Gracias a la ayuda de Marco Rose, el Gladbach está disfrutando del mejor inicio de Bundesliga desde 1987. - © Lars Baron/Bundesliga/DFL via Getty Images
Gracias a la ayuda de Marco Rose, el Gladbach está disfrutando del mejor inicio de Bundesliga desde 1987. - © Lars Baron/Bundesliga/DFL via Getty Images
bundesliga

El técnico del Borussia Möchengladbach Marco Rose afirma jugar un fútbol bueno y divertido de ver

El técnico del Borussia Mönchengladbach ha guiado a Los Potros hacia su mejor inicio de temporada desde 1987 y ha estado galopando en la cima de la clasificación durante 11 semanas. En entrevista exclusiva, Marco Rose hace un análisis de la temporada y nos cuenta en qué medida le ha influeciado su anterior entrenador y compañero del 1.FSV Mainz 05, Jürgen Klopp.

¿Cómo resumirías la situación actual del Gladbach?

Somos líderes y tenemos 25 puntos, así que el ambiente es muy positivo. Seguimos trabajando duro, incluso con una plantilla más pequeña. Tenemos que estar preparados para nuetro siguiente difícil reto en Berlín.

¿Has estado a la altura de tus propias metas o expectativas?

Las cosas son vienen tan fácilmente en el mundo del fútbol, eso es cierto, pero tenemos ciertas expectativas y nos estamos preparando bien. Uno tiene que hacer eso para enfrentarse a los desafíos como es debido. Mucha de la experiencia que he podido aportar al equipo ha sido útil. Este es un club ambicioso y bien gestionado con un grupo de jugadores que tienen exactamente la mentalidad que se requiere. Eso ha sido una buena base para empezar. Hasta ahora creo que hemos trabajado lo suficientemente bien como para merecernos un buen inicio, ahora ya solo queda mantenernos así.

¿El buen humor del equipo se debe principalmente a su posición en la clasificación o también tiene que ver con la química que hay dentro del club?

Una cosa facilita la otra, creo. Solo puedes ganar partidos si hay buena mentalidad en el equipo. Por supuesto, también hay momentos en los que las cosas no nos van tan bien, así que tenemos que mantener la calma en esas situaciones y la cabeza fría para discutir lo que hay que cambiar para volver al buen camino. Tenemos que mantenernos con los pies en la tierra, pero sin perder la ambición.

VEA: El análisis del Borussia Mönchegladbach de Marco Rose

¿Cómo fue todo cuando estabas en el Mainz?

Ya dije en muchas entrevistas lo maravilloso que fue para mí, realmente eramos todos como hermanos. Además logramos algo especial en Mainz; no creo mucha gente hubiera imaginado el equipo, por entonces de segunda división, lograra ascender a la Bundesliga. Desde entonces, el club se ha mantenido en primera durante bastante tiempo y las expectativas han cambiado. Creo que nos convertimos en modelo para algunos clubes como Union Berlin, Paderborn, Alemannia Aachen... ¿Qué otro equipo ha estado en la Bundesliga recientemente? Braunschweig, por ejemplo. Clubes pequeños que lograron metas inesperadas haciendo lo que hicieron.

En esa época estaba Jürgen Klopp al mando. ¿Es él un modelo a seguir para ti?

Absolutamente. Klopp es alguien que formó a mucha gente, especialmente durante el tiempo que estuve cerca de él, en Maguncia. Durante la carrera futbolística, conoces a mucha gente y eliges las cosas que más te gustan: ¿qué cambiaría, qué imitaría? En Leipzig tuve un entrenador, Joachim Steffens, que también dio forma a mi filosofía. Creo que siempre encuentras cosas de las que aprender, pero Klopp tuvo un gran efecto en mí en los pocos años que trabajamos juntos.

¿Juegan el espíritu y la unión un papel importante en el equipo?

Es relativamente simple para mí: El fútbol es un juego en equipo. Por supuesto, depende de la calidad individual en las más altas categorías también, pero incluso eso solo puede brillar en el campo cuando el equipo entero trabaja correctamente. A menudo hablamos de equipo con enorme fuerza mental al batir a equipos con más calidad, y eso es lo que hace el fútbol tan especial. La dinámica del equipo favorito contra el más desfavorecido está desapareciendo en el juego moderno, porque muchos equipos conocen sus propias fortalezas y se preparan en base a ello, porque trabajan para tener éxito como colectivo.

VEA: Los cinco mejores goles del Gladbach

¿No crees que los equipos temen demasiado al FC Bayern München?

No sé, siempre ha habido épocas en las que podías hacer daño al Bayern. La cosa es que Bayern ha gozado de una autoridad por el hecho de que los equipos salían a la cancha a intentarlo, pero cuando las cosas se ponían difíciles, se retiraban. Había años puntuales en los que el Bayern era más vulnerable, pero en el fondo, no dejan de ser el Bayern. Siempre encontrarán el modo de retomar el camino al éxito, es el mejor equipo de Alemania, el más exitoso. Pese a ello, nadie dejará de intentar vencerlos.

¿Cuánto tiempo puedes mantener este nivel de rendimiento? ¿Rotará a los jugadores?

Ya lo estamos haciendo. Aún así, siempre habrá períodos en una temporada en la que las actuaciones decaigan. Los equipos rara vez logran desempeñarse a un nivel constantemente alto durante toda una temporada. Los equipos que lo consiguen, como el Leicester City, ganan la Premier League inglesa. No creo que cambiemos nada en cuanto a cómo queremos salir al campo y cómo queremos jugar al fútbol, porque me alegra oír que se ve bien y que es divertido de ver. Hasta cierto punto, esa es nuestra tarea, y también nuestro objetivo. El fútbol delante de 50 a 80 mil aficionados es también entretenimiento, así que si la gente se está divirtiendo, estamos haciendo muchas cosas bien. Por supuesto, en el fútbol profesional los resultados también forman parte de ello y son muy importantes".

Según Rose, el joven Thuram es un diamante en bruto aún por pulir completamente. - imago images/Michael Weber

A menudo se te describe como el entrenador perfecto aquí en Gladbach. ¿Qué hace el club por ti?

Estoy lejos de ser una persona perfecta, pero en general creo que me crié bien y he aprendido algunas cosas en mi vida sobre cómo saber comportarse. Aún así, sigo haciendo muchas cosas mal. Me sacaron la tarjeta roja en Dortmund y a veces digo cosas estúpidas, así que estoy lejos de ser perfecto. ¿Qué hace este club por mí? Bueno, tomé la decisión de venir al Borussia Mönchengladbach, porque sentí una conexión con lo que significa el club y lo que significa para la gente. Lo primero que con lo que me encontré fue el enorme poder de la afición, ha sido muy divertido trabajar en un club tan querido. El apoyo aquí es increíble cuando se juega bien al fútbol. Lo estamos descubriendo ahora durante cada partido en casa, gracias a nuestro éxito. El club es más que sólido y bien gestionado, tiene los pies en la tierra y debido su pasado también tiene ambiciones por las se esfuerza en alcanzar algún día. Por eso tenía sentido para mí, por eso encajo aquí y también porque el club me da tanto. Nos hemos integrado muy bien.