Resumen

  • El defensa español anunció hace poco su retirada prematura del fútbol a causa de las lesiones.
  • Domínguez cuelga los botines con 27 años.
  • Sus compañeros de equipo coinciden en que se aleja del fútbol una gran persona.

Luego de anunciar su retiro del fútbol con apenas 27 años, Álvaro Domínguez ha recibido muestras de apoyo de parte de toda la comunidad del Borussia Mönchengladbach.

“Es una pena. Álvaro es una gran persona, una de los mejores que ha pasado por el equipo. Futbolísticamente era muy importante para nosotros”, afirmó el delantero André Hahn sobre su ahora ex compañero. Tony Jantschke, acompañante del español en la zaga consideró la noticia como "un golpe muy dramático".

El entrenador de Los Potros, André Schubert, valoró el aporte de Domínguez más allá de la cancha. “Para nosotros Álvaro era una persona muy importante, aparte de su gran calidad como futbolista. Es una lástima lo que le ha sucedido", dijo el estratega en la rueda de prensa posterior al partido ante el FC Barcelona por UEFA Champions League.

Vea aquí las declaraciones de André Schubert sobre el retiro de Álvaro Domínguez.

Max Eberl, director deportivo del Mönchengladbach ya conocía la decisión del defensa hace varias semanas y afirmó que el club le brindará todo el apoyo posible en su nueva etapa. "Lo vamos a apoyar con todas nuestras fuerzas y darle la oportunidad para coger el camino que el vea oportuno. Ya sea en el fútbol o fuera de la cancha, aún está por verse”, dijo el directivo de Los Potros.

Domínguez llegó al cuadro de Mönchengladbach en 2012 procedente del Atlético de Madrid. Su último partido con el club fue el 7 de noviembre de 2015. A partir de entonces, el español se sometió a varias operaciones en la espalda y a pesar de sus grandes esfuerzos por continuar, los dolores lo han obligado a acabar su carrera prematuramente.