Resumen

  • Arjen Robben marcó 13 goles y dio nueve asistencias en la 2016/17.
  • Su clásica jugada desde el costado derecho volvió a ser decisiva.
  • Con contrato hasta el próximo verano, promete seguir dando guerra.

Por Arjen Robben no pasan los años. El astro holandés, a sus 33 primaveras, sigue siendo uno de los jugadores más peligrosos del planeta. La temporada 2016/17, la del quinto título consecutivo del FC Bayern München, fue nuevamente la del holandés más determinante. ¡Imparable!

Dicen que los viejos rockeros nunca mueren, que los años solo pesan en aquellos que se resignan sin ninguna otra motivación que verlos pasar. Arjen Robben no es uno de esos. El holandés, que cumplirá 34 años cuando inicie la segunda vuelta de la próxima temporada, sigue en plena forma y con la misma vitalidad, o incluso más, que el primer día.

Su gol ante el RB Leipzig en la Fecha 33, el que significó el 4-5 del FC Bayern München en un final de infarto, fue el epílogo perfecto de su temporada 2016/17, coronada con el #BLMVP de la jornada. Aún llegaría otro gol, el que abriría el marcador ante el SC Freiburg, en su clásico tanto tanto mil veces repetido en su forma pero igualmente imposible de defender.

>> Así es la táctica del Bayern campeón <<

Es la llave maestra del Bayern: Robben recibiendo en la banda derecha con posibilidad de uno contra uno. Eficacia probada. © imago / Jan Huebner

Robben, el jugador que hizo de la diagonal desde la derecha finalizada con zurdazo a la red todo un arte, no se cansa. 13 goles y nueve asistencias. O lo que es lo mismo, 22 goles del Bayern campeón con participación activa del holandés que se niega a envejecer. Con más de 256 partidos a sus espaldas con el gigante bávaro, 131 goles y 87 asistencias, el holandés eterno, el hombre del gol más importante en la historia reciente del Bayern y miembro de una de las sociedades más productivas de los últimos años junto a Franck Ribéry, parece no tener fin.

>> Así vestirá el Bayern en la temporada 2017/18 <<

La renovación el pasado mes de enero por una temporada más (hasta el próximo verano) confirmó la fe ciega que el conjunto bávaro sigue teniendo en uno de sus grandes pilares. Robben, con ocho goles y siete asistencias en la segunda vuelta, devolvió con creces dicha confianza. Ambicioso, ganador y enormemente resolutivo en los momentos clave, Robben no falla cuando tiene ocasión. Prepárense. Sigue el Rock 'n' Roll en Múnich.