Kai Havertz la llave que ayudó a el “Chicharito” a reencontrarse con el gol. - © imago/Eibner
Kai Havertz la llave que ayudó a el “Chicharito” a reencontrarse con el gol. - © imago/Eibner
bundesliga

El primer gran socio de Chicharito Hernández... Kai Havertz

Todo gran goleador siempre tiene detrás un gran socio. Kai Havertz fue el primer gran aliado de Chicharito en su paso por la liga alemana.

Javier Hernández hizo su debut en el Bayer 04 Leverkusen, en la temporada 2015/16, donde logró anotar bajo los tres palos un total de 17 goles. En ese primer año en la liga alemana sus dos mejores aliados fueron Admir Mehmedi y Karim Bellarabi, con cuatro pases a gol cada uno. Para estas fechas el joven Kai Havertz aún estaba forjando su futuro en la liga inferior de Los Obreros y a ninguno de los dos le podía pasar por la mente que el futuro podría prepararles un encuentro entre el experimentado y la joven promesa.

Se vino la campaña 2016/17, la segunda temporada del mexicano en tierras alemanas, y su comienzo parecía una consecución de la primera temporada. A la Fecha 6, Chicharito ya había metido cuatro balones dentro de las redes y todo apuntaba a ser una gran campaña, pero lamentablemente la sequía que ningún “killer” del área quiere que llegue, se acercó, y lo mantuvo en una larga mala racha de 11 fechas sin anotar.

Javier logró romper con el maleficio en la Fecha 18 de esa temporada, anotando un gol contra el Borussia Mönchengladbach. Su incertidumbre continuaba intacta, ya que antes de su siguiente compromiso sufrió una lesión con un desgarro en los aductores. Manteniéndose a la espera y en proceso de recuperación, el delantero ignoraba que ese joven novato, que apenas daba sus primeros pasos en la división profesional del club, iba a convertirse en su llave perfecta para reencontrarse con el gol.

HAVERTZ-CHICHARITO, UNA GRAN DUPLA

Minuto cinco de la Fecha 20, Leverkusen enfrentando al Eintracht Frankfurt. El incisivo y joven mediocampista Kai Havertz logra romper la marca de cuatro defensores y brindarle una asistencia al Chicharito, para que, de media volea, colocara un disparo que fue a parar al fondo de la portería. Fue un encuentro antagónico, entre la curtida experiencia y la joven frescura de la juventud. El mexicano había conseguido la llave nuevamente. Ese mismo día en el minutos 63 y asistido esta vez por Karim Bellarabi, Hernández volvió a anotar. Su nueva y jovial sociedad le había despertado el olfato goleador.

La magia se repitió en la Fecha 21, cuando nuevamente Havertz brinda un pase de fantasía en el área y el Chicharito vuelve a marcar. Los códigos de compatibilidad estaban tan bien configurados que en la última faena de la temporada el propio ariete mexicano le brindó a Kai una asistencia para su gol número dos de la temporada y para que esa misma noche minutos más tarde hiciera su primer doblete en la liga alemana.

Lamentablemente sobre esta historia no pudimos ver otro capítulo, el Chicharito se marchó de la Bundesliga buscando nuevos rumbos, pero nos dejó al descubierto su recuperación de cara al gol y a un Kai Havertz estrella Sub 21 del fútbol alemán.