Resumen

  • La Meisterschale es apodada La Ensaladera por su cóncava y redonda forma.
  • Dicho trofeo se entrega desde mucho antes de la fundación de la Bundesliga.
  • Ha tenido que ser agrandada en dos oportunidades para albergar el nombre de los campeones de turno.

Por lo que tantos luchan, el privilegio de alzarla al final de la temporada, uno se imaginaría una copa convencional, con asas y en la forma que uno se espera al escuchar la palabra ‘trofeo’. Pero en Alemania, se recibe una bien ornamentada pieza de colección, la cual lleva un apodo digno de centro de mesa: La Ensaladera.

En Alemania, la liga no entrega una copa como tal, sino un trofeo bastante peculiar. Se trata de la Meisterschale, apodada con cariño como La Ensaladera, por su forma redonda y cóncava. Este trofeo ha sido entregado a cada campeón alemán desde incluso antes de la existencia de la Bundesliga, siendo introducida en 1949 como el reemplazo del trofeo original entregado previo a la desaparición al galardón original, llamado Viktoria, en honor a la figura que adornaba al trofeo.

Desde ese entonces, la querida Ensaladera se convirtió en la consentida de los campeones, y ya con 68 años de existencia, ha tenido que ser sometida a dos intervenciones para aumentar su tamaño, y así seguir teniendo inscrita sobre ella el nombre de cada uno de los ganadores de la Bundesliga. Tal ha sido su uso que en 1981 y en el 2009 dichos cambios tuvieron que efectuarse, y se prevé una tercera mejora en el año 2026, año hasta el que teóricamente la Meisterschale puede acoger nombres considerando la disponibilidad de espacio.

Para leer: Pável Pardo y Ricardo Osorio, los mexicanos que ganaron la Bundesliga

Se prevé una tercera mejora para la "Meisterschale" en el año 2026 © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA / Thomas Niedermueller

¿Más de un trofeo?

Desde los años 80 que se permitió la creación de réplicas del trofeo, para permitirle a los ganadores de más de una liga el privilegio de lucir a sus numerosos ejemplares de la Ensaladera en sus vitrinas.

Esto ha sido útil también, ya que en los años donde la liga se define al último instante, la liga simplemente envía la versión original de la Meisterschale a quien vaya primero en la tabla, y permite el uso de réplicas en caso que gane otro conjunto distinto al líder para la ceremonia y las celebraciones del día del campeonato.

Uno pensaría que el premio de un torneo, aquello por lo cual tantos jugadores patean y corren por 34 fechas, no tendría un valor más allá del simbólico. Pero cuando los nombres de cada campeón están inscritos en los bordes de esta Ensaladera, alzar el trofeo es motivación pura por dejar una marca imborrable en el centro de mesa más cotizado por todos.

Para leer: Lo que necesita saber de la Bundesliga