A nadie sorprende ver un torso completamente tatuado ni la presencia de llamativos motivos en brazos, espalda o piernas. Lo que sí es común es que a uno le asalte la pregunta ¿Qué significado tiene? ¿Cuándo se lo hizo? ¿Siempre se tatúa en el mismo sitio? Nos adentramos en los impresionantes tatuajes que colorean la Bundesliga de la mano de Arturo Vidal, James Rodríguez o Marco Reus.

Arturo Vidal - Bayern Múnich

La tinta en la piel como estilo de vida, poniendo en negro sobre blanco y a la vista del respetable aquellos elementos que caracterizan a Arturo Vidal: su familia y el esfuerzo como actitud vital.

El volante chileno es un absoluto fanático de los tattoos y estrena tatuaje casi año a año, de modo que la lista es casi innombrable. El último es una imponente creación de enero de 2018 que abarca toda su espalda y en el que se puede leer “Gracias Dios” –además de otros motivos–  y que recoge su manifiesta y profunda creencia religiosa.

Como espejo de su vida, la familia de Vidal ocupa un lugar preeminente en sus grabados. Además de una catrina con su mujer, en el antebrazo derecho aparece el nombre de su hijo, en el izquierdo el nombre de un sobrino y en la parte posterior del brazo derecho rinde homenaje a su madre.  

Sus otras pasiones también ocupan un espacio destacado. Su pasión por los caballos se tradujo en un tatoo en el torso; su actitud de vida en lo personal y lo profesional aparece escrita en el cuello en inglés: “Nunca te rindas”; y su amor por Chile le llevó a tatuarse la Copa de América conseguida con La Roja en una pantorrilla.  

Bonus: una bomba de insulina. Su hijo es diabético y se lo tatuó para apoyar la cobertura universal sanitaria en Chile de la diabetes.

En la imagen: Arturo Vidal. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

James Rodriguez -Bayern Múnich

Seis son los tatuajes del colombiano James Rodríguez. El cafetero plasmó su tesón y fuerza de voluntad por medio de un pez koi, que simboliza su lucha ante las adversidades.

Su devoción por su familia domina en sus tatuajes. En su antebrazo derecho luce los nombres de su hija, su madre, su esposa y su hermana. Igualmente su profunda fe católica la muestra con orgullo por medio de dos inscripciones: una frase en el brazo izquierdo (“Cuando una persona inclina su cabeza ante Dios, Dios se la corona”) y un rostros de Jesucristo en el gemelo izquierdo.

Bonus: En el pecho, a la altura del corazón, presenta una elegante corona.

En la imagen: James Rodríguez © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Marco Reus - Borussia Dortmund

Quizá no sea lo más original, pero no hay dudas acerca de cuándo nació y de la grafía exacta de su nombre: Marco Reus inscribió en su antebrazo izquierdo su nombre y la fecha de su nacimiento.

Los diseños que decoran su piel se concentran en su brazo izquierdo. En el antebrazo presenta una mano que sostiene una pulsera con varias iniciales y a la que se aferra una manita de bebé, superpuesto todo ello sobre un gran reloj. Una frase en inglés se lee alrededor de su bíceps, “La mayor aventura que puedes afrontar es vivir tus sueños”.

Bonus: En ocasiones se tapa su muñeca izquierda con una banda para ocultar un tatuaje con motivos similares a flores. En la zona interior del codo una espiral de llamadas conecta la frase del bícep con los tattoos del antebrazo.

En la imagen: Marco Reus © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Maximilian Philipp - Borussia Dortmund

El joven Maximilian Philipp es otro futbolista conquistado por los tatuajes. La familia también toma un papel central en el caso de este delantero llamado a tomar el testigo de Marco Reus.

El propio jugador describió el significado de sus tatuajes: “El león me representa a mí. Las tres bandas están dedicadas a mis padres, la cruz en mi espalda a mis abuelos”.

En la imagen: Maximilian Philipp © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Jérôme Boateng - Bayern Múnich

Múltiples son los aspectos de su vida que inmortaliza en su piel Boateng. Su familia es un elemento ubicuo: En su espalda se leen los 21 apellidos de su árbol genealógico; los nombres de sus hijos aparecen esculpidos en la cara interior de su bíceps derecho, así como unas pequeñas pisadas y sus fechas de nacimiento; en su omoplato derecho aparece una imagen de su hermana. El contorno de Ghana, país de su padre, puede verse en su bíceps izquierdo (un motivo que comparte con sus hermanos Kevin-Prince y George).

