Resumen

  • Vargas fue creciendo de partido a partido.
  • Fue la figura en la goleada histórica frente a México.
  • Acabó como goleador de la competencia.

La selección de Chile alzó su segundo título internacional consecutivo en la Copa América Centenario celebrada en EE. UU. Una de las figuras excluyentes de esta conquista fue el delantero Eduardo Vargas del TSG 1899 Hoffenheim.

En Bundesliga en Español seguimos muy de cerca el desempeño del ariete ex Universidad de Chile y revivimos su paso por la Copa.

De menos a más

La selección de Chile arrancó el torneo con pie izquierdo y cayó 2-1 frente a Argentina. A pesar de no contar con Messi, la albiceleste fue contundente y Chile apenas pudo descontar en tiempo de adición. En ese contexto, Eduardo Vargas pudo hacer poco y fue reemplazado a los 68 minutos por Mauricio Pinilla.

Para el siguiente partido, frente a Bolivia, Vargas fue suplente e ingresó al minuto 58 por Pinilla. El goleador del Hoffenheim tuvo una buena oportunidad de marcar pero el meta boliviano Lampe tuvo una noche destacada. Un penal convertido por Arturo Vidal en tiempo de adición dio la victoria 2-1 a Chile.

Vargas fue la figura del partido frente a Panamá. © gettyimages / Rich Schultz

En el encuentro definitorio de la fase de grupos, Vargas volvió a la titularidad y fue el motor que impulsó a Chile a la siguiente fase. El ariete chileno contestó un gol tempranero de Panamá a los 5 minutos con dos anotaciones y una actuación memorable que le daría el premio como jugador del encuentro. Con el 4:2 final, La Roja aseguró su boleto para enfrentar a México en octavos de final.

Póquer y a semis

El duelo entre Chile y la selección azteca fue una jornada inolvidable para Eduardo Vargas. El artillero del Hoffenheim dio una clase maestra en posicionamiento táctico y definición, estando siempre en el lugar correcto y rematando con precisión aún en situaciones incómodas. Los cuatro tantos de Vargas en la goleada 7:0 frente a México le valieron otra vez el premio al mejor jugador del partido.

Eduardo Vargas vivirá en el recuerdo del arquero Guillermo Ochoa como una pesadilla. © imago / Xinhua

En la semifinal, Chile se midió a Colombia. La Roja se adelantó por dos tantos en el primer cuarto de hora y aguantó el empuje de los cafeteros el resto del partido para mantener el 2:0. A pesar de no anotar, Vargas fue titular y fue sustituido al minuto 88 por Mark González.

Revancha austral

En la final, Vargas tuvo pocas oportunidades de brillar debido al planteamiento de la selección chilena. El técnico de La Roja, Juan Antonio Pizzi, paró un equipo defensivo, orientado a frenar los avances de Lio Messi. El delantero del Hoffenheim salió en el minuto 109 y no pudo participar en la definición por penales que acabó coronando a Chile nuevamente campeón de América. Los 6 goles de Turboman Vargas lo convirtieron en el máximo artillero del torneo.