17 goles y seis asistencias en 31 jornadas es el balance de Luka Jovic en la Bundesliga 2018/19 a falta de disputarse la última Fecha, en su caso ante el Bayern Múnich en la capital bávara. - © Lars Baron/Bundesliga/DFL via Getty Images
17 goles y seis asistencias en 31 jornadas es el balance de Luka Jovic en la Bundesliga 2018/19 a falta de disputarse la última Fecha, en su caso ante el Bayern Múnich en la capital bávara. - © Lars Baron/Bundesliga/DFL via Getty Images
bundesliga

VEA: Las claves del goleador Luka Jovic

Inteligente juego posicional, fulminante al definir y ambidiestro. Nuestro análisis de Luka Jovic, goleador de Eintracht Frankfurt y una de las revelaciones de la Bundesliga.

Luka Jovic es seguramente la gran Revelación que nos deja la Bundesliga 2018/19. Este joven serbo-bosnio de 21 años (23/12/1997, Bijeljina) es uno de los principales activos del Eintracht Frankfurt gracias a su arrollador despliegue ofensivo. Analizamos su juego y las claves de sus depredadoras actuaciones.

JUEGO POSICIONAL

Como delantero centro que es, Jovic ejerce de referencia en punta. Normalmente se coloca entre los defensas centrales del rival, de los que se libra con diversas artimañas. En ocasiones busca el espacio a la espalda de los defensas, tanto en los centros laterales como adelantándose en el cuerpo a cuerpo.

En otros casos, sus pequeñas rectificaciones en su posición respecto a la maraña de defensas que le rodea le permite tomar leve ventaja a la hora de rematar, una ventaja que él torna en gol.

Además, claro está, de su inteligencia para frenar, ganar unos metros respecto a sus marcadores y poder maniobrar con más espacio.

RAPIDEZ

Amén de su endiablada velocidad en carrera –ha alcanzado los 33,8 km/h este curso–, Jovic es un relámpago a la hora de rematar. La mayor parte de sus 17 goles (13, concretamente) fueron al primer toque y, en muchos casos, en una acción que duró menos de un segundo. Un alarde de técnica, precisión y velocidad.

AMBIDIESTRO

Su visión de juego y rapidez le permiten ganarle la posición a sus rivales o alcanzar el momento de rematar con ventaja. Dos virtudes a las que se une su polivalencia al definir. La recibe con una pierna y fulmina con la contraria. Otras veces, al primer toque; remata con la que resulta más natural.

En cifras: 8 goles con la derecha, 6 con la izquierda y 3 con la cabeza. Como se ve, un recurso inestimable para un definidor.