¡Así se celebra un campeonato! Si El frenesí de los jugadores resultaba impactante, el de los aficionados que les esperaban en el centro de Frankfurt para recibir a sus héroes, es cosa de película.

Tras ganar por 1-3 al Bayern Múnich en el Olympiastadion de Berlín la final de la Copa Alemana, el Eintracht Frankfurt se aseguraba su primer título en tres décadas. La emoción de los jugadores y de la afición fue acorde: explosión de felicidad y festejos hasta altas horas de la noche en la capital teutona.

Mexicanos, argentinos y españoles...¡CAMPEONES DE LA COPA ALEMANA!

VIDEO: ¡Así describió Marco Fabián lo que supuso ganar la Copa!

Un frío duchazo de cerveza y ánimos por el cielo

Los jugadores se encargaron de que la fiesta siguiera después de levantar la Copa, cantando, celebrando... e interrumpiendo una rueda de prensa con el simple propósito de 'refrescar' un poco a Niko Kovac, quien se entretenía conversando con la prensa.

México conquista la Copa Alemana de la mano de Fabián y Salcedo

Ya al día siguiente, Las Águilas emprendieron vuelo de regreso al nido en Frankfurt, donde serían recibidos por una multitud de aficionados, que las autoridades municipales de la ciudad estimaban alrededor de los 50.000 personas.

10 cosas para saber sobre Niko Kovac, el cerebro detrás de Eintracht campeón

Llegaron a Frankfurt con Copa en mano, el capitán del equipo Alex Meier y el capitán de la noche de la gesta, el argentino David Abraham. © gettyimages / Andreas Schlichter/Bongarts

Tras recorrer en una caravana la ciudad, arribaron al Römer, ayuntamiento de la ciudad, fueron aclamados por la multitud congregada en la plaza, Kaisersaal, cuyo nombre se traduce a la 'Sala del Emperador', para estampar sus nombres en un libro lleno de historia y que recoge las visitas más prestigiosas a dicha cámara.

19 de mayo: Fecha de trofeos mexicanos en Alemania