Resumen

  • Javi Martínez Sólo pudo disputar 16 partidos de la Bundesliga 2015/16.
  • Las constantes lesiones no le brindaron la regularidad que hubiera querido.
  • Ha sido titular en los tres juegos oficiales del FC Bayern München esta temporada.

Los malos momentos parecen haber quedado en el olvido para un Javi Martínez afianzado en la titularidad del FC Bayern München. Estuvo desde el inicio en los tres partidos oficiales del cuadro bávaro y ante el Schalke 04 registró su primera asistencia de la temporada.

Tres partidos, tres victorias, 13 goles a favor y ni uno encajado. Así ha sido el debut de Carlo Ancelotti como técnico en el FC Bayern München en lo que va de la temporada 2016/17. No sólo es impresionante la contundencia ofensiva que han mostrado los campeones defensores de la Bundesliga, sino también la solidez defensiva de un equipo que aún ha de esperar al menos una fecha más para un posible gol en contra.

Martínez recobra la confianza

Es aquí donde el trabajo de Javi Martínez destaca. Para un jugador que no ha sido capaz de jugar 20 partidos de liga en una misma temporada desde la campaña del 2012/13 por problemas físicos, el haberse impuesto como titular desde el comienzo del 2016/17 en la plantilla del Bayern tiene mucho mérito. Hacerlo sin haber encajado y dando una asistencia, más aún.

Al español se le nota suelto, cómodo y a gusto de nuevo sobre el campo del juego. Ha desaparecido el miedo a que resurjan las molestias que le han aquejado recientemente. En sus actuaciones se le ve como el amo de su posición y una garantía para un equipo donde le sobra la competencia por unos minutos de juego.

Otra vez jugador clave

Esta gallardía le vendrá bien a los dirigidos por Ancelotti en una temporada donde los objetivos son los mismos de siempre, ganarlo todo. Para lograrlo el entrenador requerirá de cada pieza en su alineación.

Para su suerte, Martínez está disponible, en buena forma y con los ánimos necesarios para ayudar a su club a levantar los títulos domésticos y, por qué no, el tan preciado título continental.

Junto a un equipo consolidado como uno de los mejores de Europa, un técnico como Ancelotti, que ha demostrado su destreza en la Champions League, y un Allianz Arena que, partido tras partido, no tiene un solo asiento vacío, Javi Martínez tiene los ingredientes necesarios para convertir este buen momento físico en un año de éxitos deportivos.