Resumen

  • Jesús Vallejo se ha convertido en pieza fundamental en la defensa del Eintracht.
  • El central español ve en el trabajo colectivo la clave del éxito de Las Águilas.
  • Afirma estar aprendiendo mucho de sus compañeros Abraham y Hector.

A su 19 años, Jesús Vallejo se ha consolidado en el centro de la defensa del Eintracht. En entrevista exclusiva con Bundesliga en Español habló sobre la victoria ante el Dortmund, el gran momento de su equipo y de lo que aprende de sus compañeros.

Bundesliga en español: Sr. Vallejo, ¿qué tan importante fue la victoria sobre Borussia Dortmund para el Eintracht?

Jesús Vallejo: Fue una victoria muy importante y la recompensa a nuestro duro trabajo. Ahora hay que seguir así, no relajarse y afrontar el siguiente partido con la misma concentración.

Su entrenador, Niko Kovac, los advirtió antes del partido de los "cohetes" en la delantera del Dortmund. ¿Cómo consiguió controlar a esos "cohetes"?

Creo que el entrenador tiene un papel decisivo en el hecho de que nos vaya tan bien en este momento. Nos da confianza en los entrenamientos. Nos prepara muy bien antes de los partidos y nos da consejos importantes. Siempre lo damos todo en la cancha,  también contra el Dortmund.En la celebración de todo el equipo después del gol de la victoria de Haris Seferovic se vio el buen espíritu de equipo de la plantilla.

¿Fue esta la tarea más difícil hasta el momento en la Bundesliga para usted?

El Borussia Dortmund es un enemigo que te exige todo y al que no se puede anular durante 90 minutos.  Cada duelo es difícil, algunos se ganan, otros se pierden. Es importante destacar que luego siempre hay un compañero de equipo detrás de la jugada para despejar. Podemos estar orgullosos de lo que hicimos contra el Dortmund y hablar de un excelente rendimiento del equipo.

Vallejo realizó un gran partido ante un duro rival como el Borussia Dortmund. © gettyimages / Alex Grimm

¿En qué aspectos ha mejorado usted personalmente en los últimos meses bajo las órdenes de Niko Kovac?

He aprendido en muchos aspectos. Por ejemplo, en la forma de leer un partido y cómo anticiparme a las situaciones del juego. O cuando se puede arriesgar y cuándo hay que asegurar el pase. También he aprendido cómo aguantar la línea con los compañeros de la defensa. He aprendido mucho de este entrenador y de todo el cuerpo técnico, pero también de David Abraham, que siempre me aconseja y apoya.

¿Es importante para usted David Abraham como compañero?

Es muy importante para mí, es como un hermano mayor y también fuera de la cancha. Pero también tengo que mencionar la importancia de Michael Hector. Es agradable saber que se puede empezar cada día con un entrenamiento en el centro de la defensa con los mejores que he conocido en mi carrera hasta ahora.

"Abraham es muy importante para mí, es como un hermano mayor y también fuera de la cancha".

¿Qué le espera ahora al Eintracht?

Tenemos que seguir avanzando con nuestra autoconfianza, pero también permanecer con los pies en la tierra y no volvernos locos por estar en los puestos altos de la tabla. Debemos afrontar cada partido de forma individual y así tratar de seguir teniendo éxito. Hasta el momento, nos está yendo muy bien de esta forma.

El defensor ve en el trabajo colectivo la clave del éxito de Las Águilas. © imago / Jan Huebner

¿Pudo haber imaginado el éxito actual cuándo llegó en el verano?

Cuando se llega a un nuevo club, uno da todo de sí con el fin de ser competitivo. En otras palabras, el lema: Qué pasaría sí, no me preocupa. Trato cada día dar el máximo de mí. La voluntad de querer ir más allá de uno mismo no es negociable.

"No debemos volvernos locos por estar en los puestos altos de la tabla".

¿Dónde están los límites para el Eintracht esta temporada?

Creo que para nosotros no es necesario establecer límites, ni por arriba ni por abajo. Seguiremos trabajando de forma continua como hasta ahora y después veremos qué pasa.