Resumen

  • El atacante argentino sigue alejado de las canchas para disgusto de su entrenador y estará de dos a tres semanas en su país.
  • El Schalke está teniendo muy mala suerte con las lesiones, que especialmente castigan a sus jugadores ofensivos.
  • Di Santo tendrá que someterse a una terapia con inyecciones.

El delantero argentino del FC Schalke 04 Franco di Santo viajó a su país para tratarse con su médico de confianza de la distensión muscular que arrastra desde octubre.

Di Santo se desplazó a su país natal para intentar superar su lesión y poder volver a disputar minutos con los de Gelsenkirchen. El entrenador de Los Mineros dio a entender que una posible operación sería el “último recurso” para acabar con la dolencia del atacante, aunque “todavía no está decidido que Di Santo tenga que pasar por el quirófano”, manifestó.

El director deportivo del Schalke Axel Schuster señaló que hay que determinar bien cuál es el origen preciso de la dolencia y el jugador permanecerá durante dos o tres semanas en Argentina donde se le aplicará un tratamiento con inyecciones.

Franco di Santo sólo ha podido disputar seis partidos en la primera fase de la Bundesliga y su ausencia supone un contratiempo para el ataque del Schalke, que tras vivir un irregular inicio liguero sumó una buena racha de triunfos que le sirvió para llegar a la pausa invernal en 11ª posición de la clasificación con 18 puntos.

Mala suerte


Los Azul Reales no están teniendo suerte con las lesiones ya que además de la dolencia abdominal de Di Santo, sufrieron las bajas del español Coke Andújar, el suizo Breel Embolo, el ariete holandés Klaas-Jan Huntelaar y Choupo-Moting. El FC Schalke 04 reinicia la Bundesliga el sábado en casa recibiendo al FC Ingolstadt 04, que llega como penúltimo de la tabla al Veltins Arena.