Resumen

  • Los directivos bautizaron a su club en referencia a la palabra “Werder”: isla en el río (Weser).
  • A finales del siglo XIX un grupo de estudiantes disputó, en una pequeña isla del río Weser, su primer partido.
  • El actual estadio del Werder Bremen, el Weserstadion, se ubica precisamente a los pies de aquel histórico sitio.

La historia del Werder Bremen no se puede explicar sin la ciudad que lo alberga (Bremen). Están unidas e identificadas desde la primera vez que corrió una pelota por sus tierras, cuando un puñado de estudiantes disputaron un partido en una isla del río Weser.

El SV Werder Bremen es uno de los equipos que derrocha más tradición en la Bundesliga. Tanto la fecha como las características de su fundación es toda una particularidad en la rica historia del fútbol alemán. Todo nació cuando un grupo de jóvenes estudiantes del instituto decidieron jugar un partido de fútbol en un lugar muy particular en la ciudad de Bremen: en una isla situada en pleno corazón del río Weser. Seguro que aquellos muchachos no dimensionaron su aporte al fútbol alemán.

¡Conozca a Wynton Rufer, la máquina goleadora del Werder Bremen en los noventa!

Es por ello que la palabra “Werder” ("Isla en el río" en germano antiguo) apela a aquella hermosa historia de la ciudad de Bremen. Así nace, hacia finales del siglo XIX, específicamente el 4 de febrero de 1899, el Fussballverein Werder Bremen (posteriormente pasará a llamarse oficialmente Sportverein Werder Bremen). Su primer partido oficial ocurrió siete meses posterior a su fundación en septiembre de 1899 ante el hoy extinto ASC 1898 Bremen, partido en el cual consiguió de paso su primera victoria por la cuenta mínima. De allí en adelante, el cuadro Verdiblanco participó en diversas competiciones locales, regionales hasta que tuvo el honor de contribuir en la fundación de la Bundesliga en 1963.

Los aficionados del Werder Bremen recorren la ribera del río Weser para llegar a su histórico estadio. © gettyimages / Stuart Franklin

Weserstadion, a la orilla del río

Pero su historial -siempre ligado a la ciudad- es más potente aún cuando recordamos el nacimiento de su estadio, el Weserstadion, en 1909. El lugar escogido por los directivos y socios de la época fue justamente a los pies del río Weser y a metros, entonces, de aquel primer partido de fútbol en la isla del río. Por ende, club, ciudad e historia van ligados de la mano como una seña indiscutible de sus acervo futbolístico. No se puede explicar la trascendencia e historia del SV Werder Bremen si no conocemos el aporte de sus habitantes. Pero hay un lugar en el Weserstadion que es el corazón de la hinchada, la famosa Ostkurve en donde semana a semana miles de aficionados verdiblancos alientan desde décadas al Werder Bremen.

Reviva el último gol del peruano Claudio Pizarro con la camiseta del Werder Bremen

Parte de la historia de Los Verdiblancos también se cuenta a través de sus rivales. Este es el caso del Hamburger SV con quienes han desarrollado una sana rivalidad desde 1927, dando vida al famoso Nordderby (Derby del Norte) de la Bundesliga. Y en los últimos años, el Werder Bremen ha aumentado su potente identidad con la popularidad que alcanzó su himno oficial Lebenslang Grün-Weiss (Larga vida al verde-blanco), canción que salió a los oídos de los aficionados por primera vez en 2004, pero que en 20008 se reeditó con gran éxito con las voces de algunos jugadores como los brasileños Diego y Naldo.     

Sin duda, que la historia del SV Werder Bremen está llena de pasajes que han hecho al club del norte de Alemania uno de los más importantes de la Bundesliga. Aquellos jóvenes que en 1899 jugaron aquel partido en la isla del río nunca pensaron que pasarían a la historia del fútbol alemán y europeo.