Resumen

  • La estrella del FC Bayern München convivió con niños en centros de apoyo respaldados por UNICEF Alemania.
  • El defensa bávaro jugó y cantó con los pequeños, a quienes llevó momentos de alegría.
  • Hummels llamó a la gente a apoyar y dejar la indiferencia respecto a la gente que vive en aquel lado del mundo.

La estrella del FC Bayern München Mats Hummels viajó hasta Malawi para visitar y convivir con niños del país africano como parte de sus actividades como embajador de buena voluntad de UNICEF.

Con una sencilla pelota, el defensa campeón del mundo logró convertir los secos pastizales de Malawi en un estadio de clase mundial por unas horas para los niños que lo recibieron para compartir una tarde de risas y juegos.

“Es difícil expresar en palabras lo que he vivido en mi primer viaje a Malawi para visitar los proyectos de UNICEF Alemania. Me tocan profundamente las difíciles condiciones en las que aquí los niños tienen que crecer. Se requiere ayuda urgente”, dijo el jugador, quien busca aprovechar su posición como estrella mundial para ayudar a los niños que viven en difíciles condiciones para su desarrollo.

La marca a presión también funciona con una adorable sonrisa.

Durante su viaje a África, Mats Hummels jugó, cantó y leyó con niños y niñas en la comunidad de Chimwemwe, Malawi, en donde los pequeños reciben apoyo para aprender a leer y escribir además de alimentación.

A pesar de las complicadas circunstancias del entorno, las sonrisas de los pequeños al recibir a Hummels fueron una prueba más del poder social del fútbol y de cómo la felicidad está al alcance de todos. “¡Ver lo felices que son los niños aquí me ha conmovido!”, señaló el astro alemán en sus redes sociales.

El campeón del mundo recibió lecciones musicales en su visita a Malawi.