Resumen

  • Si bien Liverpool parte como favorito, el TSG Hoffenheim tiene varias cosas a su favor, y los Reds unas cuantas en su contra.
  • A pesar de conocer a fondo a la Bundesliga, Jürgen Klopp no se sabe los trucos que guarda el TSG de Julian Nagelsmann.
  • Compare y contraste a los dos rivales antes de la segunda parte de la repesca de la Champions League.

La ida dejó un balance negativo a remontar para el TSG Hoffenheim, en su pujar por jugar en su primera Champions League. Pero no todo es negativo, los de Nagelsmann tienen bastante a su favor. Conozca diez puntos a favor del TSG.

Motivados por el debut

El TSG Hoffenheim está haciendo su primera aparición en Europa, y quiere que cuente. Habiendo dejado un buen sabor en el juego de ida, a pesar de la derrota, los dirigidos por Julian Nagelsmann tienen al favor esa convicción de querer ser la sorpresa, y dejar por fuera de la Champions League al Liverpool de Jürgen Klopp, toda una hazaña.

Innovación como norma

Estar a la vanguardia tecnológica le supone a Nagelsmann más herramientas para fortalecer aún más a su plantilla. Entrenamientos de visión periférica, el famoso Footballnaut y pantallas gigantes en el campo de prácticas, son útiles para pulir a un equipo brillante.

Una contra letal

La velocidad es un arma que el TSG sabe aprovechar. Sus contragolpes hicieron estragos en la Bundesliga la temporada pasada, y querrán tomar mal parada a la retaguardia de los de Klopp, la cual no es particularmente conocida por retroceder con la misma facilidad con la que avanza.

>>Siga el partido y todos los detalles junto a Bundesliga en Español<<

Una plantilla profunda

La plantilla es holgada, y cuenta con suficientes recambios para tanto brindarle opciones y alternativas a Nagelsmann, como para poder rotar libremente, y así descansar a sus figuras más importantes. Ello le da flexibilidad y frescura al Hoffenheim para momentos como estos.

Nada que perder

Con un cupo en la Europa League asegurado, el TSG Hoffenheim afronta este encuentro como una oportunidad de aumentar la ganancia. Pero, si no logran el cometido, seguirán vivos en el fútbol continental, lo cual es lo importante para los debutantes en torneos regionales.

Serge Gnabry es la gran apuesta de los locales para desequilibrar el marcador. La potencia y la calidad están asegurada con el alemán. © imago

Liverpool, con toda la presión

Jürgen Klopp y sus jugadores saben que son los favoritos para hacerse con ese puesto en la Champions League. Eso puede jugarles en contra, ya que cualquier resultado adverso les obliga a jugar con más apuro que calma, algo potencialmente letal contra un equipo como el Hoffenheim. Más en casa, donde la afición, nerviosa, podría añadir una carga anímica adicional.

Una banca roja y lesionada

La plantilla del Liverpool no es tan amplia como la del Hoffenheim, lo que de por sí dificulta el alterar el esquema de juego. Pero si se le añade que varias figuras son propensas a lesionarse, y que se encuentran fuera de disponibilidad de momento, y el panorama luce un poco mejor para Hoffenheim.

>>Conozca en profundidad al técnico Julian Nagelsmann el técnico más joven de la Bundesliga<<

Viejos conocidos

Muchos jugadores del Liverpool vienen de la Bundesliga, y son viejos conocidos para los de Nagelsmann. Emre Can, Loris Karius, Joel Matip, Roberto Firmino, y Ragnar Klavan militaron varios años en el fútbol alemán, por lo cual la plantilla del TSG sentirá algo de familiaridad en este nuevo e internacional rival. Incluso, Roberto Firmino arribó a Liverpool proveniente del mismísimo Hoffenheim.

El desgaste del TSG

El Gegenpressing ya no es firma única de Jürgen Klopp, convirtiéndose en un estándar del fútbol alemán. El TSG Hoffenheim tiene una increíble velocidad física que demostró en Sinsheim durante la ida, y que junto a un buen entendimiento táctico de lo que plantearán los ingleses, podría inhabilitar la planificación inicial del Liverpool. Poco ayuda el tipo de desgaste que obliga el jugar contra un rival como el Hoffenheim: cansancio físico y desorganización táctica como consecuencia.

Porterías contrastadas

Mientras que el Hoffenheim cuenta plenamente con Oliver Baumann como su indiscutido número uno, incluso siendo uno de los líderes y estrategas sobre el campo, el Liverpool cuenta con dos guardametas que, pese a sus cualidades, no terminar de establecerse firmemente bajo los postes de los Reds, cosa que da la sensación de punto débil entre los tres palos.