Jürgen Klinsmann ha sido seleccionador de Alemania y Estados Unidos además de ser entrenador del FC Bayern München. - © 2019 Getty Images
Jürgen Klinsmann ha sido seleccionador de Alemania y Estados Unidos además de ser entrenador del FC Bayern München. - © 2019 Getty Images
bundesliga

Esta es la biografía de Jürgen Klinsmann: ídolo como jugador, revolucionario como DT

Jürgen Klinsmann ha regresado a los banquillos del fútbol alemán, esta vez como DT del Hertha Berlín. Esta es la biografía de uno de los iconos del fútbol teutón, delanteros de referencia en Europa a finales de los 80 y durante los años 90. Un futbolista que jugó en Alemania, Italia, Francia e Inglaterra, país donde puso punto y final a su carrera de forma definitiva. Además, Klinsmann, como DT, fue uno de los principales artífices del punto de inflexión que supuso el Mundial 2006 para Alemania.

  • INFORMACIÓN PERSONAL

Fecha y lugar de nacimiento: 30/07/1964 - Göppingen (Alemania)

Nacionalidad: Alemana

Edad: 55 años

  • CARRERA COMO JUGADOR:

Temporadas: 15

Partidos disputados: 604

En Bundesliga: 221

Clubes: Vf Stuttgart (1984-1989), Inter de Milán (1989-1992), AS Mónaco (1992-1994), Tottenham Hotspur (1994-1995), FC Bayern München (1995-1997), UC Sampdoria (1997-1998), Tottenham Hotspur (1998).

Títulos: Bundesliga (1996/97), Copa de la UEFA (1990/91 y 1995/96), Eurocopa (1996), Copa del Mundo (1990).

  • CARRERA COMO ENTRENADOR

Selección: Alemania (2004-2006) y Estados Unidos (2011-2016)

Clubes: FC Bayern München (2008/09)

Títulos: Copa Oro (2013)

Jürgen Klinsmann y Diego Armando Maradona en el Mundial de 1990 - imago sportfotodienst

ASÍ FUE SU CARRERA COMO FUTBOLISTA

Si tuviésemos que nombrar a los mejores delanteros del mundo de los años 90, sería imposible no mencionar a Jürgen Klinsmann. Nacido en Göppingen, una ciudad cercana a Stuttgart, lugar donde creció como futbolista hasta debutar en la Bundesliga con 20 años recién cumplidos. Klinsmann vivió cinco temporadas exitosas con Los Suabos, alcanzando una final de Copa Alemana, otra de Copa de la UEFA, debutando como internacional, disputando unos Juegos Olímpicos y proclamándose máximo anotador de la liga alemana con 19 goles. El VfB Stuttgart fue el equipo con el que más partido jugó y en el que más tantos marcó.

En 1990, ya como futbolista del Inter de Milán, Jürgen Klinsmann se proclamó Campeón del Mundo con Alemania en el Estadio Olímpico de Roma ante Argentina. El delantero teutón fue el quinto jugador con más minutos de la Mannschaft y uno de los seis alemanes que jugó los siete partidos del torneo. Un año después ganó la Copa de la UEFA y a la siguiente temporada se marchó a Mónaco en busca de un nuevo reto. Su próximo destino sería Londres y tras un año en el Tottenham Hotspur, volvió a Alemania para jugar en el FC Bayern München. Con Los Bávaros volvió a ganar un título a nivel internacional y se proclamó por primera vez campeón de la Bundesliga. Con Berti Vogts en el banquillo, Klinsmann levantó un nuevo trofeo con la selección, en este caso la Eurocopa de 1996 disputada en Inglaterra. La Sampdoria y de nuevo el Tottenham serían las dos últimas paradas en la carrera de un delantero que destacó por su elegancia y su poderoso remate de cabeza. 

Jürgen Klinsmann fue el primer jugador del mundo en marcar tres goles en tres mundiales consecutivos y es el cuarto máximo goleador histórico de la Mannschaft con 47 goles, solo superado por Miroslav Klose, Gerd Müller y Lukas Podolski.

Jürgen Klinsmann el día de su presentación como jugador del Bayern - imago/Fred Joch

COMO ENTRENADOR

Jürgen Klinsmann fue requerido por la Selección de Alemania en 2004 después de ser eliminado en la fase de grupos de la Eurocopa disputada en Portugal y antes de ejercer de anfitrión en el Mundial 2006. El reto fue asumido con ilusión e ideas revolucionarias que cambiarían el estilo que prevalecía hasta entonces en el país teutón. Klinsmann sembró la semilla del combinado que posteriormente se proclamaría Campeona del Mundo con Joachim Löw. El actual seleccionador alemán era asistente de Jürgen, cuyo proyecto se basó en transformar la mentalidad y la metodología de trabajo a la vez que se le exigían resultados de un país acostumbrado a ganar. Sin embargo, según el DT, el gen competitivo debía coexistir con la técnica y la necesidad de marcar el ritmo de cada partido desde la posesión del balón. 

Solo dos años como seleccionador fueron suficientes para dejar su sello y su filosofía. El Mundial 2006 acabó con la Mannschaft como tercera clasificada, Klinsmann dio un paso al lado y Löw continuó con el legado que comenzó un DT diferente a todo lo que se había visto con anterioridad en Alemania.

En 2008, Klinsmann volvió a los banquillos en la que es hasta la fecha su única experiencia como entrenador de un club: el FC Bayern München. La eliminación en los cuartos de final de la UEFA Champions League y un intratable VfL Wolfsburg en la Bundesliga acabó antes de tiempo con el sueño del entrenador.

Desde 2011 y hasta 2016, Jürgen Klinsmann fue seleccionador de Estados Unidos, un país al que estuvo vinculado tras su retiro como futbolista. Con el combinado de las barras y las estrellas logró una Copa Oro en 2013 y participó en el Mundial de 2014 donde fue eliminado por Bélgica en octavos de final.

Jürgen Klinsmann alcanzó los octavos de final como seleccionador de EEUU en el Mundial de Brasil 2014 - 2014 Getty Images

SU LADO MÁS PERSONAL

Además de ser un excelente delantero y un técnico renovador, Jürgen Klinsmann es una persona con un fuerte compromiso social, sensible, implicado en sus negocios y culto -habla cuatro idiomas entre los que se encuentra el español-. Ha participado activamente en movimientos ecológicos, se ha mostrado comprometido con los más pequeños y a favor del desarme nuclear.

Como curiosidad, Klinsmann decidió seguir jugando al fútbol con 40 años en Estados Unidos haciéndolo bajo el anonimato y con un nuevo nombre: Jay Göppingen. El objetivo era pasar desapercibido para la prensa local y disfrutar del fútbol sin la presión de ser reconocido como aquel mítico delantero alemán que asombró a todo el mundo en los 90.

VEA: PARDO Y OSORIO, LEYENDAS EN MIAMI