Resumen

  • La 'Robbery' se convirtió en una de las sociedades más inolvidables de la Bundesliga.
  • Desde 2009, el holandés y el francés han liderado al Bayern en triunfos memorables.
  • Durante nueve temporadas han deleitado con sus jugadas a todos los rincones del mundo.

En 2009, y a petición del técnico Louis Van Gaal, el extremo holandés Arjen Robben llegó a Múnich para complementar la banda opuesta del francés Franck Ribéry. Allí nació la gran 'Robbery' que durante nueve temporadas no ha dejado de deleitar a los aficionados del FC Bayern München.

En el fútbol hay fórmulas que se trabajan durante días, semanas o meses. Hay otras que simplemente nacen del talento innato y cuando la pelota rueda sobre la cancha, aparecen y brillan. Así germinó precisamente el dúo histórico del FC Bayern München entre Arjen Robben y Franck Ribéry. Fue el técnico holandés Louis Van Gaal quien tuvo oportunidad y la visión de juntarlos en el terreno de juego. En 2009, y cuando Ribéry ya despuntaba tras dos temporadas con Los Bávaros, arribó al Allianz Arena, procedente del Real Madrid, el holandés Arjen Robben.

IMPRESCINDIBLE - Robben, el astro holandés que se niega a envejecer

Si Ribéry era imparable por la banda izquierda, Robben venía a despuntar la banda derecha, especialmente con su clásica jugada hacia el interior del ataque para sacar el zurdazo fulminante. Pero a pesar de que ambos tenían sus bandas asignadas, el secreto estaba en la asociación y principalmente cuando el francés se internaba más al centro y asistía a Robben. La fórmula funcionó de inmediato. En la Fecha 4 de aquella temporada, Robben saltó al campo (en la segunda parte ante el VfL Wolfsburg) y en pocos minutos ambos dieron rienda suelta a la Robbery: Robben anotó dos goles en apenas 12 minutos y ambas asistencias fueron de Ribéry. Van Gaal había descubierto una leyenda que se escribiría a dos voces.        

VIDEO - Grandes goles de la Bundesliga: Arjen Robben

Cuando la 'Robbery' ganó la Champions

De allí en adelante, nace una nueva era para el Bayern de Múnich, escrita por estos dos jugadores de clase mundial y potenciada en las eras de Jupp Heynckes y Pep Guardiola. Esta dupla mágica ha tenido momentos especiales y abrazos recordados, pero la cumbre de este irrepetible dúo estuvo, sin duda, cuando Ribéry asistió, con un sutil taquito de espalda, a su amigo holandés en la final de la UEFA Champions League de 2013 (ante el Borussia Dortmund en el mítico Wembley). Robben, en el último suspiro de aquel encuentro, anotó el gol y consagró a Los Bávaros como campeones de Europa. Una jugada, un gol, un grito de campeón en un escenario histórico.   

VIDEO - Grandes goles de la Bundesliga: Franck Ribéry

Asociación indisoluble

Durante nueve temporadas, la dupla Robbery se ha transformado en un verdadero dolor de cabeza para las defensas de la Bundesliga y del resto de Europa. Algunos entrenadores, han optado por doblar la marca, realizar marcajes personales o en zona, pero las galopadas de ambos y las paredes se suceden semana a semana.

La asociación Robben-Ribery es una marca registrada, una dupla mortal, acostumbrada al pase profundo, a la habilitación perfecta o a la pared precisa. A la Robbery aún le quedan algunas historias por contar y varios goles por anotar. Ambos finalizan contrato con el Bayern el próximo verano, pero pase lo que pase, su leyenda ya es inmortal y permanecerá en la memoria de los hinchas muniqueses y del mundo entero.

¡Aquí tenemos más historias de personajes y momentos inolvidables de la Bundesliga! ¡No se los pierda!