitar una inminente crisis que amenaza con complicar a un club urgido de buenas noticias.

Tras la eliminación prematura de la Copa Alemana y la goleada recibida en el inicio de la Bundesliga ante el FC Bayern München, el SV Werder Bremen cayó en la Fecha 2 ante el FC Augsburg. Por si fuera poco, el listado de jugadores no disponibles por lesión o sanción incluye a varios nombres que son fijos en su once inicial. Entre ellos, el goleador Claudio Pizarro.

Así, la delantera se ha convertido en uno de los puntos focales de Los Verdiblancos y, si bien la llegada del medallista olímpico Serge Gnabry, quien tuvo un buen debut ante el FC Augsburg, es razón para que la afición del Werder Bremen sonría, la plaga de lesiones preocupa.

Las alternativas del Bremen

El primero de ellos es el estadounidense Aron Jóhannsson, quien fue el titular en la Fecha 1 ante el FC Bayern München y anotó de penal en la Fecha 2 frente al FC Augsburg. Junto a él están Lennart Thy, recién arribado del FC Sankt Pauli, y el juvenil Johannes Eggestein.

Thy también es producto de la cantera de Los Verdiblancos, mientras el joven Eggestein viene de anotar 10 goles en 18 partidos de la selección Sub 17 de Alemania y nueve en la misma cantidad de encuentros para la selección Sub 16. Su reto será probarle a Skripnik que tiene la madurez necesaria para ganar algunos minutos en la máxima categoría del fútbol alemán.

Si bien las bajas de Pizarro y Kruse generan preocupación, se abre la oportunidad para que alguno de estos tres delanteros se convierta en el relevo apropiado, ayudando al Werder Bremen a sumar los suficientes puntos para tranquilizar a sus aficionados.