¡Bastian Schweinsteiger volvió al Allianz Arena! La estrella alemana se despidió este martes de su antiguo club con un último partido donde vistió tanto la camiseta del FC Bayern München como la del Chicago Fire. ¡Una noche muy emotiva!

La estrella alemana volvió a Múnich una vez más para disputar un último partido de despedida del FC Bayern München, con el que jugó 500 partidos y anotó 68 goles, durante 13 temporadas. El martes por la noche, el campeón del mundo de 2014 jugó una parte con Chicago Fire y otra con el Bayern.

Hecho en Bundesliga: Bastian Schweinsteiger

La última aparición del 'Dios del fútbol'

El número 31 lucía en los exteriores del Allianz Arena. Fue una noche especial. El primer homenaje institucional del Bayern con Schweinsteiger fue incluirlo en el 'Salón de la Fama' del club. Ya en el estadio, los aficionado aclamaban al que fuese su ídolo y capitán a la vez que mostraban una pancarta en la que se podía leer 'Danke Basti'. Antes de comenzar el encuentro, el centrocampista alemán se acercó a una enorme exposición con todos los títulos logrados con la camiseta de Los Bávaros. Ocho ensaladeras de Bundesliga, siete Copas de Alemania y una Champions League, entre otros.

El partido transcurrió con normalidad. Con Jupp Heynckes presenciando el encuentro, Bastian Schweinsteiger fue el gran protagonista como no podía ser de otra forma. La primera parte, con la camiseta del Chicago Fire, el Bayern se adelantó en el marcador gracias al primer gol de Serge Gnabry con Los Bávaros. Sandro Wagner anotó el segundo.

Tras los primeros 45 minutos, Bastian Schweinsteiger volvió a colocarse la equipación del Bayern con el número 31 en la espalda. Arjen Robben hizo el tercer tanto del encuentro y en el minuto 83, el estadio se vino abajo cuando el 'Dios del fútbol' anotaba el último tanto que anotará ante sus aficionados. Una despedida soñada.

Días previos en casa

Para prepararse para el evento, Schweinsteiger entrenó este domingo con su actual equipo  en la Säbener Strasse, ante la mirada de más de 2.000 aficionados que se presentaron en su antiguo lugar de trabajo para recibir a la estrella. "Es genial estar aquí de nuevo. Es un sentimiento muy hogareño estar en Múnich y ver a la gente de la ciudad", dijo Schweinsteiger en la rueda de prensa.

Durante el entrenamiento del club de la MLS, Schweinsteiger fue aplaudido y llamado „Fußballgott“ ("dios del fútbol"). "Simplemente, estoy muy feliz de estar aquí. Tuve unos años magníficos en el Bayern, aquí hemos desarrollado algo", recordó Schweinsteiger, al acordarse de la época en la que antes de una temporada: "no teníamos la oportunidad de decir que jugamos la Champions League. Eso ha cambiado, "el club es más grande. Esta mentalidad sigue en el club y creo que está en el camino correcto“.

VIDEO: ¡Estos son los golazos de Schweinsteiger en la Bundesliga!

Schweinsteiger abandonó el equipo bávaro en verano de 2015 tras 17 años (en el equipo de primera categoría y las canteras) y un total de 20 títulos y marchó al Manchester. Tras dos años y medio en el equipo inglés, en marzo de 2017 se marchó al Chicago Fire de la MLS. El martes por la noche, el campeón del mundo de 2014 jugará una parte con Chicago y otra con el Bayern.