Con esta camiseta, Alemania se coronó campeona del Mundo en Brasil 2014. - © AFP/Getty Images
Con esta camiseta, Alemania se coronó campeona del Mundo en Brasil 2014. - © AFP/Getty Images
bundesliga

Así ha evolucionado el uniforme de la selección alemana

whatsappmailcopy-link

La camiseta de la selección alemana es, a estas alturas, todo un clásico a nivel mundial. Por ello, hemos retrocedido en el tiempo para ver cómo ha evolucionado el uniforme de la "Mannschaft" durante gran parte del siglo pasado y el presente.

La selección alemana dio sus primeros pasos de manera oficial por allá por 1908 y su primer partido lo realizó ante su símil de Suiza. De allí en adelante comenzó un largo y exitoso camino que lo ha coronado con cuatro Copas del Mundo: 1954, 1974, 1990 y 2014. Pero en todos aquellos laureles internacionales, siempre ha estado presente un testigo silencioso, pero de enorme simbolismo: el uniforme de la Mannschaft. Repasemos su evolución y los cambios que se han producido durante gran parte del siglo pasado y en los últimos años.

* [Desde 1954 en adelante]

Mundial de Suiza (1954)

Desde el primer partido oficial, a comienzo del siglo XX, la Selección alemana jugó con los clásicos colores blanco y negro. Cuando regresó la Copa del Mundo en 1954 (Suiza), Alemania se posicionaría en la élite del balompié internacional, ya que ganó de gran forma su primer mundial, en una recordada final ante la poderosa Hungría (al mando de Ferenc Puskas). Aquella final fue denominada “el milagro de Berna”, ya que Alemania remontó un 0-2 y terminó ganando el Mundial (3-2) a la favorita Hungría (“el equipo de oro”).

Aquel uniforme histórico estaba compuesto por la clásica camiseta blanca con cuello y mangas terminadas en negro. Los pantalones eran en completo negro y las medias tenían un detalle: negras, pero en la parte superior contenían una gruesa raya blanca. Así uniformados, la selección alemana, al mando del capitán Fritz Walter, levantaron su primera Copa del Mundo y dieron el aviso: Alemania llegó para hacer historia.

La selección alemana ganó su primer Mundial en 1954, durante el Mundial de Suiza. - 1954 Getty Images

Mundiales de Suecia (1958) y Chile (1962)

Para el próximo Mundial (Suecia, 1958), el combinado nacional alemán estrenó nueva equipación, aunque mantuvo sus clásicos colores blanco y negro. Para la cita internacional, Alemania vistió de rigurosa camiseta blanca, pero con un llamativo cuello rodeado de negro (tipo V) y con cordeles blancos para amarrar la abertura. Las mangas continuaron con el detalle en negro en su parte más extrema. Al igual que la camiseta en el anterior Mundial, fueron poco ajustadas y los pantalones (negros) de tiraje largo, casi hasta la rodilla. Las medias fueron negras y con una gruesa raya blanca, pero esta vez en el extremo final de la prenda. Todo combinaba perfectamente, ya que los botines de fútbol eran, en su mayoría, de riguroso color negro con cordones blancos, lo que hacía juego perfecto con la equipación.

En aquella versión mundialera, Alemania acabó en la cuarta posición del certamen bajo las órdenes nuevamente del técnico Josef “Sepp” Herberger y con el olfato goleador Helmut Rahn, quien marcó seis goles, al igual que el mismísimo Pelé. Además, en aquel mundial, Alemania venció, en la Fase de Grupos, a Argentina por un categórico 3-1.

Para el Mundial de 1962 (Chile) el uniforme tuvo muy pocas variaciones, a tal punto que se mantuvo el detalle de los cordeles de la camiseta para ajustar el cuello (a la altura del pecho). Sin embargo, en lo futbolístico la Mannschaft no pudo pasar de cuartos de final, ya que cayó ante el combinado de Yugoslavia (1-0). Una camiseta, sin duda, muy recordada y vistosa, pero que no había traído la suerte necesaria para ganar otra copa.

Así lucía la camiseta que vistieron en el Mundial de Chile de 1962. - imago/Horstmüller

Mundiales de Inglaterra (1966) y México (1970)

Competición nueva, uniforme nuevo. Esa fue la máxima de la selección teutona para lucir en el Mundial de Inglaterra, a mediados de los años sesenta, una nueva equipación, la cual tuvo cambios: las medias se vistieron completamente de blanco, al igual que la camiseta, pero esta vez desapareció el cuello ajustado con cordeles, para dar paso a un cuello más clásico, pero en dos versiones: redondo y modo V. Es decir, hubo dos versiones en cuanto al diseño del cuello de las camisetas. Sin embargo, los pantalones mantuvieron el riguroso negro. Un detalle no menor, es que las camisetas trajeron una versión mucho más ajustadas que las anteriores, logrando estilizar de manera más precisa la fisonomía del jugador.

