Arma infalible. Como titular, James Rodríguez siempre aporta, ya sea marcando, asistiendo o generando situaciones de gol. - © 2019 DFL
Arma infalible. Como titular, James Rodríguez siempre aporta, ya sea marcando, asistiendo o generando situaciones de gol. - © 2019 DFL
bundesliga

James Rodríguez, el creador de goles

El colombiano del FC Bayern München, además de marcar y asistir a sus compañeros, también tiene influencia desde el penúltimo pase.

Si el fútbol son goles, James Rodríguez es garantía de fútbol. El colombiano no solo es un talismán con los que anota -el Bayern no pierde si marca- o una baza segura en los que asiste. Desde que Niko Kovac empezó a contar con él de manera constante en el once titular, el de Cúcuta participa más y mejor en todas las jugadas de peligro de su equipo, resultando decisivo, sobre todo, en el pase que desencadena la jugada culminante.

Ante el TSG 1899 Hoffenheim, en el partido que abrió la segunda vuelta, James participó de manera decisiva en el 1-3 que cerró el partido para los suyos en el minuto 87. El colombiano, que había saltado al campo apenas 10 minutos antes, recibió de Joshua Kimmich cerca de la frontal, controló con su pierna izquierda, oteó el horizonte y, de manera sutil, picó para Thomas Müller, desmarcado en la derecha, que cedió de primeras a Robert Lewandowski, quien anotó a placer.

La jugada fue casi calcada a la que precedió al segundo gol del Bayern ante el VfL Wolfsburg en la Fecha 25, aunque en este caso culminada desde el lado izquierdo. Javi Martínez cedió de primeras al colombiano, quien recibió con tiempo y espacio en la mediapunta. James miró, espero a que Serge Gnabry trazase el desmarque, y filtró un pase medido con su delicada zurda. El internacional alemán solo tuvo que pasar a Lewandowski, quien de nuevo anotaría sin oposición.

EL RECEPTOR QUE TODOS BUSCAN

Pero entre febrero y marzo, los meses que vieron el asentamiento en el once de James, se produjeron más momentos relacionados con el gol que llevaron la rúbrica de James en el inicio de la jugada decisiva. Como ante el FC Augsburg, en el tanto que significó el 2-3 del Bayern, cuando James pisó la frontal por el sector izquierdo para ceder a Gnabry y este habilitó a David Alaba que marcó de gran disparo.

También en la goleada ante el Borussia Mönchengladbach donde, además de asistir desde la esquina a Javi Martínez en el gol que abrió el partido, llevó el peso de la jugada en el segundo tanto de los suyos. El colombiano recibió rodeado de jugadores por el lado derecho del ataque, se buscó el espacio para armar la pierna izquierda y cedió a Serge Gnabry, quien de centro lateral asistió a Thomas Müller.

Cuatro goles y cuatro asistencias ha aportado James Rodríguez en sus últimas 11 apariciones en el once titular del conjunto bávaro. Los datos hablan por sí solos: el Bayern tiene más opciones de marcar gol si James juega desde el inicio. Y, además, si James marca, el Bayern no pierde. En el tramo decisivo de la temporada, el creador de goles del líder de la Bundesliga sigue queriendo más. ¡Estén atentos!