Resumen

  • El sorteo de la fase de grupos del Mundial se realizará el día 1 de Diciembre.
  • Colombia, en el bombo 2, podría tener como rivales más potentes a Alemania o Francia.
  • James Rodríguez será el líder de su selección para este mundial, que cuenta con la base del equipo que alcanzó los cuartos en el Mundial de 2014.

Colombia vuelve al Mundial equipado con el máximo goleador de Brasil 2014, James Rodríguez, a esperas de conocer a sus rivales de grupo, de los cuales pudiera haber más de un hueso duro de roer. Les presentamos los potenciales compañeros de grupo de la selección cafetera..

Mejorar la gran actuación del pasado Mundial de Brasil en 2014, donde alcanzaron los cuartos de final, es el gran reto para el combinado nacional colombiano. El equipo lidera James Rodríguez está anclado en el bombo número dos del sorteo junto a España, México, Uruguay, Suiza, Inglaterra, Croacia y Perú.


Por tanto Colombia tendrá que enfrentarse a uno de los cabezas de serie encuadrados en el bombo 1, ya sean Rusia, Alemania, Portugal, Bélgica, Polonia o Francia. Las dos restantes, Brasil y Argentina, quedan excluidas por pertenecer a la misma confederación. Además su grupo será completado por un equipo del bombo tres -  Islandia, Costa Rica, Suecia, Túnez, Egipto, Senegal, Irán y Dinamarca- y otro del bombo 4 - Serbia, Nigeria, Australia, Japón, Marruecos, Panamá, Corea del Sur y Arabia Saudí-.


Todos los jugadores de la Bundesliga que acudirán al Mundial de Rusia 2018

El rival que todos los equipos querrán evitar. La actual campeona, que intentará conseguir su quinta Copa del Mundo en Rusia, cuenta con la base del equipo campeón hace cuatro años en Brasil - jugadores como Manuel Neuer, Mats Hummels, Thomas Müller o Jérôme Boateng, baluartes del Bayern München - . A ellos hay que sumarle una más que interesante camada de jóvenes jugadores - Leon Goretzka (Schalke 04), Julian Brandt (Bayer Leverkusen), Niklas Süle (Bayern München), Joshua Kimmich (Bayern München), Timo Werner (RB Leipzig) - que están consiguiendo que el cambio generacional se produzca de una manera progresiva. Por si fuera poco, jugadores como Sandro Wagner (TSG 1899 Hoffenheim) o Lars Stindl (Borussia Mönchengladbach) se encuentran en el mejor momento de su carrera y están haciendo méritos suficientes en sus respectivos equipos para estar entre los seleccionados para ir al Mundial. Sin duda, lo difícil para el seleccionador Löw será seleccionar tan sólo a 23 jugadores, dado el nivel y la gran amplitud de jugadores que tiene para seleccionar.

La nueva generación dorada del fútbol alemán

Con sus prospectos de Bundesliga, Francia asoma la cabeza

El combinado francés se encuentra en una clara proyección ascendente, tras llegar a cuartos de final en el pasado Mundial y a semifinales en la última Eurocopa de 2016. Al igual que la actual campeona Alemania, Les Bleus se encuentran con una nueva generación de jugadores curtidos en la Bundesliga. Jugadores como Corentin Tolisso y Kingsley Coman (Bayern München), Augustin y  Upamecano (RB Leipzig), todos ellos menores de 23 años, serán algunos de lo principales jugadores del equipo galo para intentar conseguir la Copa del Mundo.

Conexión Francesa: un enlace perfecto

Una Suecia matagigantes opera con motor alemán


El equipo sueco se presenta en este Mundial tras haber sufrido en la fase clasificatoria, pero con el caché de haber eliminado en el repechaje a una de las grandes, Italia. Los jugadores suecos en Bundesliga, como Emil Forsberg (RB Leipzig), Ludwig Augustinsson (SV Werder Bremen)  y Albin Ekdal (Hamburgo S. V), son piezas fijas e importantes en el equipo escandinavo, que volverá a disfrutar de una Copa del Mundo tras 12 años sin clasificarse. La serie de repesca es prueba de lo que son capaces de alcanzar los varegos al momento de fijarse en un objetivo.

Los equipazos de la Bundesliga en el Mundial

La extensa legión de Japón en la Bundesliga viaja a Rusia

Uno de los equipos más alemanes del bombo 4 es también uno de los más fuertes. La representación de jugadores nipones en la Bundesliga es conocida, extensa y temida por su calidad. El combinado asiático cuenta en sus filas con un total de 7 jugadores que militan en la primera división teutona, con Gōtoku Sakai (Hamburger SV), Shinji Kagawa (Borussia Dortmund), Yuya Osako (1. FC Köln), Genki Haraguchi (Hertha Berlin), Yoshinori Mutō (1. FSV Mainz 05), Takuma Asano (VfB Stuttgart), Makoto Hasebe (Eintracht Frankfurt). El equipo nipón, un habitual en las últimas ediciones de la Copa del Mundo, intentará superar lo obtenido en el Mundial 2014, cuando no pudieron superar la fase de grupos.


Una imponente y complicada Dinamarca

Segundos en la clasificación al Mundial detrás de la Polonia de Lewandowski, el combinado danés consiguió su plaza para el Mundial a través del repechaje. Con clara influencia de Bundesliga, con jugadores importantes en su esquema como Jannik Vestergaard ( Borussia Mönchengladbach), Frederik Sörensen (1.FC Köln), Thomas Delaney (SV Werder Bremen), Dinamarca volverá a disfrutar de un Mundial tras su ausencia en Brasil 2014. Su mayor peligro estará representado por el atacante del RB Leipzig, Yussuf Poulsen, una de la referencias ofensivas del equipo de Los Toros, que está cuajando un gran inicio de campaña.

Las complicaciones abundan en todos los bombos

Primer bombo: Además de Alemania y Francia el equipo cafetero podrá encontrarse con otros combinados de gran dificultad como serían la Polonia de Lewandowski (Bayern München) o la Portugal de Guerreiro y Bruma (Borussia Dortmund).


Tercer bombo: Con selecciones de nivel y en el que además se encuentran representadas selecciones de la mayoría de las confederaciones. La Islandia de Alfreð Finnbogason (FC Augsburg), se antoja en principio como una de las más complejas del bombo, sobre todo después del gran torneo que realizaron en la pasada Eurocopa de 2016.


Cuarto bombo:
Un bombo que dependerá en gran manera de los resultados de los bombos previos en el sorteo, debido a la normativa de no más de un equipo por conferencia en cada grupo (con la excepción de Europa). Aún así, además de Japón, equipos como Serbia, con jugadores como Nastasic (Schalke 04) o Veljković (SV Werder Bremen) o la Australia de Mathew Leckie (Hertha Berlin) podrían cruzarse en el camino de Colombia en el próximo Mundial.