Resumen

  • Ribéry y Lewandowski (tres goles) fueron una pesadilla para el Jena.
  • Arturo Vidal también marcó gol y se las tuvo que ver con la madera dos veces.
  • Hummels entró en el segundo tiempo y marcó de cabeza el 0:5.

Dejó claro desde el principio que iba a por la victoria con todo, y la verdad es que no hubo color. El FC Bayern München se impuso con gran superioridad al Carl-Zeiss Jena (0:5), que aguantó como pudo los mazazos de un inspirado Bayern.

El marcado sabor hispano del FC Bayern München se dejó notar en la cita copera de Jena, con un once titular en el que Javi Martínez, Rafinha y Juan Bernat estuvieron muy activos, junto a un Arturo Vidal que anotó gol y se topó varias veces con los postes.

Nunca se sabrá si Carlo Ancelotti lo pidió expresamente en el vestuario antes de saltar al campo sus chicos, pero lo cierto es que salieron como un rodillo, apabullando al rival. Muestra de ello es que el primer gol llegó en el minuto 3 con Robert Lewandowski.

El Bayern mantuvo de nuevo su filosofía de control de la posesión, manejando los tiempos del partido a su antojo, pues la presión alta de la escuadra muniquesa sobre la primera línea incomodó sobremanera al Jena.

Destacó un rejuvenecido Ribéry, protagonista por la banda izquierda. El galo fue el autor del pase –con el exterior- para Lewandowski, quien aprovechó un despeje fallido de su par y anotó el 0:2.

Al filo del descanso aún tuvo tiempo Lewy de rematar del todo el partido, cuando recibió la pelota en el balcón del área en el minuto 43 y anotó el 0:3 con seguridad.

Goles y disparos al poste

El descanso le sirvió al Jena para reaccionar y salió a por todas en el segundo tiempo, obligando al Bayern a desempolvar su juego defensivo y demostrar sus tablas, aunque sin crear verdaderamente sensación de peligro.

Juan Bernat reclamó sus galones en el minuto 51 con un jugadón por la banda, pero su chut salió demasiado cruzado. Por su parte, Arturo Vidal se encontró con el larguero en el minuto 64, cuando cazó el rechace del portero tras un potente disparo de Ribéry.

En el minuto 72 tuvo más fortuna el chileno, y es que llegó al segundo palo acompañando a Lewandowski - sublime esta noche-, quien le pasó en boca de gol y Vidal no perdonó y firmó el 0:4.

Aún pudo anotar otra diana en el 74 Arturo Vidal, pero su disparo –a pase de Green- impactó con el poste. No tuvo tiempo de más Vidal, y es que fue sustituido en el 77 tras recibir un pisotón.

La goleada fue redondeada con un testarazo de Mats Hummels que supuso el 0:5 definitivo, en un saque de esquina botado por Kimmich. Hummels había entrado previamente en el minuto 51 en sustitución de Javi Martínez.