Con este nuevo uniforme, Alemania logró llegar hasta la final ante los locales en el mítico Wembley, bajo las órdenes del DT Helmut Schön y la capitanía del mítico delantero Uwe Seeler. Tras el agónico empate 2-2 de Alemania (Wolfgang Weber) en los 90 reglamentarios, Inglaterra se impuso finalmente en la prórroga por 4-2.

Para México 1970, la selección alemana utilizó un uniforme muy similar a la competición anterior, con la salvedad que esta vez se decidió por un cuello negro en forma de V. Ahora no sólo las camisetas eran bastantes más ajustadas, sino que también los pantalones. En lo futbolístico, Alemania se quedó con el tercer puesto, tras ganarle por la mínima a Uruguay, en el estadio Azteca, y Gerd Müller se coronó como máximo artillero de la cita mundialera con 10 goles, sobrepasando a figuras latinas como Pelé o al peruano Teófilo Cubillas.

El delantero alemán Gerd Müller asomó con su olfato goleador. - 1972 AFP

Mundiales de Alemania (1974) y Argentina (1978)

Con el capitán Franz Beckenbauer y el goleador de Gerd Müller, Alemania se proclamó campeón del mundo en su propia tierra en 1974, al ganarle a la Holanda de Johan Cruyff por 2-1. Aquella histórica equipación tuvo varios cambios respecto a la anterior, partiendo por un gran detalle: era la primera vez que se estampaba el número (en blanco) en los shorts (negros) de cada jugador.

Otro gran cambio, vino en la camiseta (blanca), ya que fue diseñada con mangas largas y con cuello (redondo) y puños de las mangas en color negro. Además, los números de las camisetas fueron en un formato bastante particular para la época: con relieve, que realzaba notoriamente el número del jugador. Una camiseta muy particular y con mucha historia, ya que bajo aquel diseño Alemania lograba su segunda Copa del Mundo.

Para el siguiente Mundial (1978), se mantuvo el diseño de mangas largas, pero bajo un cuello estilo polo, con detalles en negro. Las medias (blancas) recobraron la franja negra, pero de tamaño menor. En líneas generales, un uniforme bastante similar, pero no con idéntica suerte que en 1974, ya que Alemania debió conformarse con la sexta posición.

Franz Beckenbauer una de las grandes figuras de aquella histórica selección alemana de 1974. - Getty Image, Bongarts

Mundial de España (1982) y México (1986)

Para la cita mundialista de 1982, la selección alemana decidió cambiar el modelo por una camiseta de manga corta, pero mantuvo el cuello estilo polo completamente de color negro. La camiseta fue blanca y con rayas en las mangas de color negro, dándole un toque moderno para la época. Otra de las novedades fueron las calcetas, las cuales se tiñeron de blanco y con rayas horizontales de color negro. Con esta indumentaria, Alemania llegó a la preciada final ante la Italia de Paolo Rossi, pero cayó 3-1 en el Santiago Bernabéu en Madrid.

El mundial siguiente, la equipación siguió los patrones anteriores, pero incluyó en la zona de las mangas y cuello, de manera muy sutil, los colores de la bandera. Pero las miradas se las llevó el uniforme de recambio, con la cual jugó, entre otros partidos, la final ante la Argentina de Diego Maradona. Aquella camiseta fue en color verde, con cuello redondo en blanco y rayas del mismo color en las mangas. Respecto al pantalón, también, fue blanco y las media en color verde con rayas horizontales blancas. Aunque la camiseta verde fue toda una innovación, no sirvió para que Alemania logrará ganar la final.

Horst Hrubesch fue uno de los pilares de Alemania en el Mundial de España 1982. - 1981 Getty Images

Mundial de Italia (1990)

Sin duda, el gran cambio ocurrió en Italia (1990). La clásica camiseta blanca vino acompañada con los colores de la bandera en modo de franjas muy llamativas, cubriendo todo el área del pecho y una parte en ambos hombros. Un diseño realmente inconfundible que se complementaba con un pantalón negro y medias blancas con rayas negras en la parte alta. Otra de las características es que los jugadores dejaron a un lado las camisetas ajustadas para privilegiarlas un poco más holgadas. Un uniforme muy llamativo y pomposo -con Lothar Matthäus, Rudi Völler o Andreas Brehme, por nombrar algunos- la cual logró, nuevamente ante Argentina en la final (1-0), su tercera Copa del Mundo en Roma.

La histórica selección alemana campeona del mundo, Italia 1990. - 1990 Getty Images

Mundial de EE.UU. (1994)

Para el siguiente Mundial, la selección alemana quiso seguir bajo un diseño llamativo, manteniendo los colores de la bandera en la camiseta blanca, pero esta vez en la zona inmediatamente bajo el cuello y en formato de rombos. El cuello, en forma de V, también se sumó a la moda de los colores (negro, amarillo y blanco), así como una parte del pantalón que en su mayoría era negro ¿La novedad? Por primera vez, los nombres de los jugadores fueron estampados en la espalda. A pesar de que el modelo seguía la línea del mundial de Italia, la suerte en lo futbolístico no se repitió, ya que Alemania fue eliminado en cuartos a manos de Bulgaria.