En cuanto a su valores, en uno de sus brazos puede leerse "Agyenim", su segundo nombre, así como las palabras en inglés “creer” y “confianza”, rodeadas por grandes elementos decorativos.

Por último, su vocación futbolística tiene su reflejo en la copa del mundo y en la palabra “Maracana”, por el mítico estadio donde se proclamó campeón del mundo en 2014.  

En la imagen: Jérôme Boateng © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Raúl Bobadilla - Borussia Mönchengladbach

Absolutamente todos los tatuajes de Raúl Bobadilla hacen referencia a su familia. En su garganta pueden verse las iniciales de sus dos abuelos, Raúl y Marcelo. Sus padres le acompañan en el torso: en el pecho izquierdo aparece el rostro de su madre y en el derecho su padre. En su antebrazo derecho luce el nombre de una sobrina fallecida.  

En la imagen: Raúl Bobadilla © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Carlos Salcedo - Eintracht Frankfurt

Su intensa fe da para escribir un rato. Literalmente. El mexicano recoge en su costado izquierdo un poema religioso de Santa Teresa de Jesús: “Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta. Sólo Dios basta”. Un tatuaje que siempre acaricia antes de saltar al campo, además de hacer la señal de la cruz.

En la imagen: Carlos Salcedo © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Charles Aránguiz - Bayer 04 Leverkusen

El Príncipe presenta su brazo izquierdo completamente tatuado, al igual que algunos tattoos en el derecho. Entre los motivos destacan elementos religiosos como la imagen de la Virgen María y Jesucristo o una cita de carácter bíblico, así como varios nombres de miembros de su familia.

En la imagen: Charles Aránguiz © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Kevin-Prince Boateng - Eintracht Frankfurt

Hermanastro del otro Boateng de esta serie, Jérôme. El jugador atesora tatuajes desde que tiene 15 años. Su pasión por los tattoos es tan fuerte que aunque comenzó asignando un significado a cada tatuaje llegó un momento en que ilustró su piel por motivos puramente estéticos. El propio Kevin-Prince destaca dos tatuajes por encima del resto: el rostro de su mujer e hijo y la corona en el cuello que hace honor a su nombre.

En la imagen: Kevin-Prince Boateng © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Kevin Kampl - RB Leipzig

Es el único jugador de la actual galería que no plasmó en tinta a su familia o creencias religiosas. Kevin Kampl pasea en su hombro derecho una poderosa cabeza de león, su último tatuaje. La explicación al respecto la dio el propio futbolista: “Encaja conmigo, con mi vida y mi carrera. Siempre he tenido que luchar y abrirme paso yo solo”. El otro tattoo que refleja su fuerte personalidad es una cita de James Dean en su pecho derecho, “un lema de vida para mí que me lo tatué cuando me despedí del Salzburgo”. La cita, en alemán, dice así: “Sueña como si fueras a vivir eternamente. Vive como si fueras a morir mañana”. Dos declaraciones de intenciones, tinta sobre piel.

En la imagen: Kevin Kampl © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Santiago Ascacibar - VfB Stuttgart

Hay admiraciones que trascienden la pasión. En el caso del argentino Santiago Ascacíbar, su devoción por Diego Maradona le viste la pierna derecha desde que tiene 13 años y le sirve de inspiración. Las proezas de Maradona fueron años antes de que el joven ex de Estudiantes pudiera apreciarlas en directo, pero Ascacíbar visiona vídeos de don Diego y lo tiene como una de sus grandes referencias. Además de servir como inspiración desde su pata derecha, claro.

En la imagen: Santiago Ascacíbar © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Max Meyer - FC Schalke 04

Max Meyer, futbolista de 22 años, lleva al Schalke 04 para siempre en su cuerpo. El jugador alemán tiene un tatuaje muy especial en su antebrazo derecho: el legendario futbolista español Raúl saludándolo cuando él mismo entra a un partido. La escena corresponde al partido despedida del ex delantero español en Alemania en el 2013. Antecedentes: el centrocampista juvenil producto de la cantera de Los Mineros recibió la camiseta número 7 de Raúl, que el club después de la despedida del español otorgó por primera vez a uno de sus jugadores. Un honor.

En la imagen: Max Mayer © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA