Resumen

  • El brasileño se convirtió en el primer latino en ganar el trofeo de máximo goleador de la Bundesliga.
  • Con sus 18 goles ayudó al Borussia Dortmund a proclamarse campeón en la temporada 2001/2002.
  • Amoroso es una leyenda inolvidable de "Los Negriamarillos".

Procedente del exigente fútbol italiano, donde brilló como goleador en Udinese y Parma, el brasileño Márcio Amoroso aterrizó en el Borussia Dortmund. El ex de Flamengo tuvo un estreno dorado: campeón y máximo goleador. Amoroso hizo historia inolvidable en la Bundesliga. Aquí se la contamos.

Tal vez el glorioso Botafogo de los sesenta marca el inicio de esta historia. José Amoroso Filho fue un delantero letal de la época y tío de Márcio Amoroso dos Santos, quien tomó el apellido materno para hacerse mundialmente conocido. Y mundo fue lo que recorrió Amoroso en sus inicios. Primero Brasil, en el modesto Guaraní FC, y una cesión en el Verdy Kawasaki japonés con tan solo 18 años. En ambos equipos, y como sería tónica a lo largo de toda su carrera, terminó la temporada como máximo goleador.

Antes de dar el salto a Europa, Amoroso tuvo otra breve etapa en Brasil. En el Flamengo de Río de Janeiro, a mediados de los noventa, el joven punta estuvo media temporada pero le dio tiempo a coincidir con los ídolos brasileños Romario y Bebeto, campeones del mundo en 1994. En 16 partidos marcó seis goles. Solo las lesiones le privaron de mayor continuidad y decidió probar fortuna lejos de Brasil, concretamente en Italia.

VIDEO: La historia de Brasil en la Bundesliga

Samba y gol

Amoroso se convirtió rápidamente en uno de los mejores delanteros del fútbol italiano. En el Udinese Calcio, donde compartió delantera con el alemán Oliver Bierhoff, fue máximo goleador de la Serie A con 22 goles en la temporada 1998/99. Su gran año despertó el interés de media Europa en su fichaje pero el brasileño decidió no cambiar de país.

Su nuevo destino fue el mítico AC Parma, que esa misma temporada había conquistado la Copa de la UEFA con gente como Juan Sebastián Verón, Hernán Crespo o Faustino Asprilla. Pero sus desavenencias con el DT Alberto Malesani provocaron su salida tras solo dos temporadas y únicamente 11 goles en 39 partidos.

Borussia Dortmund, que ya había mostrado interés en él después de su gran año con Udinese, apareció de nuevo y Amoroso desembarcaba finalmente en la Bundesliga. Y en Dortmund, en un equipo dirigido por Matthias Sammer y donde destacaban jugadores como Jens Lehmann, Thomas Rosicky o los brasileños Ewerthon y Dedé, Amoroso simplemente sobresalió.

Todo lo que tiene que saber sobre el Borussia Dortmund

En su primera temporada en Dortmund, Amoroso se adjudicó el trofeo de máximo goleador del campeonato.

Primer goleador latino

En la temporada 2001/02, Márcio Amoroso estalló como romperredes. En 31 partidos anotó 18 goles, los cuales le valieron para terminar como máximo goleador de la Bundesiga, empatado con Martin Max (TSV 1860 München) pero por delante de jugadores como sus compatriotas Giovanne Élber (17) y Aílton (16), Miroslav Klose (16) o Claudio Pizarro (15). El brasileño pasaba así a la historia como el primer máximo anotar latino del campeonato alemán. Todo un hito inolvidable.

Con goles de todas las facturas y de inmensa calidad, Márcio Amoroso fue el factor clave de la delantera del BVB que ganó el apretado torneo 2001/2002 con un solo punto por delante de Bayer 04 Leverkusen. Amoroso también brilló en Europa con Los Negriamarillos, quienes aquella temporada llegaron a la final de la Copa de la UEFA. En la ida de semifinales, ante el AC Milan, Amoroso marcó un triplete y en la final, que lamentablemente perdieron ante Feyenoord holandés (3-2), el brasileño anotó uno de los dos goles de su equipo.

Un delantero completo

La principal virtud de Amoroso era la cantidad de variantes que poseía como delantero. Utilizaba bien las dos piernas, era rápido e intuitivo en el mano a mano, y se desmarcaba muy bien. Era especialmente letal en los últimos metros y se ubicaba bien entre los centrales, o cuando salía un poco del área para ayudar a crear juego a sus volantes. Los hinchas del BVB recuerdan muy bien todavía su gran sociedad futbolística con Rosicky.

Por desgracia para el Dortmund, las lesiones pasaron factura a Amoroso en años sucesivos, anotando solo diez goles hasta 2004. El brasileño luego jugaría para Málaga, Sao Paulo -con quien ganaría la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes en 2005-, AC Milan, Corinthians, Gremio, Aris Salónica, Guaraní y finalmente Boca Ratón FC de la APSL americana en 2016, donde actualmente ejerce como embajador del club.

¡Aquí tenemos más historias de personajes y momentos inolvidables de la Bundesliga! ¡No se los pierda!