Rudi Voller fue uno de los referentes de aquella selección que disputó el mundial en EEUU. - 1994 Getty Images

Mundial de Francia (1998)

En Francia, la Mannschaft regresó definitivamente a un estilo más tradicional, bajo una camiseta blanca, con cuello clásico en V en negro y solamente tres líneas delgadas (con los colores de la bandera) a la altura del pecho. Además, incluyeron las estrellas de la Copa del Mundo sobre el escudo: tres estrellas y cada una con un color de la bandera. Todo un detalle e innovación para aquella época. El número de la camiseta se ubicó, no solamente en la espalda, sino que también en la parte delantera (en tamaño pequeño). Al igual que el mundial anterior, la selección alemana -capitaneada por Jürgen Klinsmann- no pudo pasar de cuartos de final, ya que cayó derrotada ante Croacia (0-3). Con esta camiseta Lothar Mäthaus se despidió de los mundiales.

Jürgen Klinsmann fue el capitán de Alemania durante el Mundial de Francia 1998. - 1998 Getty Images

Mundial de Corea-Japón (2002)

Para disputar el Mundial en Asia y dejar atrás sus últimas participaciones, Alemania optó por eliminar los rombos coloridos o las grandes rayas y se inclinó por una camiseta blanca lisa-tradicional, con cuello y pantalones negro y medias blancas. Aún así, mantuvo las estrellas mundialistas en colores y el número en la parte delantera. Aquel regreso al modelo clásico, los llevó a la final del Mundial ante Brasil, pero fue la selección sudamericana quien se quedó con la ansiada Copa en desmedro de los pupilos de DT Rudi Völler. En aquella versión, el arquero alemán, Oliver Kahn, se llevó el balón de oro por sus grandes atajadas.

Michael Ballack y Dietmar Hamann fueron parte de las figuras alemanas en el Mundial de Corea-Japón. - 2002 Getty Images

Mundial de Alemania (2006)

En casa la sobriedad manda. Por ello, Alemania repitió un diseño clásico con una camiseta blanca con unas sutiles líneas de colores (roja y amarilla) a los costados. Y los pantalones, aunque mantuvieron el tradicional color negro, también incluyeron aquellas líneas.

El número de la camiseta si bien se conservó en la parte delantera, se movió de lugar y se ubicó en la parte superior derecha (al otro lado del escudo del país) ¿Y cómo le fue? Se ubicó en la tercera posición al ganarle (3-1) a Portugal. El goleador de la cita mundialista fue el artillero alemán, Miroslav Klose, imponiéndose a figuras como Ronaldo o Zidane.

Lukas Podolski fue una de las figuras de la "Mannschaft" en el Mundial de 2006. - 2006 Getty Images

Mundial de Sudáfrica (2010)

Siguiendo el modelo tradicional, en Sudáfrica 2010, la selección al mando del DT Joachim Löw, utilizó una camiseta blanca con tres rayas (de colores de la bandera) en el costado izquierdo. El número se repitió en el lado derecho, justo frente del escudo (lado derecho) que en esta ocasión estuvo cubierto de negro con delineaciones doradas. No tuvo el éxito esperado la Mannschaft, pero se quedó con el tercer lugar al ganarle a Uruguay por 3-2 bajo la capitanía del bávaro Philipp Lahm.

En esta ocasión el número de los jugadores nuevamente se ubicó en el lado derecho. - 2010 Getty Images

Mundial de Brasil (2014)

Si lo clásico no da resultados, pues Alemania regresó al color ¡Y vaya que resultó! Con una camiseta blanca, pero donde el color rojo -con una degradación de mayor a menor a la altura del pecho- se tomó el modelo mundialista de 2014. Además, los pantalones dejaron el clásico negro para dejarse seducir por el blanco (al igual que la medias, aunque en la parte alta disfrutaron del negro y rojo). Las mangas de la camiseta también fueron investidas de un rojo opaco en sus extremos. Esta cambio, trajo consigo la cuarta Copa del Mundo ante la Argentina de Leo Messi (0-1) ¿El autor del gol? Mario Götze en el minuto 113 de partido (prórroga) desató la locura alemana.

Con ese modelo de camiseta Mario Götze puso la única conquista en la final ante Argentina en la final del Mundial de 2014. - 2014 Getty Images

Mundial de Rusia (2018)

En el último Mundial, Alemania realizó una reminiscencia de la camiseta de Italia 90', pero sin incluir los vistosos colores de aquella época y prefiriendo las tonalidades negras y grises. En la zona de las mangas, reaparecieron las franjas negras en la parte superior. En el fondo una mezcla entre toques "retros" y un modelo moderno, conservando, eso sí, las cuatro estrellas (en negro) de los mundiales conquistados. Sin embargo, aquella innovación retro/moderna -en homenaje al equipo del mundial de Italia- no tuvo los resultados esperados.

El 11 de noviembre de 2019 se presentó el nuevo uniforme y camiseta de la selección de Alemania para la EURO 2020.

La selección alemana previo al partido ante México por la Fase de Grupos. - AFP/Getty Images