Borussia Dortmund y Schalke nos ofrecieron uno de los partidos del año, al menos en cuanto a emoción se refiere. Pese al gran comienzo del Dortmund, adelantándose 4-0 en el marcador, y cuanto todo parecería perdido, el equipo de Tedesco consiguió remontar el partido hasta empatar. Todo eran sonrisas y felicidad en el equipo visitante al final del encuentro. Pulse en el vídeo para revivir la montaña rusa emocional que fue este partido.