Con el lema de “Ningún club se lleva tan a flor de piel como el Hertha BSC”, los Capitalinos dieron puntapié a una particular campaña.

Si es fanático del Hertha Berlín, y su urgencia es asegurarse un asiento en el Olympiastadion de la capital alemana por el resto de sus días, La Vieja Dama tiene para usted una solución perfecta, y hasta estéticamente interesante: un tatuaje.

El Hertha inició su campaña a comienzos de febrero para buscar a aquél fanático idóneo del club, dispuesto a tatuarse algo “más que una bonita pieza de arte”.

Se trata de un tatuaje que, además de la bandera blanquiazul del equipo, llevará los límites de la ciudad de Berlín, y una silueta del Olympiastadion que tendrá un Código QR. Dicho código será válido como entrada para todos los partidos de Bundesliga de los berlineses. “El abonado de su vida”, recalca el Hertha.

Habrá solo un fanático que será merecedor de esta entrada. Para ser el o la afortunada, hay que convencer a la audiencia. Una foto o vídeo creativo puede ser enviado hasta el 8 de febrero al Hertha. ¡Pero apúrese!, que pocas horas después de lanzarse la campaña por redes sociales, la respuesta fue bárbara.