Resumen

  • Ousman Manneh llegó de Gambia en 2014 buscando calidad de vida en Alemania.
  • Fue descubierto mientras vivía en un centro de acogida.
  • En dos años debutó en la Bundesliga y hoy es pieza fija del SV Werder Bremen.

Si algo tiene el fútbol, son historias maravillosas. Detrás del debut del juvenil de origen gambiano del SV Werder Bremen, Ousman Manneh, hay una serie de sacrificios que son dignos de una película.

A los 16 años, este habilidoso delantero salió de Gambia buscando calidad de vida en Alemania. Tras un viaje de miles de kilómetros fue admitido en un centro con otros jóvenes en condición de refugiados. Con una sola diferencia: a diferencia de sus nuevos amigos, el joven Ousman tenía un extraordinario talento para el fútbol.

Este fue descubierto por la gente del Blumenthaler SV, un club de las divisiones regionales cercano a Bremen en el que el joven Manneh pudo demostrar su talento. Con 17 años, anotó 15 goles en 12 partidos. Razón suficiente para que el SV Werder Bremen posara sus ojos en él y le ofreciera sumarse a sus divisiones juveniles.

Paulatino ascenso

Asomaba el 2015, Manneh aprendía el idioma y ya había pasado de practicar en un centro de acogida juvenil, a jugar en la estructura federada de uno de los históricos de la Bundesliga. En su estreno, en el filial verdiblanco, anotó un gol y asistió otro en un triunfo sobre el Hansa Rostock. Los técnicos de su equipo sabían que tenían un diamante en bruto y se dedicaron a pulirlo con paciencia. Así jugó en la 3. Bundesliga, disputando 28 partidos y anotando 3 goles en un rol mucho más sacrificado. Nunca se quejó. “Este es en el sitio en el que quería estar y pelearé con todo por quedarme”, dijo entonces.

Ya para la temporada anterior, Manneh ya se había entrenado con el primer equipo y había marcado goles en amistosos contra rivales de categorías regionales. Pero parecía que sus opciones allí eran pocas. Manneh volvería a jugar en el filial. Disputó 7 partidos y anotó tres goles en la tercera categoría hasta que, de nuevo, movimientos en la primera plantilla obligaron a darle una oportunidad. Y él se sentía preparado.

Titular en Bundesliga

Su debut en la Bundesliga fue como titular en el revés contra el 1.FSV Mainz 05 el pasado 21 de septiembre (1:2). Una semana más tarde volvió a ser titular contra el VfL Wolfsburg, al que vencieron 2:1. Y ya el pasado 1 de octubre jugó por primera vez los 90 minutos de un partido en la máxima categoría cuando el Werder Bremen igualó a dos tantos con el SV Darmstadt 98, asistiendo el tanto de Gnabry que ponía adelante a los suyos.

Manneh ya no vive en el centro de acogida, sino en un pequeño departamento en Bremen. Es considerado una pieza importante del primer equipo y sus compañeros de equipo lo respetan. “Creo que hace un gran trabajo”, dijo el veterano Pizarro, quien le dobla en edad. “Corre mucho, pelea cada balón. “Solo le falta un gol y eso llegará si sigue trabajando así de duro”, sentenció el histórico artillero peruano.