Resumen

  • Los hinchas del nuevo equipo de Sergio Córdova crearon un rito en el año 2012, que respetan en la previa de cada partido de local.
  • Si bien la cerveza es el denominador común de los hinchas en Alemania, en Ausburgo están orgullosos de su café.
  • La ceremonia termina a los pies de Helmut Haller, uno de los jugadores más famosos de la historia del club.

El fútbol y la cultura van de la mano en Alemania. Las tradiciones se respetan y pasan de generación en generación. Pero en algún momento comienzan, y esta costumbre de los hinchas del FC Augsburg nació en 2012.

Cada día de partido es una fiesta en Alemania. Se podría decir que los noventa minutos de juego son una excusa para que una gran cantidad de ritos y tradiciones, que se comparten entre amigos, tenga lugar unas cuantas horas antes del pitazo inicial.

Son liturgias que nacen de manera espontánea y que se van extendiendo entre los hinchas, hasta transformarse en una tradición inevitable antes de cada partido.

Todo es especial en Augsburg

En Augsburg, la rutina de un día de partido comienza tres horas antes del pitazo inicial, en un lugar poco habitual. En 2012 se instaló en la ciudad un bar café llamado la Caja Negra (Schwarze Kiste).

El nombre no es antojadizo, ya que quienquiera que vaya se encontrará con una gran caja obscura y los bancos que habitualmente vemos en los famosos parques cerveceros. Se dice que en Schwarze Kiste se bebe el mejor café de la ciudad.

La camaradería de la Bundesliga supera generaciones, géneros y también equipos. Sí, no sólo se encontrarán las clásicas camisetas blancas y rojas del Augsburgo, sino que muchos hinchas del equipo visitante son bienvenidos a beber.

Este es el nuevo equipo de Sergio Córdova. Conozca de cerca al FC Augsburg.

La tradición y el compartir con los más cercanos son pilares en un equipo como el FC Augsburg, donde la afición es protagonista. © gettyimages

Sergio Córdova es uno de varios fichajes. ¡Esté al día con el mercado de traspasos de la Bundesliga!

El positivismo es regla en Augsburg

Las apuestas y las bromas, nunca van a faltar, y en un tablero, cada uno escribirá su predicción del resultado, y los que acierten podrán regresar al bar luego del partido. Los estarán esperando con una cerveza gratis.

No está de más aclarar que nadie pronostica una derrota del Augsburg, ni siquiera cuando juegan contra el FC Bayern. Es todo un ambiente de fraternidad.

Pero la idea es alentar al equipo, y por eso es que todos caminan apenas 10 metros para esperar una línea de tren que sólo circula los días de partidos. Un boleto de 2,50 euros y ocho estaciones, les separan del WWK Arena, el segundo hogar para muchos de estos fanáticos.

Raúl Bobadilla, el paraguayo que es crucial en el esquema del FC Augsburg.

Ni el invierno bávaro es capaz de alejar a los aficionados del nuevo club de Sergio Córdova de su querido WWK Arena. © gettyimages

Todo lo necesario sobre el FC Augsburg, en un mismo lugar.

Homenaje al mito histórico

En pocos minutos ya están en la estación Estadio, y sólo les resta cruzar un puente sobre la avenida, con la vista del WWK Arena de fondo. Pero hay más tradiciones, que todos conocen y respetan. El punto de encuentro con los fanáticos que no hayan ido al bar, es la estatua de Helmut Haller, una vieja gloria del club.

Nacido en Augsburgo, Haller fue uno de los más destacados jugadores del equipo, representando a Alemania en el Mundial de Chile, en 1962. Su figura de bronce simula estar dando un furibundo remate, en una pose muy similar a la del logo de la Bundesliga. Si algún día quiere tomarse una foto típica en el estadio del Augsburgo, este es el lugar indicado.

No es una mala idea si viaja a Baviera. Puede conocer Augsburgo, parte de la famosa Ruta Romántica alemana y visitar uno de los estadios más coquetos de la Bundesliga. Eso sí, antes se toma un buen café, junto a nuevos amigos, junto a una gran caja negra.