Resumen

  • Eintracht Frankfurt se clasificó para la final de la Copa Alemana tras imponerse en los penaltis al Borussia Mönchengladbach.
  • Marco Fabián fue el bastión de 'Las Águilas' en la primera parte; no falló su penalti.
  • Omar Mascarell tuvo que ser sustituido al poco de iniciarse el segundo tiempo; Guillermo Varela salió en el minuto 72, marró su penal.

Ya hay un primer finalista para la Copa Alemana: el Eintracht Frankfurt se impuso en la tanda de penaltis en su visita al Borussia Mönchengladbach y aguarda el resultado del FC Bayern vs. BVB de este miércoles.

El extraordinario momento de Marco Fabián y Las Águilas prosigue y han añadido un logro más a su particular buena racha: en un apasionante y disputado partido en casa del Borussia Mönchengladbach los hombres de Niko Kovac acabaron imponiéndose en los penaltis después de jugarse una prórroga y ser necesarios ocho lanzamientos desde 11 metros (marcador 1-1 tras los 90 minutos y la prórroga; 6-7 en los penales; 7-8 en el global).

Marco Fabián brilló con luz propia en el primer tiempo y coincidió con la mejor fase de Las Águilas. Tuvo en sus botas varias ocasiones claras y generó constante peligro con sus movimientos y combinaciones. Aunque no vio puerta en los 90 minutos reglamentarios, sí que acertó en su lanzamiento en los penales.

El uruguayo Guillermo Varela entró al campo en el minuto 72 y colaboró decisivamente en la tarea de achicar y evitar el gol que con tanto ahínco buscaban Los Potros. Falló el penalti que dispuso, pero su actuación junto al argentino Abraham dejó buenas sensaciones, máxime por la exigencia del guion. La nota negativa la dejó Omar Mascarell, que tuvo que ser sustituido al poco de iniciarse el segundo tiempo por unas molestias.

Abraham y Stindl protagonizaron varios lances esta noche en el BORUSSIA-PARK. © gettyimages / Maja Hitij/Bongarts

Así fue el partido

Apasionante espectáculo entre Potros y Águilas que se saldó con victoria del Eintracht Frankfurt en los penales tras un igualadísimo encuentro (marcador 1-1 tras la prórroga; 6-7 en los penales; 7-8 en el global).

Si podemos decir que la primera parte perteneció al SGE con un enchufado Marco Fabián, a lo largo del segundo acto el Gladbach fue creciendo y terminó por poner contra las cuerdas al Eintracht, que no obstante se mantuvo firme y no concedió más allá del gol del empate local. Fundamentales Abraham y Varela en la defensa en una cita de primera categoría.

De modo que Las Águilas están en la final de Copa en Berlín gracias a su oficio durante 120 minutos y sangre fría desde 11 metros y se medirán al ganador mañana en el FC Bayern München vs. Borussia Dortmund.